Con­fir­man que iba a ser “ven­di­da” la jo­ven gi­ta­na res­ca­ta­da por su pa­dre

Se tra­ta de la chi­ca gi­ta­na res­ca­ta­da en la Es­ta­ción Sud. Por el ca­so es­tán de­te­ni­das su ma­dre y su abue­la.

La Nueva - - Portada -

Un avi­so de aler­ta a tiem­po a su pa­dre por Fa­ce­book, a quien no veía ha­ce 11 años, evi­tó que la jo­ven gi­ta­na de 15 años, res­ca­ta­da el mar­tes en la Es­ta­ción Sud por la po­li­cía, fue­ra ven­di­da pa­ra un ma­tri­mo­nio for­za­do.

El da­to sur­ge de la in­ves­ti­ga­ción que avan­zó la Fis­ca­lía Fe­de­ral, lue­go de la de­ten­ción de la ma­dre de la chi­ca, la abue­la y el ma­ri­do de és­ta y de un alla­na­mien­to que se prac­ti­có, dos días des­pués, en una pro­pie­dad del ba­rrio Don Bos­co don­de vi­ve par­te de es­ta co­mu­ni­dad.

“Los tes­ti­mo­nios, las cap­tu­ras de pan­ta­lla y otros ele­men­tos de prue­ba nos lle­van a acre­di­tar que es­ta­ban tra­mi­tan­do la ven­ta de la ado­les­cen­te pa­ra ca­sar­la”, con­fir­mó una fuen­te de la in­ves­ti­ga­ción.

Los tres de­te­ni­dos -no se los iden­ti­fi­ca pa­ra pre­ser­var a la víc­ti­ma- de­cla­ra­ron an­te la jue­za fe­de­ral Ma­ría Ga­brie­la Ma­rrón y el fis­cal Ho­ra­cio Az­zo­lín. Se jus­ti­fi­ca­ron en sus cos­tum­bres.

La de­fen­sa aho­ra pi­de la ex­car­ce­la­ción, aun­que se cree que se­rá de­ne­ga­da por el ti­po de de­li­to: tra­ta de per­so­nas agra­va­do (en per­jui­cio de una me­nor de 18 años), que se­gún el Có­di­go Pe­nal pre­vé pe­nas de 10 a 15 años de pri­sión.

La chi­ca, en tan­to, que­dó a dis­po­si­ción del área de Ni­ñez de la Mu­ni­ci­pa­li­dad y tam­bién fue en­tre­vis­ta­da por el equi­po in­ter­dis­ci­pli­na­rio que de­pen­de de la Pro­cu­ra­du­ría de Tra­ta y Ex­plo­ta­ción de Per­so­nas (PROTEX) del Mi­nis­te­rio Pú­bli­co Fis­cal de la Na­ción. En ese ca­so lle­ga­ron dos psi­có­lo­gas pro­ce­den­tes de La Pam­pa, que ar­ti­cu­lan con la lí­nea te­le­fó­ni­ca de emer­gen­cias 145.

El alla­na­mien­to tuvo lu­gar en una ca­sa del ba­rrio Don Bos­co, don­de vi­ven los de­te­ni­dos. Se­cues­tra­ron di­ne­ro, va­rios DNI, ce­lu­la­res y otros ele­men­tos.

En la Es­ta­ción

El ope­ra­ti­vo del mar­tes se ori­gi­nó cuan­do el pa­dre de la chi­ca, lue­go del con­tac­to por Fa­ce­book, lle­gó a Bahía des­de su do­mi­ci­lio, en la zo­na de Lu­ján y te­nía pre­vis­to re­ti­rar­se en tren con su hi­ja.

So­bre las 19.30, cuan­do es­ta­ban a la es­pe­ra de la for­ma­ción que los iba a lle­var a Cons­ti­tu­ción y par­tía so­bre las 21, lle­gó un gru­po de en­tre 8 y 10 gi­ta­nos que bus­ca­ban a la me­nor.

En ese mo­men­to se pro­du­jo un in­ci­den­te, el hom­bre fue gol­pea­do e in­ter­vino per­so­nal de la Po­li­cía Fe­de­ral que es­tá en cus­to­dia en el lu­gar y tuvo que pe­dir re­fuer­zos.

Otros pa­sa­je­ros -se cree que en la es­ta­ción ha­bía más de 50 per­so­nas- tam­bién lla­ma­ron al 911 al es­cu­char los gri­tos y co­la­bo­ró en el pro­ce­di­mien­to la po­li­cía pro­vin­cial, has­ta lle­var cal­ma.

Pri­me­ro se pen­só que el hom­bre que­ría apro­piar­se de la jo­ven, ya que eso era lo que gri­ta­ban las gi­ta­nas que se pre­sen­ta­ron en la es­ta­ción .

Sin em­bar­go, con la pre­sen­cia de las au­to­ri­da­des de la Po­li­cía Fe­de­ral, se pu­do es­cla­re­cer el ca­so.

Con las cap­tu­ras de pan­ta­lla que pre­sen­tó el hom­bre des­de su te­lé­fono ce­lu­lar y la de­cla­ra­ción de la chi­ca afec­ta­da, que por la emer­gen­cia del ca­so fue to­ma­da den­tro de uno de los va­go­nes del tren -pe­ro en un ám­bi­to re­ser­va­do y con per­so­nal es­pe­cia­li­za­do-, se es­ta­ble­ció lo con­tra­rio.

Se su­po que, en reali­dad, el hom­bre gol­pea­do es su pa­dre, que no per­te­ne­ce a la co­mu­ni­dad gi­ta­na y que ha­bía lle­ga­do a Bahía pa­ra res­car­tar­la.

Pro­ce­di­mien­to po­si­ti­vo

Lue­go de las de­ten­cio­nes y el avan­ce de la cau­sa, la jue­za Ma­rrón or­de­nó el alla­na­mien­to en una ca­sa del ba­rrio Don Bos­co, en la zo­na cer­ca­na al Hos­pi­tal Pen­na, don­de vi­ven los acu­sa­dos de tra­ta.

“El alla­na­mien­to fue po­si­ti­vo”, con­fir­mó una fuen­te po­li­cial.

Se­cues­tra­ron di­ne­ro en efec­ti­vo (en­tre 20 mil y 25 mil pe­sos), más de 10 DNI, cua­der­nos y te­lé­fo­nos ce­lu­la­res, en­tre otra do­cu­men­ta­ción.

“Se en­con­tra­ron do­cu­men­tos de di­fe­ren­tes per­so­nas que no es­ta­ban pre­sen­tes, en­tre ellos el de la víc­ti­ma, que es­ta­ba guar­da­do con to­da la pla­ta se­cues­tra­da”, co­men­tó el mis­mo in­for­man­te.

Has­ta el mo­men­to no se pu­do es­ta­ble­cer quién se­ría el po­ten­cial “com­pra­dor” de la jo­ven, aun­que se tra­ta de avan­zar en ese sen­ti­do.

“Va­mos a ne­ce­si­tar tiem­po pa­ra pro­ce­sar to­da la in­for­ma­ción y pe­ri­tar lo se­cues­tra­do pa­ra ver có­mo se­gui­mos”, di­jo.

EM­MA­NUEL BRIANE-LA NUE­VA.

la de­le­ga­ción lo­cal de la Po­li­cía Fe­de­ral que es­ta­ban en la Es­ta­ción Sud de tre­nes in­ter­vi­nie­ron en el he­cho.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.