Dia­be­tes

La Nueva - - CLASIFICADOS -

a es­tá dis­po­ni­ble en nues­tro país , el sis­te­ma de mo­ni­to­reo de glu­co­sa, que es una tec­no­lo­gía re­vo­lu­cio­na­ria para me­dir ni­ve­les de glu­co­sa en ni­ños y adul­tos con dia­be­tes. Es­ta no­ve­do­sa he­rra­mien­ta con­tri­bu­ye a un me­jor con­trol de la dia­be­tes, una en­fer­me­dad con ca­rác­ter epi­dé­mi­co, que afec­ta a 1 de ca­da 10 adul­tos en Ar­gen­ti­na.

El mo­ni­to­reo de la glu­co­sa, al­go que las per­so­nas con dia­be­tes de­ben rea­li­zar múl­ti­ples ve­ces al día, es un pa­so esen­cial y crí­ti­co para un ma­ne­jo ade­cua­do de la dia­be­tes, prin­ci­pal­men­te en quie­nes es­tán ba­jo tra­ta­mien­to in­ten­si­vo con in­su­li­na. Sin em­bar­go, 4 de ca­da 10 pa­cien­tes no se mi­den la glu­co­sa con la fre­cuen­cia re­co­men­da­da por su doc­tor o en­fer­me­ra por el do­lor que el pin­cha­zo les ge­ne­ra, por in­co­mo­di­dad, ol­vi­dos o fal­ta de ti­ras para la me­di­ción.

Aho­ra las per­so­nas con dia­be­tes pue­den con­tar con una al­ter­na­ti­va in­do­lo­ra y más con­ve­nien­te para mo­ni­to­rear su glu­co­sa. Con­sis­te en un sen­sor pe­que­ño, re­don­dea­do, del ta­ma­ño de una mo­ne­da de dos pe­sos, que se co­lo­ca en el bra­zo y que, mi­nu­to a mi­nu­to, mi­de la glu­co­sa en lí­qui­do in­ters­ti­cial me­dian­te un pe­que­ño fi­la­men­to que se en­cuen­tra co­lo­ca­do jus­to de­ba­jo de la piel y se man­tie­ne en el lu­gar uni­do a un par­che ad­he­si­vo.

Las per­so­nas pue­den ba­ñar­se con el sen­sor co­lo­ca­do. Con sólo acer­car el lec­tor, un dis­po­si­ti­vo si­mi­lar a un ce­lu­lar pe­que­ño, a unos 4 cm del sen­sor, se “es­ca­nea” au­to­má­ti­ca­men­te el da­to en me­nos de un se­gun­do, sin pro­vo­car do­lor, y arro­ja un his­to­rial de ni­ve­les de glu­co­sa en el tiem­po.

“El do­lor y las mo­les­tias aso­cia­das con el sis­te­ma de pin­char los de­dos la­men­ta­ble­men­te de­ter­mi­nan que los con­tro­les en al­gu­nos pa­cien­tes se reali­cen con me­nor fre­cuen­cia que la ideal, lo cual va en de­tri­men­to del ma­ne­jo óp­ti­mo de la dia­be- tes”, ex­pli­có el doc­tor León Lit­wak, ex pre­si­den­te de la So­cie­dad Ar­gen­ti­na de Dia- be­tes y miem­bro del Ser­vi­cio de En­do­cri­no­lo­gía, Me­ta­bo­lis­mo y Me­di­ci­na Nu­clear del Hos­pi­tal Ita­liano de Bue­nos Ai­res.

“Una de las ven­ta­jas de es­te

Y

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.