Có­mo es ser Abel

La Voz del Interior - Rumbos - - News -

Con tan­ta po­pu­la­ri­dad, tan­tos mi­mos de tus fans, ¿es di­fí­cil ser Abel Pin­tos? Cuen­ta que vi­ve una vi­da con mu­cha adre­na­li­na, via­jes per­ma­nen­tes, por eso tra­ta de ser un equilibrista, de no ma­rear­se y, so­bre to­do, de sa­ber ad­mi­nis­trar las emo­cio­nes que a ve­ces lo ta­pan. “Cuan­do te quie­ren, cuan­do lle­nan tea­tros y com­pran dis­cos, cuan­do can­tan to­dos tus te­mas; uff, es fuer­te, con­mo­ve­dor, mo­vi­li­zan­te, pe­ro tam­bién lo to­mo con pin­zas por­que sé que la vi­da no es así, que es­ta ca­rre­ra no es así. En­ton­ces me per­mi­to dis­fru­tar, pe­ro vi­vien­do en la reali­dad. Y ser Abel Pin­tos es eso: en­ten­der la reali­dad, co­no­cer el mo­men­to so­cial que exis­te en el país y tra­tar de res­pon­der a mi pú­bli­co que me quie­re, y al que me cri­ti­ca tam­bién, con la me­jor de mis bon­da­des”. ¿Có­mo des­car­gás se­me­jan­tes emo­cio­nes? Ten­go un gru­po de gen­te que me con­tie­ne, pe­ro a la vez tra­to de ha­cer ejer­ci­cio, co­rrer y na­dar, que me des­con­trac­tu­ra y me li­be­ra pre­sio­nes. Y soy de ha­cer her­mo­sos via­jes de fic­ción cuan­do me su­mer­jo en la lec­tu­ra, un há­bi­to al que le de­di­co un buen tiem­po. Aho­ra que ha­bla­mos de lec­tu­ra, sur­ge Bob Dy­lan, re­cien­te y po­lé­mi­co ga­na­dor del No­bel de Li­te­ra­tu­ra. ¿Te­nés al­gu­na opi­nión? Mu­chas ve­ces, los pri­me­ros pa­sos en al­go ge­ne­ran po­lé­mi­ca y en el ca­so de la Aca­de­mia Sue­ca, que lo de­sig­nó ga­na­dor, se tra­ta del pun­ta­pié ini­cial pa­ra al­go dis­tin­to a lo que ve­nía ha­cien­do. Yo ten­go en­ten­di­do que los No­bel tie­nen la in­ten­ción de pre­miar a aque­llos que ha­yan afec­ta­do po­si­ti­va­men­te a la Hu­ma­ni­dad, y en ese sen­ti­do no ten­go du­das de que Dy­lan lo ha lo­gra­do. Por otra par­te, es una va­lo­ri­za­ción muy gran­de que se hi­zo a tra­vés de la obra y de la fi­gu­ra de Dy­lan de lo que es la poe­sía den­tro de la mú­si­ca. Hay gran­des poe­tas en el mun­do que son ade­más mú­si­cos, y gran­des poe­tas que han tra­ba­ja­do pa­ra el mun­do de la mú­si­ca. No­so­tros te­ne­mos nues­tros ejem­plos ver­nácu­los, co­mo León Gie­co y Víc­tor He­re­dia, que li­sa y lla­na­men­te son poe­tas, co­mo tam­bién Joan Ma­nuel Se­rrat, que tran­qui­la­men­te po­dría ha­ber ga­na­do el No­bel, Joa­quín Sa­bi­na, Is­mael Se­rrano... Aho­ra se ge­ne­ró po­lé­mi­ca por­que se su­po­ne que el No­bel de Li­te­ra­tu­ra tie­ne que ser pa­ra un es­cri­tor, pe­ro un mú­si­co tam­bién es­cri­be gran­des co­sas y yo creo que, con el pa­so del tiem­po, se com­pren­de­rá lo sa­na que fue la de­ci­sión de la Aca­de­mia de dis­tin­guir a la poe­sía den­tro de la mú­si­ca. ¿Y vos, Abel, no es­tás en esa lis­ta con Gie­co y He­re­dia? Ellos son mis maes­tros, yo to­da­vía ten­go mucho que apren­der y que re­co­rrer. Jus­ta­men­te so­bre León, fue ele­gi­do tam­bién con po­lé­mi­ca pa­ra to­car en el Lo­lla­pa­loo­za 2017. ¿Te hu­bie­ra gus­ta­do for­mar par­te? A mí no me in­tere­sa pun­tual­men­te el nom­bre del fes­ti­val. Es un es­ce­na­rio y pa­ra mí el es­ce­na­rio es la can­cha donde yo voy a tra­bar con la ca­be­za, ya sea Lo­lla­pa­loo­za, Per­so­nal Fest, Cos­quín o Je­sús Ma­ría. Y te re­cuer­do que yo to­qué en un fes­ti­val te­lo­nean­do a Al­ma­fuer­te, ima­gi­na­te que pa­ra mí fue un re­cuer­do inol­vi­da­ble. Yo voy y ha­go mi show. Pa­ra mí la mú­si­ca es una so­la des­de la in­fan­cia, por el he­cho de que me crié con mi ma­má es­cu­chan­do a Jo­sé Luis Pe­ra­les y Se­rrat, con mi vie­jo em­be­le­sa­do con la Ne­gra So­sa y mis her­ma­nos a full con Ma­don­na, De­pe­che Mo­de, Me­ga­deth y Pan­te­ra. En la ta­pa del dis­co agra­de­cés a la Vir­gen y al Gau­chi­to Gil. ¿Sos muy de­vo­to de la fe? Más que de­vo­to soy un eterno agra­de­ci­do y la fe es un as­pec­to muy im­por­tan­te en mi vi­da; es co­mo en la mú­si­ca: un lu­gar donde ha­cer pie en este mun­do. Me acom­pa­ña, me es­ti­mu­la y yo le rin­do el ho­me­na­je que pue­do y me­jor me sa­le. ¿Cuán­to sa­bés quién sos vos, Abel? No po­dría res­pon­der­lo. A ve­ces me sor­pren­do de mí, a ve­ces me de­silu­siono. Lo que ten­go cla­ro es que es­toy en una bús­que­da pro­fun­da de sa­ber­lo. No sé si lo lo­gra­ré. To­da­vía soy jo­ven, no es­toy pa­ra ha­cer ba­lan­ces, y me pa­re­ce­ría atre­vi­do de­cir a cien­cia cier­ta quién soy yo. •

"EL NO­BEL A A DY­LAN ES ME­RE­CI­DO, ES EL GRAN POE­TA DE LA MÚ­SI­CA”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.