El to­ma­te y el li­co­peno

Mia - - CALIDAD DE NUTRICIÓN -

Por su par­te, los to­ma­tes son ri­cos en sus­tan­cias con pro­pie­da­des an­ti­can­ce­rí­ge­nas, que con­du­cen a la for­ma­ción de ca­ro­te­noi­des co­mo el li­co­peno, com­pues­tos que pro­te­gen a las cé­lu­las de los efec­tos de la oxi­da­ción. El li­co­peno es un po­de­ro­so an­ti­oxi­dan­te que pre­vie­ne la apa­ri­ción de di­ver­sos ti­pos de cán­cer, es­pe­cial­men­te de prós­ta­ta, pul­món y es­tó­ma­go.

Es­tu­dios rea­li­za­dos en la Uni­ver­si­dad de Illi­nois mues­tran que cuan­do se in­gie­ren en un mis­mo pla­to bró­co­li y to­ma­te, se con­si­gue un efec­to adi­ti­vo, que es de­bi­do a que los com­po­nen­tes an­ti­can­ce­rí­ge­nos de ca­da una de es­tas hor­ta­li­zas ac­túan en di­fe­ren­tes ru­tas com­ba­tien­do el cán­cer.

La si­guien­te be­bi­da es ri­ca en an­ti­oxi­dan­tes y sus­tan­cias que pro­te­gen al or­ga­nis­mo hu­mano de los efec­tos can­ce­rí­ge­nos de los con­ta­mi­nan­tes pre­sen­tes en los ali­men­tos, el am­bien­te y nues­tro pro­pio or­ga­nis­mo. Hay que to­mar­la to­dos los días en ayu­nas. Se pue­de re­for­zar el efec­to pro­tec­tor con­tra el cán­cer con­su­mien­do bro­co­li du­ran­te el al­muer­zo o la ce­na dos o tres ve­ces por se­ma­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.