Ins­ta­la­ron la Cons­ti­tu­yen­te pe­se al re­cha­zo in­ter­na­cio­nal

El Go­bierno de Ni­co­lás Ma­du­ro desoyó, in­clu­so, el pe­di­do del Pa­pa Fran­cis­co pa­ra sus­pen­der la Asam­blea. La opo­si­ción con­ti­núa aler­ta.

La Nueva - - EL MUNDO -

El par­ti­do go­ber­nan­te de Ve­ne­zue­la ins­ta­ló ayer la po­lé­mi­ca Asam­blea Cons­ti­tu­yen­te en el Pa­la­cio Le­gis­la­ti­vo de la ca­pi­tal, en me­dio de cues­tio­na­mien­tos so­bre su le­ga­li­dad y el re­cha­zo del Con­gre­so, do­mi­na­do por la opo­si­ción.

En un am­bien­te fes­ti­vo, los asam­bleís­tas en­tra­ron a la se­de con ro­sas rojas y cua­su dros del fa­lle­ci­do lí­der Hu­go Chá­vez y el li­ber­ta­dor Si­món Bo­lí­var. Su ta­rea se­rá re­es­cri­bir la Cons­ti­tu­ción pa­ra, se­gún el pre­si­den­te Ni­co­lás Ma­du­ro, pa­ci­fi­car al país que atra­vie­sa un pro­fun­da cri­sis po­lí­ti­ca y eco­nó­mi­ca.

En me­dio de una ola de pro­tes­tas an­ti­gu­ber­na­men­ta­les que lle­va cua­tro me­ses y le ha cos­ta­do la vi­da a 120 per­so­nas, la opo­si­ción sos­tie­ne que lo que pre­ten­de Ma­du­ro im­pul­san­do el cuer­po ple­ni­po­ten­cia­rio es ex­ten­der per­ma­nen­cia en el po­der.

En los al­re­de­do­res del pa­la­cio, en don­de tam­bién se- sio­na el par­la­men­to, ca­mio­nes con mú­si­ca y cien­tos de per­so­nas con ca­mi­se­tas rojas -sím­bo­lo del ofi­cia­lis moa­po­ya­ron con ví­to­res y aplau­sos la lle­ga­da de los in­te­gran­tes de nue­vo cuer­po.

La ex­can­ci­ller Delcy Ro­drí­guez fue ele­gi­da pre­si­den­ta de la Asam­blea, mien­tras que el ex vi­ce­pre­si­den­te Aris­tó­bu­lo Is­tú­riz y el ex­fis­cal ge­ne­ral Isaías Ro­drí­guez, fue­ron de­sig­na­dos co­mo pri­mer y se­gun­do vi­ce­pre­si­den­te, res­pec­ti­va­men­te.

La opo­si­ción no par­ti­ci­pó en la elec­ción pa­ra ele­gir los 545 asam­bleís­tas, la que ca­li­fi­ca­ron co­mo un “frau­de”.

Ad­ver­sa­rios al Go­bierno pro­ta­go­ni­za­ron es­ca­ra­mu­zas con la po­li­cía en Ca­ra­cas du­ran­te una mar­cha con­vo­ca­da por la coa­li­ción opo­si­to­ra Me­sa de la Uni­dad, que fue re­pe­li­da con ga­ses la­cri­mó­ge­nos.

La ins­ta­la­ción de la Cons­ti­tu­yen­te se rea­li­za en me­dio de un fuer­te re­cha­zo in­ter­na­cio­nal, se­ria­men­te cues­tio­na­da por acu­sa­cio­nes de “frau­de” en la elec­ción el pa­sa­do do­min­go.

Ade­más, el Va­ti­cano pi­dió ayer que se suspenda la Cons­ti­tu­yen­te por fo­men­tar “un cli­ma de ten­sión” e “hi­po­te­car el fu­tu­ro”, lo que ya pi­dió Es­ta­dos Uni­dos, la Unión Eu­ro­pea y una de­ce­na de paí­ses la­ti­noa­me­ri­ca­nos que la con­si­de­ran una ame­na­za a la de­mo­cra­cia.

NA

La ex­can­ci­ller Delcy Ro­drí­guez (de ro­jo) fue ele­gi­da pa­ra pre­si­dir la Cons­ti­tu­yen­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.