EE.UU. exi­gió en la ONU más pre­sión so­bre Co­rea del Nor­te

Lla­mó a en­fren­tar la ame­na­za nu­clear que plan­tea el go­bierno nor­co­reano, ex­hor­tan­do a Pe­kín a ejer­cer su in­fluen­cia so­bre su alia­do Pyong­yang y evi­tar “con­se­cuen­cias ca­tas­tró­fi­cas”.

La Nueva - - EL MUNDO -

ANTE EL CON­SE­JO DE SE­GU­RI­DAD

Es­ta­dos Uni­dos re­cla­mó ayer en la ONU más pre­sión so­bre Co­rea del Nor­te pa­ra for­zar al país a aban­do­nar su pro­gra­ma nu­clear, un lla­ma­mien­to al que Chi­na y Rusia res­pon­die­ron de­fen­dien­do que el diá­lo­go es la úni­ca sa­li­da po­si­ble.

“Da­da la cre­cien­te ame­na­za, ha lle­ga­do el mo­men­to de que to­dos pon­ga­mos nue­va pre­sión so­bre Co­rea del Nor­te”, di­jo el se­cre­ta­rio de Es­ta­do es­ta­dou­ni­den­se, Rex Ti­ller­son, al Con­se­jo de Se­gu­ri­dad de Na­cio­nes Uni­das.

En su pri­me­ra vi­si­ta a la se­de de la ONU, Ti­ller­son in­sis­tió en que Co­rea del Nor­te re­pre­sen­ta “el asun­to de se­gu­ri­dad más acu­cian­te del mun­do” y de­fen­dió que la co­mu­ni­dad in­ter­na­cio­nal ne­ce­si­ta ac­tuar de for­ma ur­gen­te y ha­cer­lo de for­ma más con­tun­den­te que has­ta aho­ra.

“Du­ran­te los úl­ti­mos 20 años, los es­fuer­zos bie­nin­ten­cio­na­dos (...) han fra­ca­sa­do”, di­jo Ti­ller­son, re­cal­can­do que el tiem­po de la “pa­cien­cia es­tra­té­gi­ca se ha aca­ba­do”.

En las úl­ti­mas se­ma­nas, el Go­bierno de Donald Trump ha ve­ni­do en­du­re­cien­do su men­sa­je con­tra el Go­bierno nor­co­reano, ad­vir­tien­do so­bre la po­si­bi­li­dad de un con­flic­to ar­ma­do, y de­jan­do cla­ra su dis­po­si­ción a uti­li­zar la fuer­za si es ne­ce­sa­rio.

Ti­ller­son in­sis­tió ayer en esa idea, sub­ra­yan­do que las he­rra­mien­tas di­plo­má­ti­cas y fi­nan­cie­ras de­ben es­tar res­pal­da­das por una “dis­po­si­ción a con­tra­rres­tar la agre­sión nor­co­rea­na con ac­cio­nes mi­li­ta­res”.

“Pre­fe­ri­mos una so­lu­ción ne­go­cia­da a es­te pro­ble­ma. Pe­ro es­ta­mos com­pro­me­ti­dos a de­fen­der­nos a no­so­tros y a nues­tros alia­dos”, ex­pre­só.

Ti­ller­son des­ta­có que la “ame­na­za de un ata­que nu­clear so­bre Seúl o To­kio es real” y con­si­de­ró que so­lo es cues­tión de tiem­po que Co­rea del Nor­te desa­rro­lle las ca­pa­ci­da­des ne­ce­sa­rias pa­ra al­can­zar el te­rri­to­rio es­ta­dou­ni­den­se.

“Ur­jo a es­te Con­se­jo a ac­tuar an­tes de que Co­rea del Nor­te lo ha­ga”, di­jo.

En con­cre­to, EE.UU. quie­re un “nue­vo en­fo­que” con más “pre­sión di­plo­má­ti­ca y eco­nó­mi­ca” so­bre el go­bierno de Kim Jong-un, que ya es ob­je­to de du­ras san­cio­nes en el Con­se­jo de Se­gu­ri­dad.

Así, Ti­ller­son abo­gó por que to­dos los paí­ses sus­pen­dan o re­duz­can sus re­la­cio­nes di­plo­má­ti­cas con Co­rea del Nor­te y por au­men­tar su “ais­la­mien­to fi­nan­cie­ro” con nue­vas san­cio­nes, in­clui­das más res­tric­cio­nes comerciales.

A la ho­ra de pre­sio­nar a Pyong­yang, Ti­ller­son re­cor­dó que Chi­na tie­ne una res­pon­sa­bi­li­dad úni­ca, al ser el prin­ci­pal so­cio co­mer­cial del país y man­te­ner una im­por­tan­te in­fluen­cia allí.

Chi­na pro­pu­so que Co­rea del Nor­te sus­pen­da sus prue­bas ar­ma­men­tís­ti­cas y que, a su vez, EE.UU. y Co­rea del Sur aban­do­nen sus ejer­ci­cios mi­li­ta­res en la re­gión.

REUTERS

Rex Ti­ller­son pre­si­dió por pri­me­ra vez una reunión mi­nis­te­rial de los 15 miem­bros del Con­se­jo de Se­gu­ri­dad de la ONU.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.