IMPLOTAR EN SI­LEN­CIO

La Voz del Interior - Rumbos - - Vida Cotidiana -

En el si­glo pa­sa­do la hi­pe­re­xi­gen­cia era un te­rreno li­ga­do a lo mas­cu­lino: los hom­bres com­pe­tían en el tra­ba­jo y en los de­por­tes mien­tras las mu­je­res se en­car­ga­ban de la ca­sa y los hi­jos. Hoy, la mu­jer se de­di­ca a la vi­da pro­fe­sio­nal, ocu­pa je­rar­quías, prac­ti­ca de­por­tes y −tam­bién− se ocu­pa de los hi­jos. La exi­gen­cia ha­cia las mu­je­res mo­der­nas es al­tí­si­ma: de­ben ser in­de­pen­dien­tes eco­nó­mi­ca­men­te, ma­dres full ti­me, es­po­sas pre­sen­tes y, ade­más, de­di­car tiem­po a sus in­tere­ses per­so­na­les. La can­ti­dad de ro­les y res­pon­sa­bi­li­da­des ha­ce que la mu­jer se trans­for­me en un pul­po mul­ti­tas­kin. Qui­zá por eso, se­gún un in­for­me del Cen­tro de Es­tu­dios Es­pe­cia­li­za­dos en Tras­tor­nos de An­sie­dad (CEETA), las mu­je­res su­fren más tras­tor­nos de an­sie­dad que los hom­bres.

La di­rec­to­ra del CEETA, Ga­brie­la Martínez Castro, plan­tea que se de­be, en gran par­te, a que tie­nen una ma­yor car­ga de res­pon­sa­bi­li­da­des si­mul­tá­neas, co­mo el ho­gar, lo hi­jos y la pro­fe­sión, y tam­bién más per­mi­so so­cial pa­ra ex­pre­sar lo que sien­ten; a di­fe­ren­cia del hom­bre, a quien se le exi­ge implotar en si­len­cio.

La bús­que­da in­ce­san­te de la per­fec­ción no es una ac­ti­vi­dad gra­tui­ta. El cuer­po, tar­de o tem­prano, pa­sa fac­tu­ra. El es­trés y la so­bre­exi­gen­cia se aso­cian al au­men­to de ries­gos car­dio­vas­cu­la­res, co­mo la hi­per­ten­sión y el au­men­to del co­les­te­rol. Ade­más la in­ca­pa­ci­dad de po­ner freno y de­te­ner la má­qui­na, ha­ce que nos per­da­mos en lo ur­gen­te y de­je­mos de la­do lo im­por­tan­te. ¿Ha­ce cuán­to no te sen­tás a mi­rar por la ven­ta­na? ¿Cuán­do fue la úl­ti­ma vez que ju­gas­te con tus hi­jos sin es­tar pen­dien­te del re­loj? Ani­mar­se a per­der el tiem­po, tal vez sea la for­ma de en­con­trar la cal­ma en me­dio de tan­ta vo­rá­gi­ne. •

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.