“Me ha­go car­go de lo que hi­ce, pe­ro no le pe­gué una pi­ña”

Agus­tín Trot­ta dio la ca­ra y se re­fi­rió a la ju­ga­da po­lé­mi­ca que des­na­tu­ra­li­zó el co­te­jo en­tre Ti­ro y Rosario.

La Nueva - - DEPORTES - Ser­gio Da­niel Peys­sé speys­se@la­nue­va.com

“Si, le pe­go, y me ha­go car­go de lo que hi­ce. Pe­ro no fue una pi­ña, co­mo me de­cía uno de los lí­neas (en re­fe­ren­cia al asis­ten­te Nº 1 Blas To­rres). Le­van­té el co­do para cu­brir­me y ter­mi­né gol­pean­do a Le­fi­ñir. Si ten­go que pe­dir per­dón, lo ha­go, no ten­go pro­ble­mas”.

Cual­quier otro jugador, tal vez, hu­bie­se pre­fe­ri­do no ha­blar o es­con­der­se de­trás de pre­tex­tos o ex­cu­sas, pe­ro Agus­tín Trot­ta dio la ca­ra y con­tó co­mo fue la ac­ción que lo tu­vo co­mo pro­ta­go­nis­ta ex­clu­si­vo y que des­na­tu­ra­li­zó ca­si por com­ple­to el in­tere­san­te en­cuen­tro que, has­ta ahí, cuan­do iban ape­nas 16 mi­nu­tos del pri­mer tiem­po, es­ta­ban sos­te­nien­do Ti­ro Fe­de­ral y Rosario.

El trá­mi­te era ver­ti­gi­no­so y am­bos elen­cos eran pro- fun­dos y pe­li­gro­sos, aun­que la de­ter­mi­na­ción que to­mó el 9 del con­jun­to fran­cés le subió de gol­pe la tem­pe­ra­tu­ra a un par­ti­do que tu­vo una eta­pa para ca­da uno, y que el au­ri­vio­le­ta ter­mi­nó ga­nan­do por el des­gas­te que le pro­du­jo al ri­val ju­gan­do con un hom­bre de más du­ran­te po­co más de me­dia ho­ra.

En un des­pe­je lar­go de la de­fen­sa ti­ren­se, Trot­ta mi­ró de reojo a Le­fi­ñir y, cuan­do la pe­lo­ta es­ta­ba le­jos, le apli­có un co­da­zo con su bra­zo iz­quier­do que tum­bó al 5 lo­cal. El ár­bi­tro Alfredo Tro­che y el asis­ten­te 2, Ma­rio Igle­sias, ni se per­ca­ta­ron de se­me­jan­te agre­sión.

El ba­lón ter­mi­nó en un la- te­ral, y el cuar­to ár­bi­tro, An­to­ne­lla Tac­chet­ti, ac­tuó tal cual lo es­ta­ble­ce el re­gla­men­to. En ese mo­men­to le pi­dió al asis­ten­te 1 que lla­me al juez prin­ci­pal y le in­for­mó so­bre el gol­pe que per­ci­bió.

Tro­che, co­rrec­ta­men­te, ex­pul­só a Trot­ta, pe­ro no reanu­dó el jue­go con ti­ro li­bre di­rec­to a fa­vor de Ti­ro (se hi­zo el la­te­ral en el lu­gar que se fue la pe­lo­ta) don­de se pro­du­jo la agre­sión, tal co­mo es­ta­ble­ce la re­gla 12 por con­duc­ta vio­len­ta.

“Fue una ju­ga­da común de par­ti­do, pe­ro re­co­noz­co que fui bien ex­pul­sa­do. Lo que me mo­les­ta es que di­gan que fue un gol­pe de pu­ño, na­da que ver, y que lo ha­ya vis­to Tac­chet­ti des­de 60 me­tros y no el línea que es­ta­ba a 10”, re­co­no­ció el 9 del tri­co­lor, ya más frío, en la puer­ta del ves­tua­rio vi­si­tan­te.

“Es más, Le­fi­ñir le di­jo a Blas To­rres que no había pa­sa­do na­da, que mi ex­pul­sión era exa­ge­ra­da”, ad­mi­tió Agus­tín.

A par­tir de ahí, el due­ño de ca­sa tri­tu­ró a su ad­ver­sa­rio con en­víos lar­gos y la ra­pi­dez de sus de­lan­te­ros. Y con dos go­les en dos mi­nu­tos.

En el se­gun­do pe­río­do, Tro­che no ex­pul­só a Da­mián Fer­nán­dez (con ama­ri­lla “aten­dió” mal de atrás a No­voa con una ti­je­ra) y el termómetro del co­te­jo que­dó al ro­jo vi­vo cuan­do el re­fe­rí co­bró penal de Bru­ne­lli en un cen­tro de Me­sa. El 2, den­tro del área, fue a des­pe­jar de ca­be­za, pe­ro Mar­to­rano le pun­teó el es­fé­ri­co an­tes de que el cen­tral re­cha­ce con su pa­rie­tal de­re­cho. La bo­la, que des­vió el fut­bo­lis­ta de Rosario, pe­gó en el bra­zo ex­ten­di­do del de­fen­sor en for­ma in­me­dia­ta e in­vo­lun­ta­ria.

El cas­ti­go de Tro­che fue doble: penal que no era y se­gun­da ama­ri­lla (y con­si­guien­te ro­ja) para el za­gue­ro del Po­lí­gono.

An­tes de eso, el co­le­gia­do per­mi­tió que Ma­xi Ro­drí­guez se va­ya de boca y em­pu­je a és­te, a aquél y a todos en el tu­mul­to an­te­rior a la ex­pul­sión de Trot­ta. Tam­bién les per­do­nó la vi­da a Mar­to­rano y David Ló­pez por jue­go brus­co gra­ve --me­re­ce­do­res de ama­ri­llas-- es­tan­do am­bos ya amo­nes­ta­dos.

Otra: Tro­che, a los 8 mi­nu­tos de ini­cia­do el co­te­jo, in­te­rrum­pió el jue­go para que Ti­ro cam­bie de ca­sa­ca (se pu­so la tra­di­cio­nal ama­ri­lla y vio­le­ta a ra­yas ver­ti­ca­les) por­que los dos ha­bían en­tra­do de blan­co. Eso hay que ver­lo an­tes, ¡por fa­vor!

SE­BAS­TIÁN COR­TÉS-LA NUE­VA.

De­ci­sión to­ma­da. Alfredo Tro­che aca­ba de ex­pul­sar a Trot­ta, quien se fue enoja­do con el asis­ten­te Nº 1 y el cuar­to ár­bi­tro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.