UN DIOS PA­GANO HA­BI­TA IN­TER­NET

La Voz del Interior - Rumbos - - Da. Ensayamos Con La Nueva Banda Para Estrenarnos -

“Mu­cha gen­te vi­ve en la fic­ción de las re­des so­cia­les y no co­no­ce otra co­sa. No lee li­bros, no va al ci­ne ni al tea­tro, só­lo con­su­men ese mun­di­llo vir­tual y te­le­vi­sión. Co­men tan­ta m… que ya creen que es co­mi­da. Yo soy usua­rio fre­cuen­te de las re­des so­cia­les, es cier­to, pe­ro mi vi­da ocu­rre en otra par­te. Gra­bo, en­sa­yo, ac­túo, voy a res­to­ra­nes, al tea­tro, al ci­ne, es­cri­bo tex­tos y pró­lo­gos que me pres­ti­gian, com­pro ro­pa, me en­cuen­tro con ami­gos… Y me en­can­ta mi vi­da do­més­ti­ca y tam­bién no ha­cer na­da. Pe­ro de al­gu­na ma­ne­ra, tie­ne sen­ti­do que aque­llos que

vi­ven em­bu­ti­dos en la reali­dad vir­tual,

crean en ese dios pa­gano.” en la te­cla con una téc­ni­ca y con dis­ci­pli­na, o un po­co de am­bas, pa­ra re­cu­pe­rar el ran­go vo­cal y so­por­tar las exi­gen­cias que su­po­ne via­jar y can­tar se­gui­do. No sé bien có­mo lo lo­gré, pe­ro en­con­tré el mé­to­do. Soy de pro­bar de to­do pa­ra me­jo­rar mi ren­di­mien­to vo­cal uti­li­zan­do pro­pó­leos, far­ma­cia, buen des­can­so… Se ga­na en con­fian­za. Ya con Bohe­mio en la ca­lle des­de ha­ce unos me­ses, ¿qué fue lo que más te gus­tó de la pro­duc­ción? ¿Lo­gró te­ner la sonoridad que desea­bas de an­te­mano? Mi plan per­so­nal era el de mil “vi­sio­nes mu­si­ca­les” gra­ba­das en un año y dis­po­ni­bles en In­ter­net (se re­fie­re a la can­ti­dad de can­cio­nes, bo­ce­tos, de­mos y mash-ups que subió a la red so­cial de mú­si­ca Soun­dC­loud). Gra­bar Bohe­mio fue una opor­tu­ni­dad que me dio Ca­cho­rro Ló­pez; un pa­rén­te­sis en­tre mis gra­ba­cio­nes pri­va­das y ex­pe­ri­men­ta­les. Le ofre­cí a Ca­cho­rro ar­chi­vos con su­fi­cien­tes can­cio­nes y gra­ba­cio­nes pa­ra ele­gir. Creo que es el so­ni­do que desea­ba Ca­cho­rro, que es­tá em­bar­ca­do en cons­tan­tes gra­ba­cio­nes im­por­tan­tes y es un pro­duc­tor ex­clu­yen­te. Es el me­jor y el más im­por­tan­te. El ál­bum cuen­ta con ape­nas diez te­mas. Vi­nien­do de vos, es un ré­cord de es­ca­sez. Es que Ca­cho­rro es un pro­duc­tor ca­ro y co­bra por can­ción (ri­sas). ¿Cos­tó la de­pu­ra­ción? Sé que te­nías unas cin­cuen­ta can­cio­nes... ¿Cin­cuen­ta? No re­cuer­do cuán­tas eran, por­que es­ta­ba desa­rro­llan­do cien­tos de gra­ba­cio­nes con­cep­tua­les, no siem­pre ajus­ta­das al epi­so­dio de es­cri­bir una can­ción. No soy un cien­tí­fi­co de las can­cio­nes, po­dría­mos ha­ber gra­ba­do un dis­co ins­tru­men­tal, con otra na­tu­ra­le­za de co­sas. Si hay cin­cuen­ta te­mas no hay pro­ble­ma, es más com­pli­ca­do en­trar al es­tu­dio sin can­cio­nes. Aun­que tam­bién se pue­de. ¿Qué ti­po de can­cio­nes que­da­ron afue­ra? Las de re­vien­te, re­vien­te fino, eh… pe­ro re­vien­te. Can­cio­nes que eran gra­cio­sas, con un sen­ti­do del hu­mor

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.