Ex­per­tos con­si­de­ran vi­tal tra­zar mo­di­fi­ca­cio­nes en el Ré­gi­men Pe­nal Ju­ve­nil

La jue­za Na­ta­lia Giom­bi y el abo­ga­do Juan Fa­cun­do Hernández con­si­de­ran pri­mor­dial mo­di­fi­car el Ré­gi­men Pe­nal Ju­ve­nil, cum­plir con los es­tán­da­res in­ter­na­cio­na­les y ar­ti­cu­lar sis­te­mas pa­ra tra­ba­jar con el ado­les­cen­te.

La Nueva - - PORTADA - Pablo An­drés Pas­cual ppas­cual@la­nue­va.com

Ca­da vez que en un he­cho de­lic­ti­vo con­mo­cio­nan­te es pro­ta­go­ni­za­do por un ado­les­cen­te, el de­ba­te so­bre qué ha­cer con ese chi­co dis­pa­ra la po­lé­mi­ca en la opi­nión pú­bli­ca.

El reclamo de gran par­te de la so­cie­dad pro­vo­ca reac­cio­nes di­ver­sas y, ca­si siem­pre, la dis­cu­sión se li­mi­ta a eva­luar la po­si­bi­li­dad de re­du­cir la edad de impu­tabi­li­dad de los jó­ve­nes.

El Mi­nis­te­rio de Jus­ti­cia de la Na­ción im­pul­sa un pro­yec­to pa­ra re­for­mar la Ley Pe­nal Ju­ve­nil, el que en uno de sus ejes pro­po­ne ba­jar ese pi­so a los 14 años pa­ra de­li­tos gra­ves.

La jue­za bahien­se de Res­pon­sa­bi­li­dad Pe­nal Ju­ve­nil, Na­ta­lia Giom­bi, y el abo­ga­do Juan Fa­cun­do Hernández, miem­bro de la Defensoría Ofi­cial de la ciu­dad de Bue­nos Ai­res, con­si­de­ran ne­ce­sa­rio mo­di­fi­car la le­gis­la­ción, im­pues­ta a tra­vés de un de­cre­to-ley du­ran­te el úl­ti­mo go­bierno mi­li­tar, pe­ro sos­tie­nen que los es­fuer­zos tam­bién se de­ben con­cen­trar en tra­ba­jar so­bre la for­ma de con­te­ner y abor­dar al jo­ven en con­flic­to con la ley, cum­plien­do es­tán­da­res in­ter­na­cio­na­les y ga­ran­ti­zan­do de­re­chos.

Hernández, quien in­te­gra el Co­lec­ti­vo de De­re­chos de In­fan­cia y Ado­les­cen­cia, di­ce que la re­for­ma de la ley “es un te­ma que lle­va mu­chos años en nues­tro país” y que la re­gla­men­ta­ción vi­gen­te “responde al vie­jo pa­ra­dig­ma de la in­fan­cia, que es tu­te­lar. Es una ley su­ma­men­te cri­ti­ca­ble, en la que los chi­cos tie­nen me­nos de­re­chos que un adul­to”.

Agre­ga que “es ne­ce­sa­rio mo­di­fi­car­la, pe­ro las de­man­das vie­nen siem­pre de la mano de un he­cho re­so­nan­te, y a par­tir de ello se ins­ta­la que hay que ba­jar la edad de impu­tabi­li­dad”.

“Lo que tam­po­co se ha­bla es que en la ac­tua­li­dad hay chi­cos pri­va­dos de la li­ber­tad en to­do el país me­no­res de 16 años. Tam­po­co se di­ce que en la pro­vin­cia hay un ré­gi­men pe­nal pro­ce­sal que per­mi­te, en el ar­ticu­lo 64, las me­di­das de se­gu­ri­dad, con lo cual un ado­les­cen­te pue­de ser pri­va­do de la li­ber­tad si lo es­ti­ma un juez, in­clu­so con me­nos de 16”.

Giom­bi, por su par­te, coin­ci­de en la ne­ce­si­dad de la re­for­ma e in­cor­po­rar el con­cep­to de la co­rres­pon­sa­bi­li­dad.

“Es­to im­pli­ca que el de­ba­te no de­be gi­rar so­la­men­te so­bre la edad de impu­tabi­li­dad, sino tam­bién tra­ba­jar so­bre ese con­cep­to, cum­plir con los es­tán­da­res in­ter­na­cio­na­les y con la fi­na­li­dad del sis­te­ma, que es la fun­ción edu­ca­ti­va”.

Des­cri­be que en esa ta­rea no in­ter­vie­ne so­la­men­te el ám­bi­to ju­di­cial, sino que tam­bién se vin­cu­la sa­lud, edu­ca­ción, desa­rro­llo so­cial y otros ac­to­res de la comunidad.

“El Es­ta­do es el prin­ci­pal ga­ran­te y los jue­ces dis­po­ne­mos de po­cas me­di­das al­ter­na­ti­vas a la pri­sión. La idea es ar­ti­cu­lar con otras sa­li­das al­ter­na­ti­vas a la pri­va­ción de la li­ber­tad”, afir­ma.

