Los su­ce­sos del úl­ti­mo año ero­sio­na­ron la salud de Ti­ne­lli, quien re­nun­ció a sus car­gos en el fút­bol

La Nueva - - PARA EMPEZAR -

DES­DE SU círcu­lo cer­cano y de otro más dis­tan­te coin­ci­die­ron en ad­mi­tir que la “frus­tra­ción” de cam­biar la AFA, asis­tir al des­pe­di­do de Ed­gar­do Bau­za y la des­gas­tan­te ne­go­cia­ción po­lí­ti­ca que dis­pa­ró aquel 3838, pu­die­ron re­per­cu­tir en la salud pa­ra que Mar­ce­lo Ti­ne­lli re­nun­cia­ra a sus car­gos en el fút­bol. “Lo que pa­só no es por es­tas dos se­ma­nas (en las que es­tu­vo co­mo se­cre­ta­rio de Se­lec­cio­nes), del 38-38 pa­ra acá mu­chas si­tua­cio­nes lle­va­ron a Mar­ce­lo a to­mar es­ta de­ci­sión. Uno de los te­mas que to­mó con mu­cha pa­sión era cam­biar el fút­bol ar­gen­tino y si por cir­cuns­tan­cias no la pue­de ha­cer es una frus­tra­ción”, sos­tu­vo Ma­tías Lam­mens, pre­si­den­te de San Lo­ren­zo y ami­go del con­duc­tor de TV. A su vez, Ar­man­do Pé­rez, quien in­te­gró la Jun­ta Nor­ma­li­za­do­ra, di­jo que “Mar­ce­lo tu­vo pi­cos de es­trés y de pre­sión im­por­tan­tes”.

NA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.