Ve­ci­nos preo­cu­pa­dos por los ro­bos en Vi­lla Don Bos­co

La Nueva - - CLASIFICADOS -

agre­gó.

La mu­jer co­men­tó que tam­bién pa­só por si­tua­cio­nes di­fí­ci­les, in­clu­so, más pe­li­gro­sas.

“Ha­ce seis años tu­vi­mos seis asal­tos, to­dos con ar­mas”, re­cor­dó.

Se­gún ella, la pre­sen­cia po­li­cial no es ha­bi­tual en el sec­tor.

“Ha­ce ra­to que no los veo pa­sar”, di­jo, acla­ran­do que si ello ocu­rrie­ra “se no­ta­ria por la luz (de los pa­tru­lle­ros) en la no­che. Úl­ti­ma­men­te no pa­san, para na­da. Hay mu­chos pa­tru­lle­ros y en el cen­tro us­ted los ve por to­dos la­dos, co­mo tam­bién en mo­tos o ca­mi­nan­do, pe­ro en los ba­rrios es­ta­mos aban­do­na­dos”.

En la otra cua­dra, en Ca­ci­que Ve­nan­cio 1667, el 15 del mes pa­sa­do, una fa­mi­lia fue sor­pren­di­da en su ca­sa por dos per­so­nas ar­ma­das.

“Es­ta­ba abier­ta la re­ja (an­te­rior de la puer­ta prin­ci­pal) y mi hi­jo abrió, a la no­che. Lo gol­pea­ron con una cu­la­ta y se lle­va­ron cua­tro o cin­co mil pe­sos, más la compu­tado­ra. En to­tal re­pre­sen­ta­ría más de quin­ce mil pe­sos”, re­cor­dó Ru­bén Sa­ra­bia.

Al mo­men­to del he­cho “con mi mu­jer es­tá­ba­mos atrás, en el co­me­dor, y ni nos en­te­ra­mos. A mi hi­jo lo agarraron mien­tras es­ta­ba mi­ran­do la `com­pu´. Los ti­pos vi­nie­ron por la pla­ta de mi hi­jo, por­que sa­bían ha­bía ven­di­do un au­ti­to, pe­ro ha­cía tiem­po de eso”.

El hom­bre tam­bién es crí­ti­co con lo que con­si­de­ra inac­ción po­li­cial.

“Acá nun­ca pa­sa la po­li­cía. Es­tá me­dio ti­ra­do el ba­rrio, por eso los ma­lan­dras vie­nen de arri­ba (en re­fe­ren­cia al ba­rrio Ste­lla Ma­ris”.

Ru­bén ya ha­bía si­do dam­ni­fi­ca­do en su ne­go­cio de Ca­ci­que Ve­nan­cio y D'Or­bigny, a po­co más de cin­cuen­ta me­tros de su ac­tual vi­vien­da.

“Ahí me fue­ron a robar ha­ce un año, a las 3 de la ma­ña­na. Me pa­tea­ron el por­tón del ne­go­cio, pe­ro no al­can­za­ron a en­trar”, re­cor­dó Ru­bén.

El hom­bre de­jó tras­lu­cir su es­cep­ti­cis­mo

“Lo que le pa­sa a uno no tie­ne re­me­dio. Ade­más, des­pués la jus­ti­cia lo mo­les­ta más a uno que al ladrón”, fi­na­li­zó ex­pre­san­do su dis­gus­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.