Bru­se­las, ca­pi­tal del in­de­pen­den­tis­mo ca­ta­lán

La ciu­dad bel­ga, se­de de las prin­ci­pa­les ins­ti­tu­cio­nes eu­ro­peas y de la Otan, fue por un día epi­cen­tro del re­cla­mo se­pa­ra­tis­ta. Carles Puigdemont, re­ci­bi­do co­mo “pre­si­den­te”, vol­vió a ha­cer gui­ños a la UE pa­ra que in­ter­vi­nie­ra.

La Voz del Interior - - Internacionales -

Dos se­ma­nas an­tes de las cru­cia­les elecciones au­to­nó­mi­cas que ten­drán lu­gar en Ca­ta­lu­ña, Bru­se­las, la ca­pi­tal de Eu­ro­pa, se con­vir­tió ayer en el epi­cen­tro de la cam­pa­ña de los in­de­pen­den­tis­tas que quie­ren es­cin­dir a es­ta re­gión del res­to de Es­pa­ña.

El pro­se­li­tis­mo ca­ta­lán tu­vo así un iné­di­to ca­pí­tu­lo en Bél­gi­ca, don­de se hi­zo una mul­ti­tu­di­na­ria ma­ni­fes­ta­ción en fa­vor de la in­de­pen­den­cia li­de­ra­da por el des­ti­tui­do pre­si­den­te de la Generalitat de Ca­ta­lu­ña, Carles Puigdemont, quien vuel­ve a ser can­di­da­to tras su frus­tra­do in­ten­to de rup­tu­ra.

Con el le­ma Eu­ro­pe wa­ke up, de­mo­cracy for Ca­ta­lo­nia (Eu­ro­pa, des­pier­ta, de­mo­cra­cia pa­ra Ca­ta­lu­ña), de­ce­nas de mi­les de in­de­pen­den­tis­tas se con­cen­tra­ron en el par­que del Cin­cuen­te­na­rio, en pleno ba­rrio eu­ro­peo de la ca­pi­tal bel­ga, en el ini­cio de una mar­cha que ins­tó a la Unión Eu­ro­pea (UE) a que in­ter­vi­nie­ra en el con­flic­to que ha te­ni­do en vi­lo a Es­pa­ña en los úl­ti­mos me­ses.

Los ma­ni­fes­tan­tes, con sus es­te­la­das (las ban­de­ras in­de­pen­den­tis­tas), bu­fan­das y la­zos ama­ri­llos, el co­lor con­ver­ti­do en sím­bo­lo de so­li­da­ri­dad con los lí­de­res se­pa­ra­tis­tas pre­sos, re­ci­bie­ron a Puigdemont al gri­to de “¡pre­si­den­te!”.

“Es­ta Ca­ta­lu­ña es la me­jor ca­ra de Eu­ro­pa, de la Eu­ro­pa que que­re­mos”, di­jo Puigdemont.

El ex­pre­si­den­te ca­ta­lán per­ma­ne­ce en Bru­se­las des­de fi­nes de oc­tu­bre, y el mar­tes pa­sa­do el Tri­bu­nal Su­pre­mo re­ti­ró la or­den eu­ro­pea e in­ter­na­cio­nal de de­ten­ción en su con­tra y en con­tra de los cua­tro ex­con­se­je­ros de su go­bierno que lo acom­pa­ñan en Bél­gi­ca. Si vuel­ven a Es­pa­ña se­rían de­te­ni­dos y pues­tos a dis­po­si­ción ju­di­cial, por lo que de­ci­die­ron no ha­cer­lo al me­nos has­ta las elecciones del pró­xi­mo 21, cuan­do Ca­ta­lu­ña vol­ve­rá a en­con­trar­se en una en­cru­ci­ja­da si los in­de­pen­den­tis­tas re­cu­pe­ran el po­der.

Los mi­li­tan­tes y ad­he­ren­tes al in­de­pen­den­tis­mo ca­ta­lán se tras­la­da­ron a Bru­se­las en más de 250 co­lec­ti­vos que pu­sie­ron a su dis­po­si­ción la Asam­blea Na­cio­nal Ca­ta­la­na (ANC) y Òm­nium Cul­tu­ral, en avión o de for­ma par­ti­cu­lar.

Los lí­de­res de la ANC, Jor­di Sàn­chez, y Òm­nium, Jor­di Cui­xart, quie­nes mo­to­ri­za­ron las ma­si­vas mar­chas pre­vias al re­fe­rén­dum del 1° de oc­tu­bre, fue­ron los pri­me­ros en ser de­te­ni­dos y acusados de se­di­ción. El lí­der in­de­pen­den­tis­ta pre­so de ma­yor re­le­van­cia es, sin em­bar­go, el des­ti­tui­do vi­ce­pre­si­den­te de la Generalitat, Oriol Jun­que­ras, de Esquerra Re­pu­bli­ca­na de Ca­ta­lu­ña (ERC).

Pe­se a su de­ten­ción, los son­deos si­túan a Jun­que­ras en el pri­mer lu­gar de las pre­fe­ren­cias, aun­que la can­di­da­tu­ra de Puigdemont, por Junts per Ca­ta­lun­ya (JxC) ha ga­na­do apo­yo en los úl­ti­mos días. Por la de­re­cha, Inés Arri­ma­das, de Ciu­da­da­nos, es la me­jor si­tua­da.

(AP)

Es­te­la­das en Bél­gi­ca. La Po­li­cía de Bru­se­las ci­fró en 45 mil los asis­ten­tes a la mar­cha de ayer por Ca­ta­lu­ña.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.