El au­men­to de la ju­bi­la­ción que es­pe­ra Eli­sa

La Voz del Interior - - Ciudadanos - Laura Gon­zá­lez En pri­me­ra per­so­na lgon­za­lez@la­voz­de­lin­te­rior.com.ar

“Yo ten­go una ju­bi­la­ción mí­ni­ma y soy una vie­ja que ne­ce­si­ta pla­ta…. quie­ro sa­ber qué va a pa­sar, si me van a dar un au­men­to ex­tra pa­ra es­te fin de año o cuán­do me van a su­bir lo po­co que co­bro y cuán­to lo van a su­bir”, di­ce Eli­sa, una mu­jer de 62 años que co­bra una pen­sión por in­va­li­dez. Por el mo­men­to, no hay anun­cios ni ver­sio­nes de que An­ses va­ya a otor­gar un pa­go adi­cio­nal a fin de año.

En cuan­to al mon­to y a la fe­cha del ajus­te del ha­ber, de­pen­de de lo que re­suel­va el Con­gre­so. La re­for­ma pre­vi­sio­nal tie­ne ya me­dia san­ción del Se­na­do y de­be pa­sar por Dipu­tados. La in­ten­ción del ofi­cia­lis­mo es vo­tar­la el pró­xi­mo miér­co­les 13, pe­ro el trá­mi­te no es tan sim­ple: pe­se a una me­jo­ra de los nú­me­ros de Cam­bie­mos, si­gue sin ma­yo­ría pro­pia y no es­tá muy cla­ro qué ha­rá el pe­ro­nis­mo no kirch­ne­ris­ta. La re­for­ma tie­ne tres gran­des ejes: un cam­bio en la fór­mu­la de mo­vi­li­dad del ha­ber, la po­si­bi­li­dad de tra­ba­jar has­ta los 70 años de mo­do op­ta­ti­vo pa­ra el tra­ba­ja­dor y la garantía del 82 por cien­to del sa­la­rio mí­ni­mo, vi­tal y mó­vil pa­ra quie­nes tie­nen 30 años de apor­tes ge­nui­nos, no mo­ra­to­ria.

El pun­to más con­flic­ti­vo es el pri­me­ro, pe­se a que se re­for­mó la ini­cia­ti­va ofi­cial y se in­tro­du­jo una sugerencia del se­na­dor Mi­guel Pi­chet­to. Has­ta aho­ra, la mo­vi­li­dad sur­ge de una fór­mu­la que com­bi­na la re­cau­da­ción tri­bu­ta­ria, la inflación y los sa­la­rios de los ac­ti­vos. Lo que dis­pu­so el Se­na­do es que el 70 por cien­to de esa fór­mu­la re­fle­je la va­ria­ción del ín­di­ce de pre­cios y un 30 por cien­to, la de los sa­la­rios for­ma­les (el Rip­te, que ela­bo­ra el Mi­nis­te­rio de Tra­ba­jo de la Na­ción). Esa fór­mu­la tie­ne su gra­do de jus­ti­cia, ya que los ac­ti­vos si­guen tam­bién la inflación pro­yec­ta­da del año y, con el agre­ga­do de los sa­la­rios que hi­zo el Se­na­do, se guar­da­rá cier­ta pro­por­cio­na­li­dad en­tre ha­ber y sa­la­rio.

Es po­si­ble que, co­mo ex­pli­ca el Go­bierno, si se al­te­ra­ra la re­cau­da­ción tri­bu­ta­ria pre­vi­sio­nal (que es la que se to­ma aho­ra pa­ra la fór­mu­la) por­que se blan­quean tra­ba­ja­do­res y se re­du­cen apor­tes, el cálcu­lo po­dría ir a la ba­ja. Tam­bién es cier­to que si la eco­no­mía se en­ca­rri­la, la inflación se des­ace­le­ra y el cre­ci­mien­to es sus­tan­cial, los ju­bi­la­dos no par­ti­ci­pa­rán de esa me­jo­ra, ya que “só­lo” se­gui­rán a la inflación.

Pe­ro el pro­ble­ma no es­tá tan­to en la com­po­si­ción de la fór­mu­la, sino en la pe­rio­di­ci­dad del ajus­te. Lo que pro­po­ne el pro­yec­to es que, en vez de ajus­tar ca­da seis me­ses, las ju­bi­la­cio­nes se ajus­ten ca­da tres. Así, asép­ti­co, eso no so­na­ría tan mal sal­vo por un de­ta­lle: el ajus­te tri­mes­tral arran­ca­ría en mar­zo de 2018 (con un 5,7 por cien­to) y se re­pe­ti­ría en ju­nio con una ci­fra po­si­ble­men­te si­mi­lar.

El pro­ble­ma es que en mar­zo co­rres­pon­de­ría un ajus­te se­mes­tral o, de lo con­tra­rio, ha­bría que ha­cer uno aho­ra en di­ciem­bre y otro en mar­zo. De lo con­tra­rio, An­ses “se co­me­rá” tres me­ses de pa­go de ha­be­res ajus­ta­dos. Por eso el ar­gu­men­to central que re­sue­na en Dipu­tados es la in­cons­ti­tu­cio­na­li­dad de apli­car ya esa fór­mu­la, no por la fór­mu­la en sí mis­ma, sino por­que se evi­ta pa­gar el au­men­to du­ran­te un tri­mes­tre. En des­do­blar el au­men­to y en pos­ter­gar la se­gun­da cuo­ta tres me­ses ra­di­ca el co­ra­zón del aho­rro: si no se apli­ca­ra tal co­mo quie­ren el Eje­cu­ti­vo y los go­ber­na­do­res, el aho­rro ba­ja­ría de 55 mil a 15 mil mi­llo­nes de pe­sos.

De to­dos mo­dos, la com­po­si­ción de la fór­mu­la sí es re­le­van­te y ge­ne­ra un aho­rro, pe­ro no tan­to por­que si­ga a la inflación, sino por­que si­gue la inflación pa­sa­da.

Los ac­ti­vos ini­cia­rán 2018 pi­dien­do lo que se pro­yec­te de inflación pa­ra 2018: aho­ra las ex­pec­ta­ti­vas es­tán en torno del 18 o del 19 por cien­to, pe­se a que el Central in­sis­ta en que la me­ta es del 10. Así, el asa­la­ria­do co­bra­rá en mar­zo o en abril la pri­me­ra cuo­ta del au­men­to de pre­cios que se es­pe­ra pa­ra el año. Se le an­ti­ci­pa la suba de pre­cios unos me­ses.

A los ju­bi­la­dos se les ac­tua­li­za se­gún la inflación de­ven­ga­da (así es des­de 2009, cuan­do se san­cio­nó la mo­vi­li­dad), con lo cual siem­pre es­tán atra­sa­dos un se­mes­tre. En un país que des­de ha­ce 10 años tran­si­ta inflación por arri­ba del 25 por cien­to, ese atra­so es re­le­van­te.

Si tu­vié­ra­mos el al­za de “un país nor­mal”, del cin­co o seis por cien­to, es­ta dis­cu­sión ape­nas mo­ve­ría la agu­ja. Por lo tan­to, res­pon­dien­do a Eli­sa: no es­tá cla­ro to­da­vía cuán­to ni cuán­do su­birán las ju­bi­la­cio­nes.

LA FÓR­MU­LA DE AJUS­TE PRE­VI­SIO­NAL ES RE­LE­VAN­TE POR­QUE SI­GUE LA INFLACIÓN, PE­RO LA INFLACIÓN PA­SA­DA.

Cuán­to. El ha­ber, en el de­ba­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.