Co­no­cer­te pa­ra pre­ve­nir

La Voz del Interior - Rumbos - - Salud - POR DR. RO­DOL­FO RIGHETTI Es­pe­cia­lis­ta en pa­to­lo­gía ma­ma­ria, Sa­na­to­rio De Los Ar­cos, Ciu­dad de Bue­nos Ai­res. Co­no­cé más so­bre tu sa­lud en www.rum­bos­di­gi­tal.com

En la Ar­gen­ti­na, se diag­nos­ti­can al­re­de­dor de 17.000 ca­sos nue­vos de cán­cer de ma­ma al año, lo que se tra­du­ce en al­re­de­dor de 5.400 muer­tes du­ran­te el mis­mo pe­río­do. Las ci­fras va­rían se­gún la zo­na del país que ana­li­ce­mos: la Ciu­dad de Bue­nos Ai­res y la re­gión de Cu­yo son las que tie­nen las ma­yo­res ta­sas de mor­ta­li­dad por es­ta cau­sa, mien­tras que las pro­vin­cias del Nor­te, es­pe­cial­men­te del No­roes­te, pre­sen­tan in­di­ca­do­res in­fe­rio­res.

Sin em­bar­go, la ta­sa de mor­ta­li­dad se re­du­jo en los úl­ti­mos años. Es­to se de­be prin­ci­pal­men­te a los pro­gra­mas de de­tec­ción pre­coz y los avan­ces en su tra­ta­mien­to. Asi­mis­mo, el diag­nós­ti­co de tu­mo­res más pe­que­ños per­mi­te apli­car te­ra­pias me­nos agre­si­vas.

Al­gu­nos fac­to­res de ries­go son los an­te­ce­den­tes fa­mi­lia­res con es­ta afec­ción, el se­den­ta­ris­mo, el so­bre­pe­so y el ex­ce­so de con­su­mo de al­cohol, aun­que mu­chos de ellos son mo­di­fi­ca­bles. Es­tá com­pro­ba­do que un es­ti­lo de vi­da sa­lu­da­ble pre­vie­ne en­fer­me­da­des on­co­ló­gi­cas y car­dio­vas­cu­la­res. El ejer­ci­cio fí­si­co ae­ró­bi­co, por ejem­plo, dis­mi­nu­ye la pro­ba­bi­li­dad de con­traer es­te cán­cer, es­pe­cial­men­te en la pos­me­no­pau­sia.

¿Có­mo po­de­mos diag­nos­ti­car­lo? A tra­vés del au­to­exa­men ma­ma­rio. El ob­je­ti­vo es el co­no­ci­mien­to del pro­pio cuer­po, y en ba­se a ello, la de­tec­ción de trans­tor­nos. Se acon­se­ja efec­tuar­lo una vez al mes du­ran­te la se­ma­na si­guien­te al pe­río­do mens­trual. El aná­li­sis clí­ni­co anual tam­bién es fun­da­men­tal y tie­ne una es­pe­ci­fi­ci­dad del 90 por cien­to.

Den­tro de es­te che­queo, exis­ten dis­tin­tos exá­me­nes mé­di­cos. La ma­mo­gra­fía es cla­ve. Se tra­ta de una ra­dio­gra­fía de las ma­mas y es con­si­de­ra­da el me­jor mé­to­do pa­ra la de­tec­ción tem­pra­na, cuan­do to­da­vía no se ma­ni­fies­tan sín­to­mas. Se re­co­mien­da rea­li­zar­la a par­tir de los 40 años en mu­je­res sin fac­to­res de ries­go. En tan­to, la eco­gra­fía se uti­li­za en al­gu­nos ca­sos co­mo com­ple­men­to de la ma­mo­gra­fía y sir­ve pa­ra di­fe­ren­ciar en­tre ma­sas ma­ma­rias só­li­das y quís­ti­cas. Por su par­te, la re­so­nan­cia mag­né­ti­ca nu­clear re­sul­ta útil pa­ra es­tu­diar a mu­je­res con sos­pe­cha de ro­tu­ra de im­plan­tes ma­ma­rios y tu­mo­res es­pe­cia­les. Fi­nal­men­te, la biop­sia es un pro­ce­di­mien­to con­sis­ten­te en la ex­tir­pa­ción de una por­ción pe­que­ña de te­ji­do o cé­lu­las pa­ra la con­fir­ma­ción de­fi­ni­ti­va del cán­cer. De acuer­do a ca­da si­tua­ción, po­drá lle­var­se a ca­bo la pun­ción por me­dio de la piel o la ci­ru­gía con­ven­cio­nal.

El ca­mino ha­cia la cu­ra pue­de in­cluir ope­ra­cio­nes, ra­dio­te­ra­pia y me­di­ca­men­tos. La fi­na­li­dad de los tra­ta­mien­tos qui­rúr­gi­cos y ra­dian­tes es el con­trol lo­cal, mien­tras que los me­di­ca­men­to­sos se em­plean pa­ra so­bre­lle­var la en­fer­me­dad a dis­tan­cia o dis­mi­nuir el ta­ma­ño de la le­sión ma­ma­ria.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.