Se­gún Hernández, la Con­ven­ción So­bre de los De­re- chos del Ni­ño y otros ins­tru- men­tos in­ter­na­cio­na­les de­ter­mi­nan que la pri­va­ción de la li­ber­tad de­be ser la úl­ti­ma op­ción.

“La­men­ta­ble­men­te, en mu­chos lu­ga­res de la Ar­gen­ti­na es la pri­me­ra, por la fal­ta de otras al­ter­na­ti­vas a dis­po­si­ción del juez u or­ga­nis­mos ad­mi­nis­tra­ti­vos. El se­gun­do mo­ti­vo es que hay mu­chas pro­vin­cias con enor­me dis­cre­cio­na­li­dad al mo­men­to de to­mar de­ci­sio­nes”.

Tan­to Giom­bi co­mo Hernández for­ma­ron par­te de las me­sas con­vo­ca­das por el Mi­nis­te­rio de Jus­ti­cia pa­ra de­ba­tir so­bre la re­for­ma de la ley.

Vul­ne­ra­bi­li­dad

La ma­gis­tra­da bahien­se afir­ma que “el 98% de los ca­sos que lle­gan al pro­ce­so pe­nal ju­ve­nil re­sul­tan ser si­tua­cio­nes de ex­tre­ma vul­ne­ra­bi­li­dad”.

Del mis­mo mo­do, ase­gu­ra que “la re­pe­ti­da frase de en­tran por una puer­ta y sa­len por otra no es tan así. Por eso el én­fa­sis so­bre la ne­ce­si­dad de mos­trar a la so­cie­dad lo que es el sis­te­ma de Res­pon­sa­bi­li­dad Pe­nal Ju­ve­nil”

Agre­ga que “con los chi­cos se tra­ba­ja, soy par­ti­ci­pe de ese pro­ce­so, si bien en la úl­ti­ma ins­tan­cia, pe­ro es cier­to que lle­gan en la si­tua­ción más vul­ne­ra­ble”.

Giom­bi in­sis­te con que “nun­ca pue­de ser la pri­me­ra me­di­da a to­mar el en­cie­rro” y que ac­ti­vi­da­des co­mo la char­la so­bre el te­ma, or­ga­ni­za­da por el De­par­ta­men­to de De­re­cho de la UNS y el Co­le­gio de Abo­ga­dos lo­cal, “es un buen ini­cio, de­mos­tran­do que nos es­ta­mos ocu­pan­do del te­ma. No de­ja­mos que los chi­cos pa­sen y lis­to”.

"El tra­ba­jo es com­ple­jo y por ello es ne­ce­sa­rio ge­ne­rar me­ca­nis­mos de ar­ti­cu­la­ción con to­dos los sec­to­res, de allí el con­cep­to de co­rres­pon­sa­bi­li­dad, que de­be es­tar pre­sen­te en es­te de­ba­te".

Hernández men­cio­na que exis­ten cua­tro ejes so­bre los que se de­be re­for­mar la le­gis­la­ción exis­ten­te.

“Lo pri­me­ro es que ha­ya una jus­ti­cia es­pe­cia­li­za­da en el te­ma. Es­to da­ría una ca­li­dad a la in­ter­ven­ción to­tal­men­te dis­tin­ta a la que exis­te hoy, don­de los chi­cos es­tán fue­ra del De­re­cho Pe­nal. Tam­bién ten­drían que im­ple­men­tar­se me­di­das al­ter­na­ti­vas a la pri­va­ción de la li­ber­tad, du­ran­te el pro­ce­so y co­mo san­ción".

El abo­ga­do ca­pi­ta­lino agre­ga que se de­ben me­jo­rar los es­ta­ble­ci­mien­tos de de­ten­ción y dis­po­ner de me­ca­nis­mos in­de­pen­dien­tes de mo­ni­to­reo de esos lu­ga­res.

“Tam­bién de­be ha­ber una co­rrec­ta ar­ti­cu­la­ción en­tre el sis­te­ma pe­nal y de pro­tec­ción de de­re­chos, que son los or­ga­nis­mos ad­mi­nis­tra­ti­vos y de po­lí­ti­cas so­cia­les”.

Uno de los ejes de la re­for­ma ten­dría que gi­rar so­bre la me­jo­ra de los lu­ga­res de de­ten­ción y me­ca­nis­mos in­de­pen­dien­tes de mo­ni­to­reo de esos es­ta­ble­ci­mien­tos.

SE­BAS­TIÁN CORTÉS-LA NUE­VA.

Hernández y Giom­bi con­si­de­ra­ron que la pri­va­ción de la li­ber­tad de­be ser el úl­ti­mo re­cur­so al que se de­be ape­lar res­pec­to del chi­co en con­flic­to con la ley.

Am­bos afir­ma­ron que es ne­ce­sa­ria la mo­di­fi­ca­ción de la ley.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.