Ce­sá­reas y as­ma in­fan­til

POR DR. FER­NAN­DO BUR­GOS Je­fe de Pe­dia­tría Am­bu­la­to­ria del Hos­pi­tal Uni­ver­si­ta­rio Aus­tral y miem­bro de la Red de Pe­dia­tras “Ni­ños sa­nos, ni­ños fe­li­ces”.

La Voz del Interior - Rumbos - - Salud - Co­no­cé más so­bre tu sa­lud en www.rum­bos­di­gi­tal.com

Un re­cien­te es­tu­dio ca­na­dien­se ana­li­zó la re­la­ción de los na­ci­mien­tos rea­li­za­dos me­dian­te ce­sá­rea y el as­ma y aler­gias en ni­ños. Los resultados de­mos­tra­ron que du­ran­te el par­to na­tu­ral, el be­bé es im­preg­na­do por una gran can­ti­dad y va­rie­dad de mi­cro­or­ga­nis­mos be­ne­fi­cio­sos que co­lo­ni­zan su piel, ayu­dan al desa­rro­llo del sis­te­ma in­mu­ne y al apa­ra­to di­ges­ti­vo.

En el ca­so de los pe­que­ños que na­cen por ce­sá­rea, di­cha co­lo­ni­za­ción be­ne­fi­cio­sa se ve al­te­ra­da im­pi­dien­do la ad­qui­si­ción de la mi­cro­bio­ta de sus ma­dres y, en cam­bio, son co­lo­ni­za­dos con otro ti­po de bac­te­rias que sue­len es­tar en la piel hu­ma­na y en el qui­ró­fano. De al­gu­na ma­ne­ra, el sis­te­ma in­mu­ne de es­tos be­bés em­pie­za de­fec­tuo­sa­men­te y pre­sen­ta un ma­yor ries­go de desa­rro­llar en­fer­me­da­des au­to­in­mu­nes, co­mo aler­gias y as­ma.

La Ar­gen­ti­na es­tá por en­ci­ma de la ta­sa de ce­sá­reas que de­be­rían ha­cer­se y mu­chas no son por ne­ce­si­dad sino por elec­ción de las ma­dres. Ac­tual­men­te las ce­sá­reas rea­li­za­das en hos­pi­ta­les pú­bli­cos re­pre­sen­tan un 32%, nú­me­ro que du­pli­ca lo re­co­men­da­do por la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de la Sa­lud. Es­to pue­de so­lu­cio­nar­se ex­pli­can­do a las ma­más la im­por­tan­cia de que el be­bé naz­ca por par­to na­tu­ral pa­ra que la flo­ra va­gi­nal co­lo­ni­ce el in­tes­tino con bac­te­rias que son mu­cho más be­né­fi­cas y que per­mi­ten un equi­li­brio in­mu­no­ló­gi­co pa­ra to­da la vi­da.

No se tra­ta de lan­zar un men­sa­je en con­tra de las ce­sá­reas por­que real­men­te re­pre­sen­tan una he­rra­mien­ta esen­cial pa­ra sal­var mu­chas vi­das, pe­ro hay que usar­las úni­ca­men­te cuan­do son ne­ce­sa­rias. De­ben ser em­plea­das por de­ci­sión mé­di­ca. Y en ese ca­so pue­den uti­li­zar­se en el úl­ti­mo tri­mes­tre pro­bió­ti­cos en la ma­dre, es de­cir bac­te­rias be­né­fi­cas pa­ra evi­tar el desa­rro­llo de aler­gias fu­tu­ras.

Aque­llos ni­ños que tie­nen a am­bos pa­dres alér­gi­cos tie­nen un 80% de pro­ba­bi­li­dad de ser alér­gi­cos y es­to se in­cre­men­ta con la ce­sá­rea.

La in­quie­tud sur­gió con el prin­ci­pal ob­je­ti­vo de ob­te­ner una so­lu­ción que dis­mi­nu­ya, por un la­do, el nú­me­ro de pa­cien­tes con as­ma, la en­fer­me­dad crónica pe­diá­tri­ca más fre­cuen­te y que afec­ta a más de 300 mi­llo­nes de per­so­nas en to­do el mun­do y, por otro la­do, a las aler­gias, que se cal­cu­la que pa­ra el 2050 el 50% de la po­bla­ción las pa­de­ce­rá.

Tam­bién exis­te la po­si­bi­li­dad de que el na­ci­mien­to por ce­sá­rea sea un fac­tor de ries­go pa­ra el desa­rro­llo del as­ma: al­gu­nos es­tu­dios de­fi­nen que la ce­sá­rea pue­de aso­ciar­se con 40% de ries­go de desa­rro­llar as­ma a la edad de 7 años cuan­do se com­pa­ra con na­ci­mien­tos por par­to va­gi­nal.

Por el mo­men­to la con­clu­sión in­di­ca que la me­jor op­ción de par­to siem­pre es la na­tu­ral, que no só­lo evi­ta aler­gias sino tam­bién obe­si­dad y dia­be­tes, en­tre otras si­tua­cio­nes. •

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.