Ojo con los ta­tua­jes

La Voz del Interior - Rumbos - - Salud - POR DRA. MARÍA INÉS MENÉNDEZ PA­DRÓN Of­tal­mó­lo­ga es­pe­cia­lis­ta en in­fla­ma­cio­nes ocu­la­res y en­car­ga­da de la sec­ción Uveí­tis del Hos­pi­tal Ita­liano de Bue­nos Ai­res. Co­no­cé más so­bre tu sa­lud en www.rumbosdigital.com

¿Pue­de un ta­tua­je ha­cer­nos mal a la vis­ta? ¿Qué tie­ne que ver una co­sa con la otra? Aun­que pa­rez­can cues­tio­nes dis­tan­tes y sue­ne ex­tra­ño, efec­ti­va­men­te pue­de su­ce­der.

La uveí­tis es la in­fla­ma­ción de la úvea, una de las ca­pas que for­man el ojo. Es­te te­ji­do con­tie­ne mu­chos va­sos, es de­cir, es­tá muy irri­ga­do, y por lo tan­to, cual­quier ele­men­to que cir­cu­le en la san­gre pue­de lle­gar has­ta allí.

Al mis­mo tiem­po, las uveí­tis pue­den te­ner varios orí­ge­nes (in­fec­cio­so, in­mu­no­ló­gi­co o tu­mo­ral) y en mu­chos ca­sos no se en­cuen­tra una cau­sa. A es­ta úl­ti­ma se la lla­ma uveí­tis idio­pá­ti­ca.

Aho­ra bien, ¿qué re­la­ción tie­ne es­te pro­ble­ma con los ta­tua­jes? La alar­ma so­nó ha­ce tiem­po, cuan­do en los con­sul­to­rios of­tal­mo­ló­gi­cos los mé­di­cos de­tec­ta­ron que mu­chos ca­sos de uveí­tis se da­ban en pa­cien­tes que te­nían ta­tua­jes.

Los ta­tua­jes con­tie­nen pig­men­to y tam­bién al­gu­nas sus­tan­cias que pue­den ge­ne­rar in­fla­ma­ción, así co­mo su­ce­de con cual­quier ele­men­to ex­tra­ño a nues­tro cuer­po.

El or­ga­nis­mo nor­mal­men­te pro­du­ce an­ti­cuer­pos a ele­men­tos que re­co­no­ce co­mo ex­tra­ños y ge­ne­ra lue­go una in­fla­ma­ción. Ade­más, si se le su­ma­mos otro fac­tor, co­mo el he­cho de que mu­chas per­so­nas se rea­li­zan los ta­toos en si­tios que no cum­plen con las nor­mas de sa­lu­bri­dad, el ries­go de con­traer la in­fec­ción pue­de ser ma­yor.

Es­tos pa­cien­tes que tu­vie­ron uveí­tis han pre­sen­ta­do una reac­ción in­fla­ma­to­ria en el área de la piel ta­tua­da y, al mis­mo tiem­po, una in­fla­ma­ción ocu­lar que fue tra­ta­da con es­te­roi­des co­mo las uveí­tis de ori­gen in­mu­no­ló­gi­co (au­to­in­mu­ne).

En es­tos ca­sos, el área de la piel que se in­fla­mó se pre­sen­tó so­bre­ele­va­da y con al­gu­nas mo­les­tias que apa­re­cie­ron den­tro de los seis me­ses de ha­ber­se rea­li­za­do el ta­tua­je. Es muy im­por­tan­te des­ta­car que no se tra­ta de una reac­ción in­me­dia­ta.

Por su­pues­to, an­tes de de­ci­dir un tra­ta­mien­to lo ideal es rea­li­zar un la­bo­ra­to­rio pa­ra des­car­tar una cau­sa in­fec­cio­sa, ya que el tra­ta­mien­to se rea­li­za con cor­ti­coi­des lo­ca­les y en al­gu­nos ca­sos en for­ma oral.

Por lo tan­to, es im­por­tan­te te­ner en cuen­ta an­tes de rea­li­zar­se un ta­tua­je varios pun­tos:

* Te­ner co­no­ci­mien­to del ti­po de pig­men­to y ele­men­tos que com­po­nen el ta­tua­je que se rea­li­za­rá.

* Evi­tar rea­li­zar­se el ta­tua­je si ha te­ni­do pre­via­men­te uveí­tis.

* Te­ner to­do es­to en cuen­ta es­pe­cial­men­te si sos alér­gi­co o con reac­cio­nes a ele­men­tos del me­dioam­bien­te (áca­ros, polen), ya que se­gu­ra­men­te sos más pro­pen­so a te­ner reac­cio­nes in­fla­ma­to­rias.

Por su­pues­to, an­te una si­tua­ción si­mi­lar, con­sul­tar con un es­pe­cia­lis­ta en uveí­tis pa­ra rea­li­zar el diag­nós­ti­co y tra­ta­mien­to ade­cua­dos, y evi­tar in­con­ve­nien­tes. •

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.