Agri­dul­ce es­pe­ra

Lue­go de va­rios años de au­sen­cia, el re­gre­so de una jo­ven tras­tor­na la vi­da de una es­tram­bó­ti­ca fa­mi­lia.

La Voz del Interior - Rumbos - - Intro - POR MA­RIA­NA VALLE-RIES­TRA

Có­mo iba a ima­gi­nar­se la Es­po­sa jo­ven que tras­pa­sar el um­bral de esa gran ca­sa de cam­po iba a mar­car su in­gre­so a una di­men­sión car­ga­da de ero­tis­mo, en la que la no­ción del tiem­po es ca­pri­cho­sa y la belleza de las mu­je­res, le­gen­da­ria. Con die­cio­cho años re­cién cum­pli­dos, vol­vía des­de Ar­gen­ti­na a una Ita­lia de prin­ci­pios del si­glo XX pa­ra hon­rar un vie­jo acuer­do y ca­sar­se con el Hi­jo, su pro­me­ti­do. ¿El úni­co in­con­ve­nien­te? El mu­cha­cho es­tá de via­je, y ni el Pa­dre ni la Ma­dre sa­ben cuán­do vol­ve­rá... ¿Vol­ve­rá? La es­pe­ra ofre­ce a la jo­ven la opor­tu­ni­dad de aden­trar­se en los sór­di­dos en­tre­te­lo­nes de la his­to­ria de esa fa­mi­lia que la aco­ge sin ha­cer pre­gun­tas, de com­pren­der su te­rror ha­cia la no­che y has­ta de acos­tum­brar­se —entre otras ra­re­zas— al cu­rio­so ri­tual de los desa­yu­nos eter­nos. Los se­cre­tos de ca­da miem­bro de la fa­mi­lia se van re­ve­lan­do al rit­mo del des­per­tar se­xual de la mu­cha­cha. La Es­po­sa jo­ven es una no­ve­la arries­ga­da. Con un ma­ne­jo au­daz de la na­rra­ción, que sin pre­vio avi­so al­ter­na pers­pec­ti­vas y fun­de sus vo­ces, Ba­ric­co lo­gra que nos aden­tre­mos en la in­ti­mi­dad de los per­so­na­jes. Así cons­tru­ye una his­to­ria po­li­fó­ni­ca a la que no le fal­ta el to­que agri­dul­ce que ca­rac­te­ri­za sus re­la­tos. Y no se de­tie­ne ahí. El au­tor italiano in­ter­ca­la al­gu­nas de sus re­fle­xio­nes en torno al ofi­cio de la es­cri­tu­ra y sus di­fi­cul­ta­des, con lo cual la obra se con­vier­te en su pri­mer es­bo­zo de poé­ti­ca.

La Es­po­sa jo­ven Ales­san­dro Ba­ric­co Anagra­ma $ 267

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.