Desafíos, de­trás del triun­fa­lis­mo

La Voz del Interior - - Política - Juan Tu­re­llo Más y me­nos jtu­re­llo@la­voz­de­lin­te­rior.com.ar

En po­lí­ti­ca exis­te un dog­ma no de­cla­ra­do se­gún el cual es más di­fí­cil ad­mi­nis­trar las vic­to­rias que re­cu­pe­rar­se de las derrotas. Es lo que po­dría su­ce­der­le al ma­cris­mo si las ur­nas con­fir­man las en­cues­tas, que an­ti­ci­pan un triun­fo en la de­ci­si­va pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res, en­tre otros dis­tri­tos cla­ve.

Hay de­ma­sia­dos ges­tos triun­fa­lis­tas de sus prin­ci­pa­les ex­po­nen­tes. Es­tán más in­quie­tos por las can­di­da­tu­ras pa­ra 2019 que en ana­li­zar y ex­pli­car a la so­cie­dad que la sen­da del cre­ci­mien­to que se re­gis­tra en los úl­ti­mos me­ses exi­gi­rá nue­vos es­fuer­zos pa­ra sos­te­ner­la.

Los di­ri­gen­tes que res­pon­den a Mau­ri­cio Ma­cri con­ta­rán con ma­yor po­der po­lí­ti­co des­pués del 22 de oc­tu­bre, pe­ro no ten­drán el con­trol de am­bas cá­ma­ras del Con­gre­so, por lo que de­be­rán abrir una ar­dua ne­go­cia­ción con los go­ber­na­do­res pe­ro­nis­tas (no kirch­ne­ris­tas) y los gre­mios.

El Go­bierno en­vió tres fun­cio­na­rios cla­ve a Washington a las asam­bleas del Fon­do Mo­ne­ta­rio In­ter­na­cio­nal (FMI) y del BID pa­ra ex­pli­car la hoja de ru­ta. Los mi­nis­tros de Ha­cien­da, Ni­co­lás Du­jov­ne, y de Fi­nan­zas, Luis Capu­to, y el je­fe del Ban­co Cen­tral, Fe­de­ri­co Stur­ze­neg­ger, de­bie­ran re­pa­sar el úl­ti­mo in­for­me del or­ga­nis­mo so­bre la Ar­gen­ti­na.

El Fon­do afir­mó que es­te año “el cre­ci­mien­to re­pun­ta­rá a 2,5 por cien­to des­de la re­ce­sión del año an­te­rior, en la me­di­da que los sa­la­rios rea­les más al­tos au­men­ten el con­su­mo; la in­ver­sión re­pun­te, con el apo­yo de la obra pú­bli­ca, y las ex­por­ta­cio­nes se be­ne­fi­cien de una ma­yor de­man­da ex­ter­na”.

En buen ro­man­ce, la ex­pan­sión del con­su­mo es­tá re­ser­va­da por aho­ra al 20 por cien­to de la po­bla­ción, que con­for­ma los seg­men­tos más al­tos. En los ni­ve­les me­dios y me­dios-ba­jos el con­su­mo ca­yó, co­mo lo de­mues­tran las es­ta­dís­ti­cas de su­per­mer­ca­dos, al­ma­ce­nes y au­to­ser­vi­cios. Con­sul­to­ras pri­va­das afir­man que la si­tua­ción ha­bría co­men­za­do a re­ver­tir­se en sep­tiem­bre.

¿Ra­zón de la caí­da? El pre­cio de los ali­men­tos y el pe­so de im­pues­tos y ser­vi­cios achi­ca­ron el po­der de com­pra.

La in­ver­sión aún no al­can­za los ni­ve­les desea­dos, por lo que los mo­to­res de la ex­pan­sión son el cam­po y la obra pú­bli­ca, ade­más de la cons­truc­ción pri­va­da por los cré­di­tos hi­po­te­ca­rios. Los desa­rro­llis­tas se que­jan de que los ban­cos tar­dan en­tre 210 y 240 días pa­ra ad­ju­di­car un prés­ta­mo, des­de que el in­tere­sa­do se anotó.

La in­dus­tria au­to­mo­triz co­men­zó a sa­lir del pa­ra­te tras el re­pun­te de Bra­sil, que cre­ce­ría es­te año me­nos del uno por cien­to y 1,5 en 2018, se­gún el FMI. La mi­tad de lo que se es­pe­ra pa­ra la Ar­gen­ti­na.

¡Ay, la in­fla­ción!

La “in­fla­ción nú­cleo” –que ex­clu­ye ser­vi­cios re­gu­la­dos y con­su­mos es­ta­cio­na­les– si­gue sien­do ele­va­da, pe­se a la du­re­za del Ban­co Cen­tral.

El In­dec re­gis­tró una suba de 1,9 por cien­to en sep­tiem­bre. La dis­cu­sión en el Go­bierno es si apli­car aho­ra el ajus­te en los ser­vi­cios (no­viem­bre y di­ciem­bre son me­ses de al­ta in­fla­ción) o pa­sar­lo a enero.

Los com­bus­ti­bles au­men­ta­rán 10 por cien­to; el gas natural su­biría al­re­de­dor del 40 por cien­to (di­si­mu­la­do por los me­no­res con­su­mos del ve­rano) y ha­brá un au­men­to en los bo­le­tos del trans­por­te ur­bano y de lar­ga dis­tan­cia.

En es­tos te­mas, el FMI no du­dó: la in­fla­ción no se re­du­ce si no se ba­ja el dé­fi­cit a par­tir de me­nos gas­to pú­bli­co, que Du­jov­ne pro­me­tió en­ca­rar a tra­vés de una po­da en los sub­si­dios a los ser­vi­cios pú­bli­cos. El gra­dua­lis­mo fi­nan­cia­do con más deu­da pue­de con­ver­tir­se en un bu­me­rán pa­ra el Go­bierno.

Las pa­san­tías que alien­ta el Go­bierno so­lu­cio­na­rían la ofer­ta la­bo­ral pa­ra unos 300 mil jó­ve­nes y adul­tos, pe­ro hay 800 mil per­so­nas ma­yo­res de 45 años que ca­re­cen de ocu­pa­ción fi­ja, se­gún con­sul­to­ras de re­cur­sos hu­ma­nos.

Las ener­gías que pro­vee un triun­fo de­bie­ran ser usa­das pa­ra re­pen­sar los gran­des pro­ble­mas de la Ar­gen­ti­na y en apor­tar soluciones. La op­ción plan­tea­da pa­ra es­ta elec­ción –en­tre el fu­tu­ro o el pa­sa­do au­to­ri­ta­rio y sin cre­ci­mien­to– di­fí­cil­men­te pue­da ser usa­da en 2019.

Pa­ra ese tiem­po, la so­cie­dad exi­gi­rá más res­pues­tas que los fan­tas­mas del pa­sa­do.

En las mie­les de la vic­to­ria, los even­tua­les can­di­da­tos de­bie­ran so­pe­sar es­te da­to, so­bre el que ad­vier­te el dog­ma no es­cri­to de la po­lí­ti­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.