In­te­li­gen­cia se­xual

¿Dón­de ha­bi­ta el pla­cer? Se­gún un equi­po de in­ves­ti­ga­do­res nor­te­ame­ri­ca­nos, el foco del jue­go eró­ti­co es­tá en el ce­re­bro. Una lum­bre que pue­de en­cen­der­se a par­tir de la cu­rio­si­dad por el pro­pio de­seo, la sin­ce­ri­dad y las ga­nas de co­nec­tar­se con los de­más.

La Voz del Interior - Rumbos - - [ Psicología ] - Mir­yam Bloch Mey!

Por Ilus­tra­ción

Di­fie­re mu­cho la se­xua­li­dad hu­ma­na de hoy de lo que era ha­ce tres mil o diez mil años? En lo fun­da­men­tal se po­dría de­cir que no, por­que la gen­te se si­gue re­pro­du­cien­do, de acuer­do con el man­da­to bio­ló­gi­co. Pe­ro se ha apren­di­do a en­con­trar el pla­cer en ese ac­to. Y tam­bién a re­pro­du­cir

rum­bos

ese pla­cer. Y si le da­mos una vuel­ta de tuer­ca, lle­ga­mos a en­ten­der que el go­ce pa­sa por el ce­re­bro y por la "in­te­li­gen­cia se­xual", un con­cep­to acu­ña­do re­cien­te­men­te por los psi­có­lo­gos She­re Con­rad y Mi­chael Mil­burn de la Uni­ver­si­dad de Mas­sa­chus­setts, que alu­de al rol pre­pon­de­ran­te de la men­te en el desa­rro­llo se­xual y pro­me­te me­dir la ca­pa­ci­dad eró­ti­ca de ca­da per­so­na.

A la ca­ma... a leer

Un ele­men­to pa­ra lo­grar ha­bi­li­dad en lo se­xual con­sis­te en ad­qui­rir co­no­ci­mien­tos en es­ta área. Las per­so­nas se­xual­men­te in­te­li­gen­tes bus­can in­for­ma­ción cien­tí­fi­ca acer­ca de la se­xua­li­dad hu­ma­na, es­tán in­tere­sa­das en apren­der y en­ten­der. Só­lo con una bue­na edu­ca­ción es po­si­ble en­fren­tar los mi­tos y ta­búes so­cia­les, re­li­gio­sos, cul­tu­ra­les y fa­mi­lia­res que se arrai­gan en la ma­yo­ría de las per­so­nas.

La psi­coa­na­lis­ta Ana Est­her Krie­ger opi­na: “La in­te­li­gen­cia se­xual es la sín­te­sis del desa­rro­llo psi­co­se­xual, que en­ten­de­mos co­mo el re­co­rri­do de la li­bi­do que co-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.