Bron­quio­li­tis

La Voz del Interior - Rumbos - - Salud - POR DR. GUI­LLER­MO COLANTONIO Coor­di­na­dor de neo­na­to­lo­gía de la Clí­ni­ca y Ma­ter­ni­dad Sui­zo Ar­gen­ti­na de Bue­nos Ai­res.

El vi­rus sin­ci­cial respiratorio (VSR) es uno de los prin­ci­pa­les cau­san­tes de la bron­quio­li­tis, una en­fer­me­dad res­pi­ra­to­ria que afec­ta las vías aé­reas in­fe­rio­res o bron­quio­los, es de fá­cil con­ta­gio y se trans­mi­te de per­so­na a per­so­na por el con­tac­to di­rec­to con se­cre­cio­nes na­sa­les. Re­pre­sen­ta un ries­go pa­ra la sa­lud pú­bli­ca por el gran nú­me­ro de hos­pi­ta­li­za­cio­nes en los be­bés de al­to ries­go.

La po­bla­ción más vul­ne­ra­ble a es­ta en­fer­me­dad son los be­bés pre­ma­tu­ros de ba­jo pe­so, me­no­res de 32-35 se­ma­nas y con un pe­so me­nor a 1.500 gra­mos; o con cier­tas afec­cio­nes pul­mo­na­res pro­duc­to de ha­ber re­ci­bi­do ven­ti­la­ción me­cá­ni­ca por lar­go tiem­po, así co­mo ni­ños con car­dio­pa­tías con­gé­ni­tas.

En abril se ini­ció el pe­río­do anual de ma­yor cir­cu­la­ción del vi­rus, por lo que de­be­mos es­tar aten­tos a la pre­ven­ción. Co­mo pa­ra la bron­quio­li­tis no exis­te una va­cu­na, es muy im­por­tan­te re­du­cir la ex­po­si­ción del be­bé al vi­rus con las si­guien­tes me­di­das de cui­da­do: Im­pul­sar y man­te­ner la lac­tan­cia ma­ter­na. La­var­se las ma­nos. Evi­tar la con­ta­mi­na­ción am­bien­tal con hu­mo (ya sea de ci­ga­rri­llo u otros). Evi­tar el ha­ci­na­mien­to. Con­cu­rrir a los con­tro­les ru­ti­na­rios con el mé­di­co.

Cum­plir con el ca­len­da­rio na­cio­nal de va­cu­na­ción y las va­cu­nas que de­ter­mi­ne el pe­dia­tra, tan­to pa­ra el be­bé co­mo pa­ra quie­nes con­vi­ven con él.

Só­lo pa­ra los más vul­ne­ra­bles: cum­plir con el es­que­ma com­ple­to de in­mu­ni­za­ción pa­si­va que ac­túa co­mo un “es­cu­do” pa­ra la pro­tec­ción de es­ta po­bla­ción vul­ne­ra­ble. La So­cie­dad Ar­gen­ti­na de Pe­dia­tría (SAP) re­co­mien­da, te­nien­do en cuen­ta las se­ma­nas de cir­cu­la­ción vi­ral, ini­ciar la pro­fi­la­xis du­ran­te el mes de abril, con una apli­ca­ción men­sual del an­ti­cuer­po mo­no­clo­nal de has­ta un má­xi­mo de 5 do­sis.

La in­mu­ni­za­ción pa­si­va es­tá in­clui­da en la Es­tra­te­gia In­te­gral de Pre­ven­ción de In­fec­cio­nes Res­pi­ra­to­rias en pre­ma­tu­ros de al­to ries­go del Mi­nis­te­rio de Sa­lud de la Na­ción, y en ni­ños con car­dio­pa­tías con­gé­ni­tas con ines­ta­bi­li­dad he­mo­di­ná­mi­ca sig­ni­fi­ca­ti­va. La in­mu­ni­dad per­sis­te por un pe­río­do aco­ta­do, por lo que es fun­da­men­tal la apli­ca­ción men­sual de las do­sis pa­ra man­te­ner los ni­ve­les ade­cua­dos de an­ti­cuer­pos du­ran­te la épo­ca de ma­yor cir­cu­la­ción vi­ral.

Los prin­ci­pa­les sín­to­mas de bron­quio­li­tis son mu­co­si­dad na­sal, tos y ca­ta­rro; la res­pi­ra­ción se ha­ce más rá­pi­da, au­men­ta la tos y la res­pi­ra­ción se tor­na rui­do­sa y con si­bi­lan­cias. El ni­ño se agi­ta fá­cil­men­te. Pue­de te­ner di­fi­cul­tad pa­ra ali­men­tar­se o pa­ra con­ci­liar el sue­ño y fie­bre con tem­pe­ra­tu­ra ma­yor a 38°C. An­te la apa­ri­ción de los pri­me­ros sín­to­mas, es in­dis­pen­sa­ble con­sul­tar al mé­di­co. •

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.