Ojos al­to im­pac­to

Mia - - BELLEZA -

Ya no es ne­ce­sa­rio ser una ex­per­ta en ma­qui­lla­je o te­ner su­fi­cien­te tiem­po pa­ra lo­grar­lo. Aho­ra el sue­ño del ma­qui­lla­je de ojos ins­tan­tá­neo se hi­zo reali­dad gra­cias a Color On y Eyeenvy. Se tra­ta de un ma­qui­lla­je co­lo­ca­do en un ma­te­rial trans­fe­ri­ble que fun­cio­na co­mo si fue­ra un stic­ker y que, po­si­cio­na­do so­bre los pár­pa­dos y ge­ne­ran­do una pe­que­ña pre­sión, al re­ti­rar el pa­pel de­ja el pár­pa­do per­fec­ta­men­te ma­qui­lla­do co­mo si una ver­da­de­ra ma­qui­lla­do­ra hu­bie­ra he­cho su tra­ba­jo en ellos. Con uno so­lo de esos sts­tic­ker se pue­den ma­qui­llar am­bos ojos y la pa­le­ta de co­lo­res es muy am­plio, inin­clu­so con mez­cla de co­lo­res y has­ta la po­si­bi­li­dad de ele­gir di­se­ños de animal print pa­ra una no­che o efec­to es­fu­ma­do pa­ra una fiesta. Los stic­kers vie­nen en pa­que­tes de 5, 10 o 20 lá­mi­nas que pper­mi­ten un ma­qui­lla­je so­fis­ti­ca­do en unos po­cos se­gun­dos. Pa­ra re­ti­rar­lo sse uti­li­za el mis­mo de­ma­qui­llan­te de siem­pre. La úni­ca con­tra es que con el pa­so del día el color pue­de des­va­ne­cer­se un po­co, con lo cual es más di­fí­cil lo­grar re­to­car­lo da­do lo com­pli­ca­do del ma­qui­lla­je.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.