Las ca­ta­ra­tas en­can­ta­das

Cus­to­dia­das por la sel­va mi­sio­ne­ra, po­de­ro­sas, eter­nas, las ca­ta­ra­tas más que­ri­das por los ar­gen­ti­nos si­guen qui­tan­do el alien­to a los vi­si­tan­tes, mien­tras Puer­to Igua­zú su­ma ca­li­dad y va­rie­dad a su gran ofer­ta tu­rís­ti­ca. En 2011 fue­ron de­cla­ra­das una de

La Voz del Interior - Rumbos - - Gustos Escapadas -

Con­tem­plar las Ca­ta­ra­tas del Igua­zú bo­rra cual­quier pa­la­bra del ma­pa. La vi­da aso­ma con fuerza inusi­ta­da en ca­da sal­to de agua y has­ta en los mon­to­nes de ma­ri­po­sas que en­cuen­tran un cla­ro pa­ra re­vo­lo­tear. En 2011, es­te pa­raí­so mi­sio­ne­ro fue de­cla­ra­do una de las Sie­te Ma­ra­vi­llas Na­tu­ra­les del Mun­do. Y la sel­va más bio­di­ver­sa del país, que las con­tie­ne, com­pi­te en es­plen­dor: más de 400 aves, 100 es­pe­cies de ár­bo­les, 80 ti­pos de ma­mí­fe­ros y cin­co de fe­li­nos... Des­de los mi­ra­do­res, las ca­ta­ra­tas pa­re­cen una cin­ta sin fin en el horizonte. Son 275 sal­tos de agua que caen en­tre acan­ti­la­dos e is­lo­tes de es­pe­su­ra ver­de, una be­lle­za de no creer. Muy cer­ca, la ciu­dad de Puer­to Igua­zú se brin­da con con­for­ta­bles ho­te­les de lu­jo y po­sa­das fa­mi­lia­res, res­tau­ran­tes, ca­si­nos y una am­plí­si­ma ofer­ta re­crea­ti­va pa­ra acer­car­nos a la na­tu­ra­le­za. Ade­más de vi­si­tar el Par­que Na­cio­nal Igua­zú, po­de­mos re­mon­tar el río en go­món y dis­fru­tar de la sel­va re­cién ama­ne­ci­da, ga­na­da por los pá­ja­ros y el ro­cío. Tam­bién son muy lin­dos los re­co­rri­dos or­ga­ni­za­dos por la co­mu­ni­dad gua­ra­ní Yr­ya­pú. ¿Un con­se­jo? Idear nues­tro via­je echan­do mano al ca­len­da­rio lu­nar: con Lu­na lle­na, las ca­ta­ra­tas se ilu­mi­nan de ma­gia y si te­ne­mos la suer­te de es­tar allí, tal vez nos sin­ta­mos fun­di­dos por unos ins­tan­tes con el uni­ver­so. www.igua­zuar­gen­ti­na.com

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.