La Igle­sia ins­tó a re­zar por la paz en Ve­ne­zue­la

La Con­fe­ren­cia Epis­co­pal se su­mó al pe­di­do del Va­ti­cano pa­ra que se suspenda la nue­va Cons­ti­tu­yen­te.

La Nueva - - EL PAÍS -

AN­TE LA GRA­VE CRI­SIS INS­TI­TU­CIO­NAL

La Con­fe­ren­cia Epis­co­pal Ar­gen­ti­na (CEA) se su­mó ayer al pe­di­do que for­mu­ló el Va­ti­cano pa­ra que se suspenda "se evi­ten o se sus­pen­dan las ini­cia­ti­vas en cur­so co­mo la nue­va Cons­ti­tu­yen­te" en Ve­ne­zue­la, y lla­mó a orar jun­to al pa­pa Fran­cis­co por la paz en ese "país her­mano" en me­dio de la gra­ví­si­ma cri­sis po­lí­ti­ca, eco­nó­mi­ca y so­cial que atra­vie­sa la na­ción go­ber­na­da por el cha­vis­ta Ni­co­lás Ma­du­ro.

Los obis­pos ar­gen­ti­nos re­no­va­ron ade­más su "apo­yo y cer­ca­nía a la Igle­sia ve­ne­zo­la­na" y ad­hi­rie­ron al pro­nun­cia­mien­to de la Con­fe­ren­cia Epis­co­pal Ve­ne­zo­la­na a ha­cer reali­dad dos ex­pre­sio­nes a las que con­si­de­ró muy hu­ma­nas y cris­tia­nas: "No ma­ta­rás" y "cul­ti­va la vi­da".

"Un 'no ma­ta­rás' fí­si­ca o mo­ral­men­te en for­ma de vio­len­cia y re­pre­sión que ge­ne­ran muer­tos, he­ri­dos y en­car­ce­la­dos, y un 'cul­ti­va la vi­da' en me­dio del pue­blo por la so­li­da­ri­dad que com­par­te el pan, el me­di­ca­men­to, la vi­da en co­mún, la ver­dad que enal­te­ce, el bien que nos ha­ce me­jo­res, la fe que siem­bra es­pe­ran­za", sub­ra­ya­ron en un co­mu­ni­ca­do.

En es­te marco, los can­ci­lle­res del Mer­co­sur se re­uni­rán hoy en la ciu­dad de San Pa­blo, Bra­sil, pa­ra discutir la com­ple­ja si­tua­ción de Ve­ne­zue­la, que se es­pe­ra sea sus­pen­di­da po­lí­ti­ca­men­te por sus so­cios de­bi­do a la cri­sis ins­ti­tu­cio­nal que atra­vie­sa el país.

Se­ría la se­gun­da vez que el blo­que re­gio­nal fundado por Bra­sil, Ar­gen­ti­na, Pa­ra­guay y Uru­guay sus­pen­de uno de sus miem­bros in­vo­can­do la 'cláu­su­la de­mo­crá­ti­ca', tal co­mo lo hi­zo con Pa­ra­guay en 2012 tras la des­ti­tu­ción del en­ton­ces pre­si­den­te Fer­nan­do Lu­go.

La Co­mi­sión Epis­co­pal Ar­gen­ti­na hi­zo su­ya la de­cla­ra­ción emi­ti­da ayer por la Se­cre­ta­ría de Es­ta­do de la San­ta Se­de, en la que ex­pre­só una vez más su "pro­fun­da preo­cu­pa­ción por la ra­di­ca­li­za­ción y el agra­va­mien­to de la cri­sis en Ve­ne­zue­la".

El Va­ti­cano tam­bién ins­tó a que "se evi­ten o se sus­pen­dan las ini­cia­ti­vas en cur­so co­mo la nue­va Cons­ti­tu­yen­te", por­que "más que fa­vo­re­cer a la re­con­ci­lia­ción y la paz, fo­men­tan un cli­ma de ten­sión y en­fren­ta­mien­to e hi­po­te­can el fu­tu­ro".

"El San­to Pa­dre, di­rec­ta­men­te y a tra­vés de la Se­cre­ta­ría de Es­ta­do, si­gue de cer­ca di­cha si­tua­ción y sus im­pli­ca­cio­nes hu­ma­ni­ta­rias, so­cia­les, po­lí­ti­cas, eco­nó­mi­cas e in­clu­so es­pi­ri­tua­les", ex­pre­só la San­ta Se­de en su co­mu­ni­ca­ción ofi­cial.

En el co­mu­ni­ca­do, el Epis­co­pa­do ar­gen­tino se unió al pue­blo ve­ne­zo­lano en es­te "mo­men­to di­fí­cil pa­ra el país her­mano" y ad­hi­rió a los pe­di­dos de ora­ción del pa­pa Fran­cis­co pa­ra que "Dios otor­gue el don de su paz".

"Sen­ti­mos más que nun­ca que las pa­la­bras que nos re­cuer­da el San­to Pa­dre: '¿Dón­de es­tá tu her­mano?', nos in­ter­pe­lan y de­ben ser tam­bién una in­vi­ta­ción al pue­blo ar­gen­tino a acom­pa­ñar el su­fri­mien­to de los ve­ne­zo­la­nos e in­ten­si­fi­car nues­tra ora­ción pa­ra que Dios otor­gue el don de su paz", sub­ra­yó.

“Que Dios y la Vir­gen ben- di­gan a Ve­ne­zue­la y que los ar­gen­ti­nos po­da­mos ha­cer to­do lo que es­té a nues­tro al­can­ce pa­ra co­la­bo­rar con los her­ma­nos que su­fren es­ta si- tua­ción", con­clu­ye­ron obis­pos de la CEA .

Más in­for­ma­ción so­bre la si­tua­ción po­lí­ti­ca en Ve­ne­zue­la, en la pá­gi­na 24. los

es muy im­por­tan­te por­que de­fi­ne un ca­mino. La ma­yo­ría con­fía en que el rum­bo que ini­cia­mos en 2015 es el co­rrec­to y que no po­de­mos re­pe­tir los erro­res del pa­sa­do", re­mar­có.

Los obis­pos ar­gen­ti­nos re­no­va­ron su "apo­yo y cer­ca­nía a la Igle­sia ve­ne­zo­la­na" y ad­hi­rie­ron al pro­nun­cia­mien­to “No ma­ta­rás” y “Cul­ti­va la vi­da”.

AR­CHI­VO LA NUE­VA.

Los obis­pos re­pli­ca­ron la de­cla­ra­ción de la San­ta Se­de, en la que se ex­pre­só la “pro­fun­da preo­cu­pa­ción por la ra­di­ca­li­za­ción y el agra­va­mien­to” del con­flic­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.