In­fi­ni­to por Des­cu­brir: cien­tos de chi­cos ya se su­ma­ron a la ini­cia­ti­va

La Nueva - - PARA EMPEZAR. -

En el la­bo­ra­to­rio se ana­li­zan co­mi­das e in­sec­tos, en­tre otras co­sas.

En Fa­bri­ca­ción se pue­den ha­cer au­tos a es­ca­la con con­trol re­mo­to, ar­mar to­do ti­po de ob­je­tos e in­clu­so hay im­pre­so­ras 3D y to­do ti­po de he­rra­mien­tas.

En el es­pa­cio des­ti­na­do a So­ni­do hay des­de una ra­dio has­ta ins­tru­men­tos va­ria­dos: gui­ta­rras, te­cla­dos y ba­te­ría. Y se pue­den gra­bar se­sio­nes de mú­si­ca elec­tró­ni­ca. "La in­ten­ción es que los chi­cos ven­gan dos o tres ve­ces por se­ma­na para que mas­ti­quen las ideas y el pro­ce­so sea sa­lu­da­ble", di­jo Lu­ján.

Es­te dia­rio dia­lo­gó con va­rios pa­dres en la sa­la de es­pe­ra del fla­man­te es­pa­cio.

“En prin­ci­pio no en­ten­dí bien de qué se tra­ta­ba pe­ro vi­ni­mos y des­de el pri­mer día se en­gan­chó. Lo no­to en­tu­sias­ma­do por lo que ha­ce y mu­chas ve­ces no le al­can­zan las pa­la­bras para ex­pli­car­nos so­bre las ac­ti­vi­da­des”, con­tó Ce­ci­lia Oso­rio, ma­dre de un chi­co de ape­nas 6 años.

“Lo trai­go tres ve­ces por se­ma­na por­que es­tá en­gan­cha­do con las ac­ti­vi­da­des. Nos pi­de ve­nir y yo es­pe­ro has­ta que termina”, agre­gó.

Otra ma­dre co­men­tó que se en­te­ró de In­fi­ni­to por Des­cu­brir a tra­vés de las re­des so­cia­les y que la pro­pues­ta le pa­re­ce in­tere­san­te por­que los chi­cos cuen­tan con ins­tru­men­tos y he­rra­mien­tas a las que no ac­ce­den en otros lu­ga­res.

“Ve­re­mos qué nos di­ce un vez que ter­mi­ne, por­que es la primera vez que ve­ni­mos”, di­jo Natalia Dits­ki.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.