Una calle trá­gi­ca

La Nueva - - OPINIÓN -

CHI­LE. A pe­sar de los reite­ra­dos pe­di­dos de se­má­fo­ros, ne­ga­dos por la co­mu­na, el vier­nes 28 de julio atro­pe­lla­ron y ma­ta­ron a un que­ri­do ve­cino: el Sr. Juan Bau­tis­ta Luz­zi. La calle Chi­le ya es una ru­ta, gran­des ca­mio­nes car­ga­dos cir­cu­lan por di­cha ar­te­ria, a los que les su­ma­mos dos lí­neas de trans­por­te pú­bli­co 500 y 519. Es­ta calle, des­de Río Ne­gro has­ta Un­diano en sus cinco pasos a ni­vel, es una ar­te­ria ve­loz, cir­cu­lan­do a mu­cha ve­lo­ci­dad, y son po­cos los que res­pe­tan a los pea­to­nes. Cru­zar es una aven­tu­ra, es co­mo cru­zar en­tre una tro­pi­lla de po­tros sal­va­jes, gen­te ma­yor, chi­cos de las es­cue­las del sec­tor, etc.

Por in­ter­me­dio de la So­cie­dad de Fo­men­to Ing. Pe­dro Pi­co se so­li­ci­tó la co­lo­ca­ción; se­gún ellos no se pue­de por ser ca­lles que ter­mi­nan en "T". No sé qué cri­te­rio tie­nen por­que no ha­ce mu­cho se co­lo­ca­ron en Do­na­do y Chi­le que tam­bién ter­mi­nan en "T".

Por fa­vor, to­mar me­di­das ur­gen­tes pa­ra evi­tar más pér­di­das de vi­das.

Rubén Ni­co­let­ti Bahía Blan­ca

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.