En oc­tu­bre re­abri­rá sus puer­tas el ho­tel ter­mal de Pe­dro Lu­ro

Los nue­vos con­ce­sio­na­rios to­ma­ron po­se­sión del em­pren­di­mien­to y ya es­tán lle­van­do a ca­bo una se­rie de re­for­mas y reacon­di­cio­na­mien­to del lu­gar, que po­see 40 ha­bi­ta­cio­nes. La in­ver­sión to­tal as­cien­de a $ 3.700.000.

La Nueva - - La Región - Her­nán Guer­cio hguer­cio@la­nue­va.com.ar

Pa­ra me­dia­dos de oc­tu­bre se es­pe­ra que se en­cuen­tre ya en fun­cio­na­mien­to el Ho­tel Ter­mal de Pe­dro Lu­ro, lue­go de la se­rie de tra­ba­jos de reacon­di­cio­na­mien­to que lle­va­rá a ca­bo du­ran­te los pró­xi­mos me­ses su nue­vo con­sig­na­ta­rio.

El nue­vo nom­bre co­mer­cial se­rá Ter­mas de Lu­ro Ho­tel & Spa, y la idea de Ana Ma­ría Gar­cía, la em­pre­sa­ria que ha­ce un par de se­ma­nas se hi­zo car­go de las ins­ta­la­cio­nes, es dar­le un sal­to de ca­li­dad, con­vir­tién­do­lo en un es­pa­cio mo­derno y có­mo­do, apos­tan­do -en prin­ci­pio­fuer­te­men­te a la gas­tro­no­mía y a las pi­le­tas ter­ma­les. El lu­gar cuen­ta con 40 ha­bi­ta­cio­nes.

Ade­más, la idea es con­ver­sar con los tra­ba­ja­do­res que fue­ron ce­san­tea­dos al fi­na­li­zar la an­te­rior con­ce­sión, pa­ra que si­gan desem­pe­ñán­do­se en el lu­gar.

Las obras es­tán con­tem­pla­das en dis­tin­tas áreas y la idea es ata­car­las en for­ma pa­ra­le­la, pa­ra apu­rar los tiem­pos y cum­plir con el pla­zo fi­ja­do pa­ra la aper­tu­ra. La con­ce­sión da­da por el mu­ni­ci­pio de Vi­lla­rino es por 20 años y la in­ver­sión -en prin­ci­pio, ya que los cálcu­los se hi­cie­ron pre­vios a la re­cien­te es­ca­la­da del dó­lar- es de 3.700.000 pe­sos.

“Cuan­do lle­ga­mos al lu­gar, nos en­con­tra­mos con que la par­te ter­mal es­ta­ba muy de­te­rio­ra­da, so­bre to­do en lo vin­cu­la­do con lo es­truc­tu­ral. Por suer­te, las ca­ñe­rías es­tán en buen es­ta­do, ya que se creía que por ellas ha­bía cir­cu­la­do agua ter­mal, pe­ro va­mos a te­ner que po­ner hie­rros gal­va­ni­za­dos o ma­de­ra, que re­sis­ten bien el ti­po de hu­me­dad que se da en es­tos lu­ga­res”, ase­gu­ró Gar­cía.

“De cual­quier ma­ne­ra, sa­be­mos que hay mu­chas co­sas por re­pa­rar a me­di­da que va­ya­mos tra­ba­jan­do”, agre­gó.

El pro­yec­to se com­po­ne de cin­co eta­pas: pri­me­ro, la re­mo­de­la­ción ge­ne­ral del edi­fi­cio con la pues­ta a pun­to de re­vo­ques, pin­tu­ra, mem­bra­nas, desagües plu­via­les y arre­glos en ge­ne­ral. Lue­go, se pro­ce­de­rá al de­sa­rro­llo gas­tro­nó­mi­co, con la am­plia­ción del sa­lón prin­ci­pal, di­vi­dién­do­lo en un ca­fé li­ving y res­tau­ran­te. Tam­bién se re­fac­cio­na­rán la te­rra­za y la co­ci­na.

Pos­te­rior­men­te, se lle­va­rá a ca­bo un tra­ba­jo en re­des so­cia­les, ade­más de la mo­der­ni­za­ción de las ha­bi­ta­cio­nes. Se re­pa­ra­rán los pi­le­to­nes y se re­em­pla­za­rá la ca­ñe­ría en mal es­ta­do, se me­jo­ra­rá el sec­tor de ba­ños ter­ma­les con pi­sos an­ti­des­li­zan­tes y pin­tu­ra, y se crea­rá un sec­tor de hi­dro­ma­sa­jes, sau­na y ba­ño tur­co.

Pa­ra el fi­nal, que­da­rá la crea­ción de un par­que ter­mal, con pis­ci­nas al ai­re li­bre, ter­ma­les de agua dul­ce, y un par­que acuá­ti­co pa­ra las fa­mi­lias y ca­ba­ñas con ser­vi­cios pré­mium.

Ade­más, se bus­ca­rá uti­li­zar ener­gías y re­cur­sos re­no­va­bles o de ba­jo im­pac­to am­bien­tal: se ins­ta­la­rán ter­mo­tan­ques so­la­res, la de­co­ra­ción se­rá sus­ten­ta­ble con ma­te­ria­les re­ci­cla­dos y la ilu­mi­na­ción es­ta­rá com­pues­ta de tec­no­lo­gía LED en su to­ta­li­dad.

“Hoy en día mu­cha gen­te ya nos pre­gun­ta cuán­do se va a ha­bi­li­tar, y nues­tro ob­je­ti­vo es ha­cer­lo en oc­tu­bre. Por ello, es­ta­mos tra­tan­do de ata­car to­do al mis­mo tiem­po en las dis­tin­tas áreas y lle­gar a la fe­cha con to­do lis­to”, con­tó Gar­cía.

“Apun­ta­mos a per­so­nas de to­das las eda­des, des­de fa­mi­lias has­ta gen­te ma­yor con pro­ble­mas de sa­lud. El lu­gar tie­ne el po­ten­cial pa­ra ha­cer va­rias co­sas vin­cu­la­das al de­por­te y a la sa­lud, y con el tiem­po tam­bién ha­brá ser­vi­cios de gim­na­sio, cos­me­to­lo­gía o pe­lu­que­ría, en­tre otros”, aña­dió.

En un pri­me­ro mo­men­to, en el lu­gar tra­ba­ja­ría una de­ce­na de per­so­nas en­tre mo­zos, mu­ca­mas, se­re­nos y de­más per­so­nal.

El in­ten­den­te de Vi­lla­rino, Car­los Be­vi­lac­qua, des­ta­có que es­te ti­po de pro­yec­tos ge­ne­ra in­ver­sión, mano de obra y brin­da po­si­bi­li­da­des a la gen­te.

FOTOS: PREN­SA VI­LLA­RINO Y GENTILEZA ANA MA­RÍA GAR­CÍA

El nue­vo con­sig­na­ta­rio lle­va­rá a ca­bo en los pró­xi­mos me­ses un tra­ba­jo in­ten­si­vo pa­ra re­no­var el edi­fi­cio y me­jo­rar los ser­vi­cios.

El in­ten­den­te de Vi­lla­rino, Car­los Be­vi­lac­qua, con la em­pre­sa­ria Gar­cía.

La pro­yec­ción del ho­tel, se­gún la pro­pues­ta de los nue­vos con­sig­na­ta­rios.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.