Es cla­ve un de­ba­te am­plio pa­ra me­jo­rar el re­par­to de fon­dos

Si so­lo se so­me­te a dis­cu­sión la re­vi­sa­ción de la co­par­ti­ci­pa­ción, se de­jan afue­ra otras for­mas de asig­nar re­cur­sos en­tre las pro­vin­cias, que pe­na­li­zan a al­gu­nas.

La Nueva - - ECONOMÍA | INFORME -

Un me­jor y más jus­to re­par­to de los re­cur­sos del Es­ta­do en­tre la ad­mi­nis­tra­ción cen­tral y las pro­vin­cias de­be­ría ex­ce­der a la re­for­ma de la ley de Co­par­ti­ci­pa­ción Fe­de­ral, con­clu­yó un in­for­me del Ins­ti­tu­to Ar­gen­tino de Aná­li­sis Fis­cal (IARAF).

El es­tu­dio uti­li­zó la in­for­ma­ción del Pre­su­pues­to Na­cio­nal 2017 (Ley 27.341), que in­cor­po­ra el re­par­to geo­grá­fi­co de los prin­ci­pa­les ítems que con­for­man el es­que­ma de dis­tri­bu­ción de re­cur­sos.

Así las co­sas, si so­la­men­te se con­si­de­ran las trans­fe­ren­cias au­to­má­ti­cas de fon­dos -ley de Co­par­ti­ci­pa­ción y le­yes mo­di­fi­ca­to­rias y com­ple­men­ta­rias de la mis­ma- pe­ro no los otros re­cur­sos que re­ci­ben los es­ta­dos pro­vin­cia­les por "afue­ra" de los co­par­ti­ci­pa­dos (trans­fe­ren­cias co­rrien­tes, por ejem­plo) se co­rre el ries­go de per­pe­tuar una si­tua­ción in­jus­ta, que per­ju­di­ca a al­gu­nas y be­ne­fi­cia a otras.

De es­ta ma­ne­ra, si úni­ca­men­te se to­ma en cuen­ta es­te com­po­nen­te del fe­de­ra­lis­mo ac­tual, que son las trans­fe­ren­cias por co­par­ti­ci­pa­ción, los que se fi­jan en ba­se a coe­fi­cien­tes pre­de­ter­mi­na­dos, y las nor­mas com­ple­men­ta­rias, ju­ris­dic­cio­nes co­mo Tie­rra del Fue­go, con ca­si 55.000 pe­sos por ha­bi­tan­te, Ca­ta­mar­ca, con 45.000, For­mo­sa (43.000) y La Rio­ja (38.000) se­rías las pro­vin­cias más be­ne­fi­cia­das, que­dan­do co­mo úl­ti­mas en la co­la Cór­do­ba, Men­do­za, la Ciu­dad Au­tóno- ma de Bue­nos Ai­res (CA­BA), y, en el úl­ti­mo lu­gar, la Pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res .

"En es­te pun­to en par­ti­cu- lar, hay que te­ner en cuen­ta que des­de di­ciem­bre de 2015, las pro­vin­cias de Cór­do­ba, San­ta Fe y San Luis vie­ron in­cre­men­ta­dos sus fon­dos co­par­ti­ci­pa­bles por res­ti­tuír­se­les ju­di­cial­men­te la par­te que les co­rres­pon­día del 15% de la ma­sa co­par­ti­ci­pa­ble bru­ta, que se de­traía pa­ra fi­nan­ciar a la Se­gu­ri­dad So­cial. Es­ta mis­ma de­vo­lu­ción se ex­ten­dió lue­go en 2016 al res­to de las pro­vin­cias, pe­ro de ma­ne­ra es­ca­lo­na­da en 5 años (un 20% por año); de mo­do que pa­ra 2017 el res­to de las ju­ris­dic­cio­nes es­ta­rá re­ci­bien­do un 40% de la de­vo­lu­ción de la pre­co­par­ti­ci­pa­ción (equi­va­len­te a 6 pun­tos de los 15)", ad­vir­tie­ron des­de el IARAF.

Es­te es un da­to no me­nor que tu­vo un efec­to re­le­van­te so­bre el re­par­to de re­cur­sos en­tre las pro­vin­cias.

"Pa­ra te­ner una idea de la mag­ni­tud, bas­ta men­cio­nar que Cór­do­ba, San­ta Fe y San Luis es­tán re­ci­bien­do ac­tual­men­te un di­fe­ren­cial de fon­dos res­pec­to a la si­tua­ción del res­to de las pro­vin­cias que es de $ 4.200 mi­llo­nes, $ 4.300 mi­llo­nes y $ 1.100 mi­llo­nes anua­les, res­pec­ti­va­men­te; que re­pre­sen­ta pa­ra es­tos dis­tri­tos un 6% del to­tal de su co­par­ti­ci­pa­ción pa­ra es­te año”, se­ña­ló.

