Fil­ma­cio­nes re­ve­lan la vi­da se­xual de Car­los y Lady Dia­na

Un ca­nal bri­tá­ni­co lo sa­ca­rá al ai­re ma­ña­na, a se­ma­nas de cum­plir­se los 20 años de su trá­gi­ca muer­te.

La Nueva - - SOCIEDAD -

A vein­te años de la muer­te de la Lady Dia­na, y mien­tras una se­rie de do­cu­men­ta­les y li­bros in­ten­ta des­ci­frar los as­pec­tos me­nos co­no­ci­dos de su vi­da, la teo­ría so­bre un com­plot pa­ra ase­si­nar­la aún per­ma­ne­ce vi­gen­te en la me­mo­ria de mu­chos bri­tá­ni­cos.

En un re­co­rri­do de Té­lam por las ca­lles del cen­tro de Lon­dres, inun­da­das en es­tos días con imá­ge­nes re­cor­dan­do el aniver­sa­rio del fa­lle­ci­mien­to de la prin­ce­sa, Eli­za­beth Byr­ne, de 61 años, una ve­ci­na del co­que­to ba­rrio de Bel­gra­via, sos­tu­vo: “Si me pre­gun­tás si pien­so que fue ase­si­na­da, te di­ré que sí, si­go cre­yen­do que to­do es­ta­ba pla­nea­do. Si mi­rás más de cer­ca lo que pa­só, te da­rás cuen­ta de que hay mu­chos ca­bles suel­tos y hu­bo mu­chas si­tua­cio­nes sos­pe­cho­sas, en torno a su muer­te”.

Pa­ra es­ta mu­jer nun­ca se va a sa­ber la ver­dad, y por eso, di­jo, se de­be “hon­rar su vi­da y no ol­vi­dar la per­so­na que era, tan dul­ce y ama­ble, no se me­re­cía lo que le pa­só”.

Tam­bién pa­ra Ja­naan Sheikh, una mu­jer mu­sul­ma­na de 52 años que vi­ve des­de muy pe­que­ña en el ba­rrio de Mary­le­bo­ne en el cen­tro de Lon­dres, fue un ase­si­na­to pa­ra im­pe­dir que se ca­sa­ra con un mu­sul­mán, “al­go que hu­bie­ra da­ña­do gra­ve­men­te la ima­gen real”", apun­tó.

Lady Di o la “Prin­ce­sa del pue­blo” co­mo la lla­ma­ban, mu­rió el 31 de agos­to de 1997 a los 36 años, co­mo con­se­cuen­cia de un ac­ci­den­te au­to­mo­vi­lís­ti­co en el tú­nel del Pont del Al­ma, en Pa­rís, jun­to a no­vio, Do­di Al-Fa­yed de 42 años y el con­duc­tor, Hen­ri Paul.

El ac­ci­den­te ocu­rrió cuan­do el cho­fer ma­ne­ja­ba a al­ta ve­lo­ci­dad pa­ra eva­dir a los pa­pa­raz­zi.

Des­de en­ton­ces, ha ha­bi­do in­nu­me­ra­bles teo­rías so­bre las cau­sas su muer­te y la que más ha es­ta­do pre­sen­te es la hi­pó­te­sis de que la prin­ce­sa Dia­na fue ase­si­na­da.

Du­ran­te años, el pa­dre de Do­di, Moha­med Al Fa­yed, due­ño de las fa­mo­sas tien­das Ha­rrod's de Lon­dres, sos­tu­vo que Dia­na y su hi­jo fue­ron ase­si­na­dos por un com­plot de los ser­vi­cios se­cre­tos bri­tá­ni­cos.

En 2008, du­ran­te una in­ves­ti­ga­ción so­bre su muer­te, Al Fa­yed afir­mó que el ex priSe­gún mer mi­nis­tro Tony Blair, los ser­vi­cios de in­te­li­gen­cia bri­tá­ni­cos, el MI5, el MI6 y el em­ba­ja­dor bri­tá­ni­co en Fran­cia en ese mo­men­to, Mi­chael Jay, fue­ron par­te de la tra­ma.

ase­gu­ró en su mo­men­to, él sa­bía por Dia­na que el prín­ci­pe Fe­li­pe y el prín­ci­pe Car­los es­ta­ban tra­tan­do de des­ha­cer­se de ella. Tam­bién ase­gu­ró que Lady Di es­ta­ba em­ba­ra­za­da y que se ha­bía com­pro­me­ti­do con su hi­jo.

Al Fa­yed sos­tie­ne que pa­ra la mo­nar­quía bri­tá­ni­ca era in­con­ce­bi­ble que el “pa­dras­tro” del fu­tu­ro rey de In­gla­te­rra, el prín­ci­pe Gui­ller­mo, fue­se un mu­sul­mán.

Sin em­bar­go, las in­ves­ti­ga­cio­nes no res­pal­da­ron las afir­ma­cio­nes de Al Fa­yed.

Ro­bert Mark Ha­yes, un hom­bre de unos 60 años que via­ja­ba en la lí­nea Dis­trict, del me­tro de Lon­dres, con un dia­rio en la mano en cu­ya por­ta­da es­ta­ba una fo­to­gra­fía de Lady Di jun­to a sus hi­jos, sos­tu­vo “que hay que re­cor­dar a la gen­te en su me­jor mo­men­to y no en su peor mo­men­to”.

“Lo que ocu­rrió fue de­vas­ta­dor y en­cuen­tro por otra par­te de mal gus­to ha­cer un show con do­cu­men­ta­les co­mo los que han anun­cia­do es­tos días, en los que ha­blan de co­sas os­cu­ras de su pa­sa­do y de sus pro­ble­mas tan ín­ti­mos”, ex­pre­só.

Al Fa­yed sos­tie­ne que pa­ra la mo­nar­quía bri­tá­ni­ca era in­con­ce­bi­ble que el “pa­dras­tro” del fu­tu­ro rey de In­gla­te­rra, el prín­ci­pe Gui­ller­mo, fue­se un mu­sul­mán.

AR­CHI­VO LA NUE­VA.

“La Prin­ce­sa del Pue­blo”, co­mo era co­no­ci­da en­tre el pue­blo bri­tá­ni­co, mu­rió a los 36 años, cuan­do el ru­mor de que es­ta­ría es­pe­ran­do un hi­jo de su no­vio mu­sul­mán era ca­si un he­cho.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.