Emo­cio­nes fuer­tes

Mia - - SUMARIO -

Vi­vi­mos en un tiem­po de des­bor­de emo­cio­nal. Con es­trés, an­sie­dad, de­pre­sión, enojo, desa­yu­na­mos, al­mor­za­mos, me­ren­da­mos y ce­na­mos ca­da día. Nos le­van­ta­mos de buen hu­mor y un apu­rón con los chi­cos, el co­lec­ti­vo que pa­sa sin pa­rar, pre­sión ex­tra en el tra­ba­jo o el re­sul­ta­do del es­tu­dio que vuel­ve a no es­tar lis­to pa­ra la fe­cha pro­me­ti­da con­vier­ten a la jor­na­da en un día de fu­ria que, cuan­do ter­mi­na, nos de­ja tem­blan­do y has­ta con pro­ba­bi­li­dad de in­som­nio. Cre­cen los des­equi­li­brios emo­cio­na­les (fo­bias, ata­ques de pá­ni­co) y las con­se­cuen­cias fí­si­cas de ellos (in­far­tos car­dio-ce­re­bra­les, hi­per­ten­sión, dia­be­tes). Aún más: en es­ta edi­ción te vas a en­te­rar de que el es­trés cró­ni­co en­gor­da mu­cho más que un buen sand­wich y que na­die te ha­ce es­ta­llar de fu­ria: sos vos la que eli­ge reac­cio­nar de esa ma­ne­ra ha­cién­do­le mal a tu sa­lud y a tus afectos. Por eso, se im­po­ne evi­tar que las emo­cio­nes man­den, ha­cien­do con no­so­tros lo que se les an­to­ja. Por­que caos de trán­si­to va a se­guir ha­bien­do, pe­ro so­lo vos po­dés ele­gir si eso te ma­ta o lo do­mi­nás co­mo pa­ra que so­lo sea un obs­tácu­lo más de la vida.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.