Otra de las trans­fe­ren­cias que au­to­má­ti­ca­men­te se des­ti­nan a pro­vin­cias es el Fon­do Fe­de­ral So­li­da­rio (FFS), que re­pli­ca el re­par­to por ha­bi­tan­te de la co­par­ti­ci­pa­ción, pues­to que uti­li­za los coe­fi­cien­tes le­ga­les (pre­vios a los cam­bios de fi­na­les de 2015 y prin­ci­pios de 2016).

Tan so­lo una par­te

Pe­ro si se aña­den otras trans­fe­ren­cias por afue­ra de la Co­par­ti­ci­pa­ción y la FFS, el rán­king de las ju­ris­dic­cio­nes me­nos fa­vo­re­ci­das en el re­par­to de la tor­ta fis­cal se mo­di­fi­ca.

“Más allá de las trans­fe­ren­cias au­to­má­ti­cas y le­ga­les re­fe­ri­das, re­sul­ta útil con­si­de­rar el efec­to que tie­nen los prin­ci­pa­les gas­tos na­cio­na­les en te­rri­to­rios pro­vin­cia­les y que pue­den ser de­no­mi­na­dos dis­cre­cio­na­les: por un la­do las trans­fe­ren­cias co­rrien­tes que se en­vían a las pro­vin­cias tan­to pa­ra que es­tas eje­cu­ten pro­gra­mas co­rrien­tes co­mo pa­ra ac­ti­vi­da­des eco­nó­mi­cas en las ju­ris­dic­cio­nes (sub­si­dios), y por el otro la­do el gas­to de ca­pi­tal eje­cu­ta­do en ca­da ju­ris­dic­ción”, des­ta­ca­ron los téc­ni­cos del Ins­ti­tu­to con se­de en Cór­do­ba ca­pi­tal.

Aquí pue­de apre­ciar­se que los ma­yo­res mon­tos ab­so­lu­tos de es­tos gas­tos se des­ti­nan a las ju­ris­dic­cio­nes de CA­BA y Bue­nos Ai­res, y aún cuan­do se cal­cu­lan di­chas ero­ga­cio­nes en pe­sos por ha­bi­tan­te, si­gue pri­man­do el dis­tri­to Ca­pi­tal.

Tam­bién so­bre­sa­len en el ran­king pro­vin­cias de ba­ja den­si­dad po­bla­cio­nal, co­mo el ca­so de San­ta Cruz, con las trans­fe­ren­cias co­rrien­tes y La Rio­ja pa­ra los gas­tos de obra pú­bli­ca, ubi­cán­do­se de ma­ne­ra opues­ta pro­vin­cias co­mo San­ta Fe y Cór­do­ba en la co­la de la dis­tri­bu­ción.

Así las co­sas, con­si­de­ran­do de ma­ne­ra con­jun­ta los en­víos au­to­má­ti­cos a pro­vin­cias más el gas­to dis­cre­cio­nal del go­bierno na­cio­nal en trans­fe­ren­cias au­to­má­ti­cas y obra pú­bli­ca, pue­de apre­ciar­se que, me­di­do en pe­sos por ha­bi­tan­te, el ran­king ubi­ca a las pro­vin­cias de Tie­rra del Fue­go ($ 72.995 por ha­bi­tan­te), Ca­ta­mar­ca ($ 59.908), La Rio­ja ($ 57.571) y San­ta Cruz ($ 54.925) en­tre las que re­ci­ben ma­yo­res fon­dos, mien­tras que en el otro ex­tre­mo, las pro­vin­cias más­po­bla­das co­mo Bue­nos Ai­res ($ 16.240), Men­do­za ($ 23.819), Cór­do­ba ($ 26.329) y

San­ta Fe ($ 27.926), ve­ri­fi­can un me­nor ni­vel por ha­bi­tan­te.

Lla­ma­ti­va­men­te, CA­BA, en uno de los úl­ti­mos lu­ga­res del re­par­to de fon­dos co­par­ti­ci­pa­dos, pa­sa, to­man­do el to­tal de re­cur­sos, a ocu­par la sép­ti­ma po­si­ción pa­ra es­te año en la di­vi­sión de re­cur­sos pú­bli­cos.

Sin dis­cre­cio­na­li­dad

Los eco­no­mis­tas del IARAF se pre­gun­ta­ron que pa­sa­ría si to­dos los re­cur­sos se re­par­tie­ran de acuer­do con las re­glas pre­fi­ja­das por la ley de Co­par­ti­ci­pa­ción Fe­de­ral, es de­cir, eli­mi­nan­do las trans­fe­ren­cias dis­cre­cio­na­les que el Es­ta­do cen­tral le gir a las ju­ris­dic­cio­nes me­no­res.

