La gri­pe en el lu­gar de tra­ba­jo

Mia - - CALIDAD DE VIDA - Por la Dra. He­be Váz­quez *

Con la lle­ga­da del in­vierno, los adul­tos sa­nos de­ben en­fren­tar­se al gran desafío es­ta­cio­nal de pa­sar la tem­po­ra­da sin ser afec­ta­dos por la gri­pe. Se es­ti­ma que la in­ci­den­cia de la gri­pe en adul­tos os­ci­la en­tre un 10 a 20%, sien­do ma­yor en adul­tos jó­ve­nes pa­ra lue­go de­cli­nar con el au­men­to de edad. Es por ello que no re­sul­ta cu­rio­so que es­ta en­fer­me­dad tam­bién se pa­dez­ca en el ám­bi­to la­bo­ral. De he­cho, el ma­yor im­pac­to de la gri­pe en la co­mu­ni­dad es de­bi­do a la pér­di­da de fuer­za la­bo­ral y los cos­tos que es­to con­lle­va.

En ge­ne­ral, la gri­pe pro­vo­ca un pro­me­dio de au­sen­tis­mo de 5 días por ca­da epi­so­dio. Tam­bién se ha des­crip­to que, en aque­llos tra­ba­ja­do­res que se re­in­te­gran a la ac­ti­vi­dad lue­go de un cua­dro gri­pal pue­den pre­sen­tar tras­tor­nos en el tiem­po de reac­ción a los es­tí­mu­los, he­cho que es de par­ti­cu­lar im­por­tan­cia en per­so­nal que de­be ope­rar má­qui­nas, con­du­cir o ma­ne­jar ins­tru­men­tos de pre­ci­sión.

La me­jor me­di­da pa­ra pre­ve­nir la gri­pe es la va­cu­na­ción anual. A tra­vés de di­fe­ren­tes es­tu­dios se com­pro­bó que la efi­ca­cia de la va­cu­na an­ti­gri­pal co­mo mé­to­do de pre­ven­ción en adul­tos sa­nos es del 70% a 90% cuan­do hay una bue­na co­rre­la­ción en­tre el vi­rus vac­ci­nal y el que cir­cu­la en la co­mu­ni­dad. Cuan­do es­ta co­rre­la­ción es po­bre la efi­ca­cia de la mis­ma es del 40% a 60%.

En los adul­tos sa­nos, la en­fer­me­dad pue­de ma­ni­fes­tar­se con fie­bre re­pen­ti­na, tos, ce­fa­leas, mial­gias, as­te­nia, es­ca­lo­fríos, ma­reos, mial­gias in­ten­sas en la re­gión dor­sal y los miem­bros, sín­to­mas en la vía aérea superior (obs­truc­ción y des­car­ga na­sal, es­tor­nu­dos) e in­fe­rior (tos no pro­duc­ti­va, do­lor re­tro­es­ter­nal), fo­to­fo­bia, la­grimeo, sen­sa­ción de que­ma­zón ocu­lar y has­ta do­lor a la movilización de los ojos.

La bron­qui­tis agu­da es la com­pli­ca­ción más fre­cuen­te y se ob­ser­va en un 30% de los pa­cien­tes con in­fluen­za, aun­que es más co­mún en aque­llos con en­fer­me­da­des cró­ni­cas.

La neu­mo­nía se ha iden­ti­fi­ca­do en has­ta el 38% de los pa­cien­tes con in­fluen­za A y en más del 10% de los pa­cien­tes con in­fluen­za B. Exis­ten dos ti­pos de presentación: la neu­mo­nía vi­ral pri­ma­ria o vi­ral que es una com­pli­ca­ción ha­bi­tual en los an­cia­nos y em­ba­ra­za­das, y la neu­mo­nía se­cun­da­ria o bac­te­ria­na, que sue­le apa­re­cer lue­go de que los sín­to­mas gri­pa­les me­jo­ran, ha­bi­tual­men­te en­tre el quin­to y el dé­ci­mo día de evo­lu­ción del cua­dro ini­cial. De­be ad­ver­tir­se que du­ran­te las pan­de­mias, el 30 a 50% de los pa­cien­tes con neu­mo­nía bac­te­ria­na sue­len no te­ner nin­gu­na en­fer­me­dad pre­dis­po­nen­te.

*In­fec­tó­lo­ga, miem­bro de la Fun­da­ción Cen­tro de Es­tu­dios In­fec­to­ló­gi­cos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.