Ro­mi­na Libs­ter, la chi­ca que ha­bla de va­cu­nas (y te atra­pa)

Dio una de las char­las TED más exi­to­sas de los úl­ti­mos tiem­pos, en la que pi­de que no nos ol­vi­de­mos que la va­cu­na­ción nos li­bró de en­fer­me­da­des que hoy es­tán vol­vien­do a apa­re­cer.

La Voz del Interior - Rumbos - - [ Personajes ] - POR LAU­RA CE­DEI­RA

Ro­mi­na Libs­ter pro-mue­ve al­go más que la to­ma de con­cien­cia so­bre la im­por­tan­cia de la va­cu­na­ción pe­diá­tri­ca y adul­ta. Lo que es­ta mé­di­ca pe­dia­tra, do­cen­te e in­ves­ti­ga­do­ra del CO­NI­CET nos quie­re ha­cer en­ten­der es la po­ten­cia, e im­por­tan­cia, de lo co­lec­ti­vo en la pre­ven­ción de las epi­de­mias y pan­de­mias. Libs­ter tie­ne 38 años, es gra­dua­da con ho­no­res de la Uni­ver­si­dad de Bue­nos Ai­res y re­fe­ren­te en el ám­bi­to de la Va­cu­no­lo­gía. Ha li­de­ra­do una se­rie de es­tu­dios so­bre los vi­rus que pro­vo­can en­fer­me­da­des res­pi­ra­to­rias, en es­pe­cial el de la gri­pe H1N1, y en la ac­tua­li­dad es­tu­dia in­fec­cio­nes res­pi­ra­to­rias, co­mo el as­ma, en la Fun­da­ción INFANT.

Bá­si­ca­men­te, lo que ex­pli­ca en su -muy di­fun­di­da- char­la TEDx Río de la Pla­ta de 2015 es que cuan­do nos va­cu­na­mos, ade­más de pro­te­ger­nos con­tra en­fer­me­da­des co­mo el sa­ram­pión, las pa­pe­ras, la ru­beo­la, o la tos con­vul­sa, con­tri­bui­mos a evi­tar el con­ta­gio y la pro­pa­ga­ción de los vi­rus en nues­tra co­mu­ni­dad. El ejem­plo que da, en los con­gre­sos o en las en­tre­vis­tas, es el fa­lle­ci­mien­to de Sol, una be­ba de un mes, a cau­sa de tos con­vul­sa (en­fer­me­dad prevenible a tra­vés de la va­cu­na­ción). Di­ce que fue la pri­me­ra vez que vio em­peo­rar tan rá­pi­da­men­te (en tres días) a un pa­cien­te, y lue­go de su muer­te se pre­gun­tó có­mo po­drían ha­ber­lo evi­ta­do. Des­de ese mo­men­to se de­di­có a es­tu­diar có­mo fun­cio­na el um­bral que per­mi­te, gra­cias a la po­bla­ción va­cu­na­da, que un vi­rus se man­ten­ga sin ma­ni­fes­tar­se du­ran­te dé­ca­das.

“Las va­cu­nas son uno de los gran­des éxi­tos de la sa­lud pú­bli­ca del si­glo XX. Des­pués del agua po­ta­ble, son la in­ter­ven­ción que más ha lo­gra­do dis­mi­nuir la mor­ta­li­dad, in­clu­so más que los an­ti­bió­ti­cos (…) Mu­chas per­so­nas en la co­mu­ni­dad de­pen­den ca­si ex­clu­si­va­men­te de es­ta in­mu­ni­dad co­lec­ti­va pa­ra pro­te­ger­se de las en­fer­me­da­des. Es­tas per­so­nas no son hi­po­té­ti­cos en una ani­ma­ción. Esas per­so­nas son nues­tros so­bri­nos, nues­tros hi­jos, que tal vez son muy chi­qui­ti­tos pa­ra ha­ber re­ci­bi­do sus pri­me­ras va­cu­nas. Son nues­tros pa­dres, nues­tros her­ma­nos, nues­tros co­no­ci­dos, que tal vez tie­nen al­gu­na en­fer­me­dad o es­tán re­ci­bien­do al­gu­na me­di­ca­ción que les dis­mi­nu­ye las de­fen­sas. Tam­bién son aque­llas per­so­nas que son alér­gi­cas a al­gu­na de­ter­mi­na­da va­cu­na. In­clu­so po­de­mos ser ca­da uno de no­so­tros que sí nos va­cu­na­mos, pe­ro en no­so­tros no ge­ne­ró el efec­to es­pe­ra­do. To­das es­tas per­so­nas de­pen­den ca­si ex­clu­si­va­men­te de la in­mu­ni­dad co­lec­ti­va pa­ra pro­te­ger­se de las en­fer­me­da­des”, ex­pli­ca cla­ra y di­rec­ta Ro­mi­na.

In­mu­ni­dad co­lec­ti­va Ro­mi­na ha­bla "del po­der de la in­mu­ni­dad co­lec­ti­va”. Esa res­pon­sa­bi­li­dad que nos to­ca por for­mar par­te de una so­cie­dad. Ese ac­to de con­cien­cia in­di­vi­dual (va­cu­nar­se) que tie­ne con­se­cuen­cias pa­ra to­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.