GO­BIER­NOS QUE CRE­CEN

Mu­ni­ci­pios y ciu­da­des bus­can pro­fe­sio­na­li­zar su ges­tión com­par­tien­do ex­pe­rien­cias y lle­van­do a ca­bo pro­yec­tos que so­bre­pa­san las ba­rre­ras de la ideo­lo­gía po­lí­ti­ca.

La Voz del Interior - Rumbos - - Innovación - POR FE­LI­CI­TAS CARRIQUE

En Rauch nos plan­tea­mos crear una po­li­cía lo­cal y hoy ya te­ne­mos nues­tra pro­pia es­cue­la de po­li­cías. Se­lec­cio­na­mos aspirantes, do­cen­tes, pu­si­mos la es­truc­tu­ra en fun­cio­na­mien­to y en di­ciem­bre va­mos a te­ner la pri­me­ra ca­ma­da de la fuer­za del mu­ni­ci­pio”, ex­pli­ca Ma­xi­mi­li­ano Sues­cun, in­ten­den­te del par­ti­do de Rauch des­de di­ciem­bre de 2015.

En la lo­ca­li­dad de Ri­va­da­via, en tan­to, es­te año se lle­vó a ca­bo una ma­ra­tón de in­no­va­ción pa­ra ge­ne­rar opor­tu­ni­da­des en­tre sus jó­ve­nes. Los equi­pos ge­ne­ra­ron pro­yec­tos pa­ra rea­li­zar sen­so­res pa­ra si­los bol­sa, un sis­te­ma iden­ti­fi­ca­dor de ani­ma­les y otro de la­va­do de bal­des de los tam­bos, una ja­ba­li­na pa­ra me­dir va­ria­bles en las car­gas de gra­nos, un me­ca­nis­mo de cor­te de va­cío en los tam­bos y uno de man­do a dis­tan­cia de bom­bas. El equi­po ga­na­dor, gra­cias al pre­mio, pu­do desa­rro­llar un “se­má­fo­ro in­te­li­gen­te” que se ins­ta­la­rá en Amé­ri­ca, ciu­dad ca­be­ce­ra del mu­ni­ci­pio.

Es­tos son só­lo ejem­plos de al­gu­nas de las ini­cia­ti­vas que se es­tán lle­van­do a ca­bo en dis­tin­tas ciu­da­des del país gra­cias al desa­rro­llo de po­lí­ti­cas de mo­der­ni­za­ción de go­bier­nos lo­ca­les.

En­tre los pro­pul­so­res de es­te fe­nó­meno se en­cuen­tra la Red de In­no­va­ción lo­cal (RIL). Se tra­ta del equi­po “de­trás de los in­ten­den­tes” que se de­di­ca a pro­fe­sio­na­li­zar ad­mi­nis­tra­cio­nes mu­ni­ci­pa­les, apor­tan­do me­to­do­lo­gía y or­den pa­ra lle­var a ca­bo pro­pues­tas de los go­bier­nos lo­ca­les.

RIL tie­ne tres gran­des áreas. Una de he­rra­mien­tas de ges­tión, que brin­da a los mu­ni­ci­pios los ins­tru­men­tos pa­ra lle­var a ca­bo los pro­yec­tos de for­ma más or­de­na­da y pro­li­ja. Otra área de gru­pos, que for­ma equi­pos de fun­cio­na­rios o in­ten­den­tes de dis­tin­tos par­ti­dos, que se reúnen una vez por mes a com­par­tir pro­ble­mas y so­lu­cio­nes a di­fi­cul­ta­des co­mu­nes. Y una ter­ce­ra área que se cen­tra en la in­no­va­ción pú­bli­ca, a tra­vés de la cual acom­pa­ñan a los mu­ni­ci­pios en la ta­rea de mo­der­ni­za­ción del Es­ta­do.

