“En el fút­bol apren­dí que an­tes de que­jar­se hay que tra­ba­jar”

Mar­ce­lo Ar­güe­llo di­jo que pa­só la adap­ta­ción y que ne­ce­si­ta re­en­con­trar­se con el gol lo an­tes po­si­ble.

La Nueva - - Deportes. Fútbol - Ser­gio Da­niel Peys­sé speys­se@la­nue­va.com

Aun­que ju­gó dos par­ti­dos, los pri­me­ros de es­ta edición 2018-2019 de la B Na­cio­nal, el hin­cha de Olimpo quie­re co­no­cer­lo un po­co más.

Por eso, Mar­ce­lo Ema­nuel Ar­güe­llo, de­lan­te­ro san­ta­fe­sino de 25 años, re­pa­só co­mo si­guió su ca­rre­ra des­pués de ha­ber­se ido de Colón de San Fe, club con el que de­bu­tó en Pri­me­ra di­vi­sión, en 2014, y don­de su­mó 6 pre­sen­cias en la eli­te del fút­bol ar­gen­tino.

“Colón me ce­dió a prés­ta­mo a Gim­na­sia de Ju­juy, y de ahí emi­gré a Ecua­dor, al De­por­ti­vo Quito. Re­gre­sé al país pa­ra ac­tuar en Gim­na­sia de Con­cep­ción del Uru­guay, en el Fe­de­ral A. Es­tu­ve una tem­po­ra­da y pa­se a Uni­ver­si­ta­rio de Su­cre (Bo­li­via), mi úl­ti­mo equi­po an­tes de re­ca­lar en Olimpo”, sos­tu­vo “Pa­pu”, co­mo le di­cen.

--En el fút­bol bo­li­viano te fue bien, al me­nos con el gol...

--Sí, mar­qué 11 tan­tos en 28 cotejos. Tu­ve con­ti­nui­dad, me sen­tí im­por­tan­te y ca­da vez que ju­gué, sino con­ver­tí, cum­plí con el equi­po. El fút­bol de allá no es igual al de acá, y pe­se a que es­ta­ba pleno fí­si­ca­men­te, me cos­tó la adap­ta­ción a la B Na­cio­nal. An­tes de le­sio­nar­me (su­frió un des­ga­rro en el cuá­dri­ceps de pier­na iz­quier­da), me to­có es­tar en los dos pri­me­ros par­ti­dos del cam­peo­na­to y no fui el ju­ga­dor que yo quie­ro ser.

--¿Es un mi­to o una reali­dad que la pe­lo­ta no do­bla en la al­tu­ra?

--No creas lo que te di­gan, la pe­lo­ta do­bla. Cues­ta ju­gar en la al­tu­ra por­que te que­dás sin ai­re y el ba­lón via­ja a mil por ho­ra, pe­ro es una ex­pe­rien­cia que ya pa­só, que me to­có y me gus­tó vi­vir. Aho­ra es­toy pen­san­do en Olimpo, en vol­ver a mi ni­vel y en con­se­guir ro­da­je.

--Con Gim­na­sia de Ju­juy par­ti­ci­pas­te en la B Na­cio­nal, pe­ro fue en el tor­neo 2014-2015. Hoy, cua­tro años des­pués, ¿có­mo ves el ni­vel de la ca­te­go­ría?

--Es una di­vi­sio­nal muy exi­gen­te, de ri­gor fí­si­co. Los equi­pos es­tán pre­pa­ra­dos pa­ra de­fen­der­se y al­gu­nos se pa­san del li­mi­te con los golpes o los ro­ces. En el fút­bol apren­dí que an­tes de que­jar­se hay que tra­ba­jar, y es­toy en­tre­nan­do du­ro pa­ra ju­gar y ser lo que Olimpo es­pe­ra de mi.

“Me ten­dré que acos­tum­brar al cho­que y a que los de­fen­so­res te quie­ran co­mer ca­da vez que te mar­can. Es un cam­peo­na­to du­ro, pe­ro es­te Olimpo quie­re ju­gar y ga­nar por mé­ri­tos pro­pios, y eso es lo que nos ha­ce sen­tir bien a to­dos los que com­po­ne­mos el plan­tel”.

--Ga­na­ron dos par­ti­dos, no em­pa­ta­ron y su­man 6 pun­tos. ¿Es­tá bien o ten­drían que te­ner al­guno más?

--Sal­vo con­tra Brown de Adro­gué, don­de no tu­vi­mos una bue­na tar­de, he­mos rea­li­za­do bue­nos par­ti­dos. Con­tra Sar­mien­to y fren­te a Nue­va Chica­go, por ahí me­re­ci­mos un po­co más. Lo bueno es que el equi­po sigue cre­cien­do, crea si­tua­cio­nes de gol en ca­da pre­sen­ta­ción y se es­tá ha­cien­do fuer­te de lo­cal.

--¿Sos un de­lan­te­ro de área o po­dés ju­gar por afue­ra?

--Soy bien de área, aun­que el téc­ni­co (Da­río Bon­jour) nos pi­de que no sea­mos la re­fe­ren­cia pa­ra los cen­tra­les con­tra­rios, que nos mo­va­mos por el fren­te de ata­que. Me cues­ta sa­lir a los cos­ta­dos, pe­ro lo ten­go que ha­cer pa­ra po­der des­mar­car­me. El DT se fi­ja mu­cho en esos de­ta­lles, y me vie­ne muy bien que me los di­ga.

--¿Con cuan­tas uni­da­des quie­ren lle­gar al re­ce­so?

--No sé, no me gus­ta ha­cer fu­tu­ro­lo­gía, pe­ro es­ta­mos en pro­ce­so de con­ver­tir­nos en un equi­po fuer­te e in­có­mo­do pa­ra to­dos. Te­ne­mos ma­te­rial co­mo pa­ra ilu­sio­nar­nos, por­que ade­más de bue­nas in­di­vi­dua­li­da­des, con­ta­mos con un es­ti­lo y una idea co­lec­ti­va que nos es­tá dan­do re­sul­ta­do. Con­fia­mos en eso y va­mos al fren­te con lo que que­re­mos y pre­ten­de­mos.

AR­CHI­VO LA NUE­VA.

An­te Sar­mien­to, el de­lan­te­ro Mar­ce­lo Ar­güe­llo mos­tró des­te­llos de ca­li­dad, co­mo en el ca­be­za­zo de pi­que al pi­so.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.