Un soldado de Ma­du­ro

La Nueva - - OPINIÓN -

MA­RA­DO­NA. Die­go Ma­ra­do­na afir­mó que si Ma­du­ro lo or­de­na es­tá lis­to pa­ra ves­tir­se "de soldado pa­ra una Ve­ne­zue­la li­bre" y "pa­ra pe­lear con­tra el im­pe­ria­lis­mo y los que se quie­ren apo­de­rar de nues­tras ban­de­ras". A días que Ma­cri re­ti­ró la Or­den del Li­ber­ta­dor San Martín al dic­ta­dor Ma­du­ro, por lo me­nos ha­bría que re­ti­rar­le a Ma­ra­do­na el nom­bra­mien­to de "Ciu­da­dano Ilus­tre" otor­ga­do por la Pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res, ya que a si a fun­cio­na­rios pú­bli­cos de di­cha pro­vin­cia se les prohí­be me­dian­te ley, ne­gar la dis­cu­ti­da cifra de 30 mil de­sa­pa­re­ci­dos, me pa­re­ce que una per­so­na que fue nom­bra­da ilus­tre por di­cha pro­vin­cia, no pue­de apo­yar pú­bli­ca­men­te una dic­ta­du­ra que vio­la los de­re­chos hu­ma­nos y pe­dir en­ro­lar­se co­mo soldado, lo que ade­más po­dría sig­ni­fi­car un de­li­to de le­sa hu­ma­ni­dad, ya que en Ve­ne­zue­la Ma­du­ro ha ase­si­na­do a más de 140 ci­vi­les, he­ri­do a mi­les y de­te­ni­do por opi­nar dis­tin­to a otros tantos. Es de es­pe­rar que se co­rri­ja es­ta gra­ve ofen­sa.

Ale­jan­dro Zu­ma­rán Bue­nos Ai­res

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.