“Si un mu­ni­ci­pio ges­tio­na bien, el im­pac­to que pue­de te­ner en la co­mu­ni­dad es muy al­to”, ex­pli­ca Del­fi­na Ira­zus­ta, ideó­lo­ga y ca­be­za de la or­ga­ni­za­ción que hoy cuen­ta con ocho miem­bros y diez fa­ci­li­ta­do­res que se en­cuen­tran dis­tri­bui­dos por to­do el país y se en­car­gan de guiar el pro­ce­so en los mu­ni­ci­pios.

“Mu­chas ve­ces los in­ten­den­tes se pa­san el man­da­to so­lu­cio­nan­do

ur­gen­cias. No es que los mu­ni­ci­pios no tra­ba­jen, sino que de­ben ocu­par­se de apa­gar in­cen­dios. En­ton­ces es ne­ce­sa­rio or­ga­ni­zar el caos”, se­ña­la Ro­sa­rio Gui­raud Oría, fa­ci­li­ta­do­ra RIL, y agre­ga: “So­mos fa­ci­li­ta­do­res del pro­ce­so pa­ra lle­var a ca­bo pro­yec­tos. No­so­tros ayu­da­mos a los go­bier­nos lo­ca­les a ba­jar sus ideas a la prác­ti­ca”.

So­bre el fun­cio­na­mien­to de la or­ga­ni­za­ción, Ira­zus­ta ex­pli­ca que ellos ofre­cen a los mu­ni­ci­pios miem­bros RIL pro­gra­mas, ca­pa­ci­ta­ción y, ade­más, la po­si­bi­li­dad de for­mar par­te de gru­pos de in­ten­den­tes o fun­cio­na­rios de dis­tin­tas lo­ca­li­da­des. “De es­ta for­ma, no só­lo tie­nen lo que no­so­tros po­de­mos brin­dar­les, sino tam­bién lo que los co­le­gas apor­tan en los gru­pos y, en el me­jor de los ca­sos, tam­bién po­de­mos tra­ba­jar en in­no­va­ción pú­bli­ca”.

Coope­ra­ción sin ideo­lo­gía

El fe­nó­meno de mo­der­ni­za­ción de ad­mi­nis­tra­cio­nes lo­ca­les se en­cuen­tra muy ex­ten­di­do en la pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res, pe­ro el ob­je­ti­vo de la Red de In­no­va­ción lo­cal es ex­ten­der­lo al res­to del país sin dis­tin­ción de ban­de­ras po­lí­ti­cas.

Sues­cun, de Cam­bie­mos, sos­tie­ne: “El tra­ba­jo de RIL no tie­ne que ver con un par­ti­do po­lí­ti­co sino con una for­ma de ser efi­cien­te. Las po­lí­ti­cas de go­bierno las cons­trui­mos no­so­tros; lo que ha si­do muy po­si­ti­vo es la ayu­da que nos han da­do en la adop­ción de un mé­to­do. La me­to­do­lo­gía nos or­de­na, nos per­mi­te ha­cer un se­gui­mien­to y fi­jar el nor­te en ba­se a lo que no­so­tros que­re­mos, pa­ra lue­go ba­jar­lo a lo más con­cre­to”.

Ser­gio Caz­zu­lo, se­cre­ta­rio de Pro­duc­ción del Mu­ni­ci­pio de Gua­mi­ní y miem­bro del Fren­te pa­ra la Vic­to­ria coin­ci­de: “No hay pro­ble­mas de ideo­lo­gía con la red de in­no­va­ción. Pue­den exis­tir di­fe­ren­cias en­tre los fun­cio­na­rios de dis­tin­tos mu­ni­ci­pios que for­man par­te de los gru­pos RIL, pe­ro se dan en un mar­co de mu­cho res­pe­to, con un in­ter­cam­bio su­ma­men­te po­si­ti­vo de ideas”.

Ma­nos a la obra: RIL ofre­ce un cur­so de for­ma­ción de fa­ci­li­ta­do­res en el cam­pus del IAE en Pi­lar, pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res, el 3, 4 y 5 de agos­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.