La lle­ga­da de la am­bu­lan­cia de­mo­ró 31 mi­nu­tos

Fuen­tes ofi­cia­les con­fir­ma­ron que el pri­mer lla­ma­do aler­tó so­bre una chi­ca caí­da que pa­de­cía un san­gra­do en la na­riz, por lo que no se le dio el es­ta­do de có­di­go ro­jo. An­te emer­gen­cias mé­di­cas lla­mar al 107 y no al 911.

La Nueva - - PORTADA -

La am­bu­lan­cia que acu­dió a aten­der a Agus­ti­na Bustos, la chi­ca de 19 años que fa­lle­cie­ra lue­go de ser apu­ña­la­da en el ba­rrio Ruc­ci, de­mo­ró 31 mi­nu­tos en arri­bar a Pie­dra­bue­na al 1700 pa­ra po­der asis­tir­la.

El da­to fue con­fir­ma­do en la vís­pe­ra por di­ver­sas fuen­tes y por el pro­pio ti­tu­lar del ser­vi­cio Siem­pre, Ni­co­lás Mu­ñoz Cru­za­do, quien se en­car­gó de ex­pli­car que las de­mo­ras se de­bie­ron a que en un pri­mer lla­ma­do al 911, so­la­men­te se di­jo que ha­bía una chi­ca caí­da con un san­gra­do por la na­riz y que nun­ca se men­cio­nó que es­ta­ba he­ri­da.

“De he­cho la he­ri­da que te­nía re­cién se des­cu­brió arri­ba de la am­bu­lan­cia que la asis­tió”, la­men­tó el fun­cio­na­rio.

La in­for­ma­ción se­rá en­via­da al Con­ce­jo De­li­be­ran­te, des­de don­de se so­li­ci­ta­ron ex­pli­ca­cio­nes so­bre el ac­cio­nar de los ser­vi­cios de emer­gen­cia, en el mar­co del cri­men que con­mue­ve a la ciu­dad.

Ve­ci­nos de la chi­ca apu­ña­la­da ase­gu­ra­ron que la am­bu­lan­cia de­mo­ró unos 45 mi­nu­tos a pe­sar de que los lla­ma­dos al 911, 107 y a la co­mi­sa­ría de Vi­lla Ro­sas eran cons­tan­tes.

La in­for­ma­ción, que se­rá re­mi­ti­da al ór­gano le­gis­la­ti­vo, afir­ma que só­lo hu­bo lla­ma­das al 911 y que la pri­me­ra se re­ci­bió a las 20.48. En la mis­ma se ex­pli­ca­ba que una chi­ca es­ta­ba caí­da y que le san­gra­ba la na­riz en Pie­dra­bue­na al 1700.

Ca­si al mis­mo tiem­po in­gre­só otro lla­ma­do des­de el Hos­pi­ta­li­to de Whi­te, que so­li­ci­tó una am­bu­lan­cia pa­ra el tras­la­do de un chi­co de 2 años con di­fi­cul­ta­des pa­ra res­pi­rar.

“Fren­te a las dos si­tua­cio­nes se ac­ti­vó el có­di­go ro­jo pa­ra dar­le prio­ri­dad al me­nor con di­fi­cul­ta­des pa­ra res­pi­rar”, con­fir­mó Mu­ñoz Cru­za­do.

Se­gún el in­for­me, a las 21.02 el per­so­nal del 911 le pre­gun­tó a la Po­li­cía que aten­día a Agus­ti­na el es­ta­do de la pa­cien­te e in­me­dia­ta­men­te se en­vió otra am­bu­lan­cia al lu­gar.

A las 21.15 se vol­vió a con­sul­tar acer­ca de la si­tua­ción y re­cién en ese mo­men­to la po­li­cía ad­vir­tió que exis­tía una emer­gen­cia de có­di­go ro­jo.

A las 21.19, es de­cir 31 mi­nu­tos más tar­de del pri­mer lla­ma­do efec­tua­do por los ve­ci­nos y a 16 mi­nu­tos de ser en­via­da, la am­bu­lan­cia arri- bó al lu­gar don­de ya­cía el cuer­po en prin­ci­pio to­da­vía con vi­da de la jo­ven Agus­ti­na Bustos.

“El per­so­nal de la am­bu­lan­cia des­cu­brió las he­ri­das de la jo­ven una vez que es­ta­ba den­tro del mó­vil, por lo que de in­me­dia­to se dio avi­so al hos­pi­tal pa­ra aler­tar acer­ca de la gra­ve­dad de la si­tua­ción”, con­fir­mó Mu­ñoz Cru­za­do.

Con­sul­ta­da por las no­ve­da­des del ca­so, la con­ce­jal Gi­se­la Ghi­glia­ni (de Uni­dad Ciu­da­da­na) men­cio­nó que es­pe­ra ob­te­ner la in­for­ma­ción per­ti­nen­te en las pró­xi­mas ho­ras .

Se tra­ta, ma­ni­fes­tó la edil, de una si­tua­ción que re­quie­re de res­pues­tas rá­pi­das y efec­ti­vas”.

Nue­va am­bu­lan­cia

Des­de el 1 de abril la Mu­ni­ci­pa­li­dad su­mó una quin­ta am­bu­lan­cia al ser­vi­cio de emer­gen­cias. Des­de 2013, só­lo ha­bía cua­tro vehícu­los pa­ra aten­der las lla­ma­das dia­rias que rea­li­zan los bahien­ses.

La es­ca­sez de mó­vi­les, jus­ta­men­te, fue da­da a co­no­cer en in­nu­me­ra­bles in­for­mes pe­rio­dís­ti­cos pu­bli­ca­dos por

“La Nue­va”.

El 17 de mar­zo de 2017 la go­ber­na­do­ra bo­nae­ren­se Ma­ría Eu­ge­nia Vidal en­vió cua­tro nue­vas am­bu­lan­cias a la ciu­dad.

No obs­tan­te, du­ran­te va­rios me­ses las uni­da­des asis­ten­cia­les per­ma­ne­cie­ron sin pres­tar ser­vi­cio por­que uno de los prin­ci­pa­les pro­ble­mas pa­sa por con­se­guir mé­di­cos y per­so­nal.

Po­ner en la ca­lle una am­bu­lan­cia le de­man­da a a la Mu­ni­ci­pa­li­dad unos 12 mi­llo­nes de pe­sos al año.

Ello, en­tre gas­tos de man­te­ni­mien­to del vehícu­lo, los se­gu­ros per­ti­nen­tes y los sa­la­rios del per­so­nal que se desem­pe­ña.

Al­gu­nos de los vehícu­los en­via­dos des­de la ad­mi­nis­tra­ción con se­de en La Pla­ta se en­cuen­tran es­ta­cio­na­dos en el pla­yón del Hos­pi­tal Mu­ni­ci­pal.

En emer­gen­cia de có­di­go ro­jo las am­bu­lan­cias no de­be­rían de­mo­rar más de 15 mi­nu­tos en lle­gar des­de la ba­se a cual­quier pun­to de la ciu­dad.

RO­DRI­GO GAR­CÍA- LA NUE­VA.

ojo de la tor­men­ta. La de­mo­ra del ser­vi­cio de am­bu­lan­cia en lle­gar pa­ra asis­tir a la jo­ven apu­ña­la­da ge­ne­ra po­lé­mi­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.