El va­lor de las obras de tan­go, en sen­ti­das y cá­li­das vo­ces

El Com­ple­jo Cul­tu­ral Es­ta­ción So­lier es el lu­gar don­de se desa­rro­lla el Ta­ller de Re­per­to­rio e In­ter­pre­ta­ción. De­pen­de del área de Cul­tu­ra.

La Nueva - - Punta Alta - Na­ta­lia Mi­guel nmi­guel@la­nue­va.com

El Ta­ller de Re­per­to­rio e In­ter­pre­ta­ción de Tan­go, que se dic­ta en el Com­ple­jo Cul­tu­ral Es­ta­ción So­lier, de la mano del maes­tro Víc­tor Vol­pe, con­vo­ca a un gru­po de gen­te con mu­chí­si­ma va­lía, que tal vez no se atre­vía a sur­gir co­mo ar­tis­ta; sim­ple­men­te eran per­so­nas que can­ta­ban en sus ca­sas y hoy es­tán apren­dien­do lo que sig­ni­fi­ca el idio­ma del tan­go.

Afor­tu­na­dos de con­tar con la guía de Vol­pe, en piano, se con­vier­ten en ar­tis­tas in­te­gra­les, y no só­lo es un te­ma de can­tar.

"Es una cues­tión de sen­tir la pa­la­bra, don­de las his­to­rias son real­men­te im­por­tan­tes, con la ma­ne­ra de ca­nAl­gu­nas tar de ca­da uno. La mis­ma le­tra pue­de te­ner di­fe­ren­tes sig­ni­fi­ca­dos, de­pen­de del ADN de ca­da per­so­na y co­mo lo trans­mi­te. Eso es jus­ta­men­te la di­fe­ren­cia en­tre can­tar e in­ter­pre­tar. Cuan­do se ha­bla de in­ter­pre­tar se re­fie­re lle­var a una cues­tión de vivencia per­so­nal la le­tra que es­cri­bió otro, sin sa­ber que la mis­ma pa­la­bra pue­de te­ner dis­tin­tos sig­ni­fi­ca­dos", di­jo el maes­tro a car­go de los en­cuen­tros que de­pen­den de la Di­rec­ción mu­ni­ci­pal de Cul­tu­ra.

"Ob­via­men­te si se tie­ne una voz pri­vi­le­gia­da es fan­tás­ti­co por­que ya se so­lu­cio­na­ron un mon­tón de co­sas. Pe­ro si eso no tie­ne el po­der de la trans­mi­sión de la pa­la­bra, no tie­ne sen­ti­do. Por ejem­plo, Na­ran­jo en flor con el 'des­pués que im­por­ta el des­pués', pue­de lle­var tan­tí- si­mos sig­ni­fi­ca­dos. Es una sim­ple fra­se y de­pen­de de có­mo se di­ga, có­mo se ex­pre­sa, y si se afina, mu­cho me­jor", di­jo Vol­pe.

So­bre las obras más apre­cia­das, co­men­tó que de­pen­de có­mo van des­cu­brien­do la can­ti­dad en mi­les de te­mas que tie­ne el re­per­to­rio tan­guís­ti­co.

"Pue­do ase­gu­rar que de­bo co­no­cer el 10 por cien­to de las obras que se han es­cri­to. son muy bue­nas, otras son me­dio­cres, ca­si di­ría pa­sa­tis­tas. En ge­ne­ral, la gen­te in­ten­ta con au­to­res co­mo Ex­pó­si­to, Cas­ti­llo, Dis­cé­po­lo, Fe­rrer, Ela­dia Bláz­quez, por­que son quie­nes tal vez tu­vie­ron más di­fu­sión a tra­vés del tiem­po. No tan­to aho­ra por­que las ra­dios no se de­di­can pre­ci­sa­men­te a di­fun­dir tan­gos, pe­ro en fun­ción de lo que van des­cu­brien­do den­tro del re­per­to­rio, lo traen al ta­ller y ya lo quie­ren ha­cer to­dos o una ma­yo­ría".

"Y des­pués es un po­co lo que se va dan­do. En ge­ne­ral no hay un te­ma que sea el pre­di­lec­to de to­dos. To­do de­pen­de de las po­si­bi­li­da­des a ni­vel vo­cal que tie­ne ca­da uno".

Co­men­tó que la gen­te se acer­ca al ta­ller por una ne­ce­si­dad de can­tar, de ex­pre­sar en un mo­men­to de su vi­da un de­ter­mi­na­do ti­po de re­per­to­rio.

"Des­pués se va con­vir­tien­do en un gru­po de gen­te fan­tás­ti­co, co­mo ocu­rre ac­tual­men­te, don­de se van agre­gan­do año tras año".

En es­te sen­ti­do, agre­gó que "pa­ra te­ner una idea, en el 2016, ha­bía 15 alum­nos. Hoy es­tá en el or­den de los 28 asis­ten­tes. Y se van agre­gan­do y se reúnen a co­mer y a can­tar. El re­unir­se es sim­ple­men­te una ex­cu­sa pa­ra can­tar. Ca­da per­so­na que se va agre­gan­do se sien­te co­mo si co­no­cie­ra a los de­más de to­da la vi­da y eso a mi me po­ne muy fe­liz por­que es una ma­ne­ra de ir mul­ti­pli­can­do la afi­ción por es­to de can­tar tan­go, sa­bo­rear el tan­go de una de­ter­mi­na­da ma­ne­ra".

En cuan­to al bai­le, di­jo que es una mo­da­li­dad de la mú­si­ca de tan­go. "Hay mu­chos bai­la­ri­nes que prac­ti­can sin mú­si­ca y eso es una sim­ple gim­na­sia. No es­tán bai­lan­do y así se da en cual­quier or­den mu­si­cal".

“Hay que te­ner en cuen­ta que en el tan­go pri­me­ro siem­pre es­tá la mú­si­ca y lue­go si­gue la ex­pre­sión cor­po­ral”, di­jo Víc­tor Vol­pe.

AGENCIA PUN­TA AL­TA

maes­tro Víc­tor Vol­pe, par­te de los alum­nos del ta­ller (iz­quier­da). Prác­ti­cas en el Com­ple­jo Cul­tu­ral So­lier.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.