Mu­ñe­qui­tos te­ji­dos

Mia - - MINIMOLDE -

Los ami­gu­ru­mis fue­ron, pri­me­ro, un ra­ro ju­gue­te adul­to que lle­gó de Ja­pón y, lue­go, se con­vir­tie­ron en un fu­ror que inun­dó in­ter­net de blogs y pá­gi­nas don­de se pue­den en­con­trar pa­tro­nes gra­tis pa­ra ha­cer cien­tos de di­se­ños. Por aho­ra, acá, só­lo se ven los chi­qui­tos, pe­ro ya aso­man los ma­xi en ta­ma­ño gi­gan­te. Se te­jen al cro­chet, se re­lle­nan co­mo un pe­lu­che y se usan co­mo ob­je­to per­so­nal, col­ga­dos en ce­lu­la­res y car­te­ras y has­ta lle­nan­do re­pi­sas con co­lec­cio­nes. En su ori­gen, los ami­gu­ru­mis fue­ron crea­dos pa­ra ali­men­tar el es­pí­ri­tu de ni­ño que to­dos lle­va­mos den­tro. Se­gún la cos­tum­bre ca­da uno de ellos po­see un al­ma que lo con­vier­te en el com­pa­ñe­ro y con­fi­den­te de por vida de su due­ño, pro­por­cio­nán­do­le pro­tec­ción y con­sue­lo en los mo­men­tos de es­trés y tris­te­za.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.