“Com­pa­ran­do la dis­tri­bu­ción pre­su­pues­ta­ria vi­gen­te de los gas­tos en trans­fe­ren­cias y los gas­tos de ca­pi­tal, de­ci­di­dos no au­to­má­ti­ca­men­te, con una dis­tri­bu­ción hi­po­té­ti­ca de los mis­mos en­tre las pro­vin­cias si se hi­cie­se con­for­me a la dis­tri­bu­ción au­to­má­ti­ca vi­gen­te, pue­de apre­ciar­se la mag­ni­tud de los di­fe­ren­cia­les que de­ter­mi­nan qué pro­vin­cias se es­ta­rían be­ne­fi­cian­do re­la­ti­va­men­te de di­chos en­víos dis­cre­cio­na­les”, re­la­tó el in­for­me.

Tra­du­ci­do: la di­fe­ren­cia en­tre lo que efec­ti­va­men­te re­ci­bió ca­da pro­vin­cia y lo que po­dría ha­ber re­ci­bi­do si se eli­mi­na­ra el com­po­nen­te dis­cre­cio­nal, ex­pli­ca cuan be­ne­fi­cia­da se vio di­cha pro­vin­cia con res­pec­to a es­te úl­ti­mo, ya que de ha­cer­se de acuer­do con coe­fi­cien­tes le­ga­les, hu­bie­ra re­ci­bi­do mu­cho me­nos.

Evi­den­te­men­te la más be­ne­fi­cia­da es CA­BA, pues­to que su coe­fi­cien­te efec­ti­vo en los re­cur­sos au­to­má­ti­cos es del 5,1% mien­tras que par­ti­ci­pa en un 24% de los en­víos dis­cre­cio­na­les.

Pe­ro tam­bién apa­re­ce un da­to lla­ma­ti­vo en es­ta com­pa­ra­ción, que es el de la pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res, cu­ya par­ti­ci­pa­ción efec­ti­va en los en­víos au­to­má­ti­cos es del 18,1% en la ac­tua­li­dad, mien­tras que la mis­ma sube al 28,5% en el ca­so del re­par­to de los fon­dos dis­cre­cio­na­les aquí con­si­de­ra­dos.

Las res­tan­tes pro­vin­cias “ga­na­do­ras” en es­ta com­pa­ra­ción son San­ta Cruz y Chu­but (aun­que las mag­ni­tu­des ab­so­lu­tas son mu­cho me­no­res que las de CA­BA y Bue­nos Ai­res), mien­tras que el res­to pier­de re­cur­sos en es­te ca­so hi­po­té­ti­co.

“En sín­te­sis, la ley de Pre­su­pues­to Na­cio­nal pa­ra el año 2017 po­ne en evi­den­cia que la dis­cu­sión so­bre el re­par­to de fon­dos en­tre el go­bierno na­cio­nal y los pro­vin­cia­les en pri­mer lu­gar (dis­tri­bu­ción pri­ma­ria) y en­tre ad­mi­nis­tra­cio­nes pro­vin­cia­les en se­gun­do lu­gar (dis­tri­bu­ción se­cun­da­ria) de­be abar­car de ma­ne­ra am­plia los dis­tin­tos gas­tos y trans­fe­ren­cias.

“Una dis­cu­sión so­la­men­te cen­tra­da en la co­par­ti­ci­pa­ción fe­de­ral, es­ta­ría de­jan­do de la­do otros re­cur­sos que tie­nen im­pac­to re­le­van­te en el fun­cio­na­mien­to eco­nó­mi­co del fe­de­ra­lis­mo ar­gen­tino”, ad­vir­tió el IARAF.

Des­ba­lan­ce fis­cal

Una de las ca­rac­te­rís­ti­cas del sis­te­ma de re­la­cio­nes fi­nan­cie­ras en­tre los ni­ve­les de go­bierno en Ar­gen­ti­na es el des­ba­lan­ce que exis­te en­tre las res­pon­sa­bi­li­da­des de gas­to y las po­tes­ta­des tri­bu­ta­rias.

Es así que se ob­ser­va có­mo un 76% de los re­cur­sos to­ta­les son re­cau­da­dos por la Na­ción (fren­te a un 21% de las pro­vin­cias), mien­tras que un 57% del gas­to es res­pon­sa­bi­li­dad di­rec­ta de es­te ni­vel de go­bierno (35% en el ca­so del con­so­li­da­do pro­vin­cial).

Re­sul­ta cla­ro que en es­te es­que­ma, las pro­vin­cias y mu­ni­ci­pios se ha­cen car­go de una ma­yor pro­por­ción del gas­to que la que pue­den sos­te­ner con sus po­tes­ta­des tri­bu­ta­rias pro­pias.

Más allá de las trans­fe­ren­cias au­to­má­ti­cas y le­ga­les re­fe­ri­das, re­sul­ta útil con­si­de­rar el efec­to que tie­nen los prin­ci­pa­les gas­tos na­cio­na­les en te­rri­to­rios pro­vin­cia­les . Lla­ma­ti­va­men­te, CA­BA, en uno de los úl­ti­mos lu­ga­res del re­par­to de fon­dos co­par­ti­ci­pa­dos pa­sa, to­man­do el to­tal de re­cur­sos, a ocu­par la sép­ti­ma po­si­ción.

AR­CHI­VO LA NUE­VA.

AR­CHI­VO LA NUE­VA.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.