Ri­co en pro­teí­nas

Mia - - COCINA -

Exis­te evi­den­cia cien­tí­fi­ca que apo­ya que una die­ta ri­ca en pro­teí­nas de al­ta ca­li­dad es una es­tra­te­gia óp­ti­ma pa­ra me­jo­rar el con­trol del ape­ti­to, la sa­cie­dad y la pro­mo­ción de la ges­tión del pe­so cor­po­ral du­ran­te to­da la vi­da. En un re­cien­te me­ta-aná­li­sis, el Dr Tom Wy­che­ley de la Uni­ver­si­dad del Sur de Aus­tra­lia, de­mos­tró que las die­tas que con­tie­nen ma­yo­res can­ti­da­des de pro­teí­nas, en­tre 27 y 35% de la in­ges­ta dia- ria, pro­du­ce ma­yor re­duc­ción en el pe­so cor­po­ral y la ma­sa gra­sa, en com­pa­ra­ción con las die­tas usua­les que in­clu­yen só­lo en­tre un 16 y 21% de pro­teí­nas. Re­sul­ta­dos si­mi­la­res se han re­gis­tra­do du­ran­te el man­te­ni­mien­to de pe­so y con un me­nor por­cen­ta­je de pe­so read­qui­ri­do, só­lo en ma­sa li­bre de gra­sa. Un po­si­ble fac­tor que con­tri­bu­ye al éxi­to de es­tas die­tas al­tas en pro­teí­nas es que ge­ne­ran con­trol del ape­ti­to y sa­cie­dad, lo que con­lle­va una re­duc­ción vo­lun­ta­ria del con­su­mo de ali­men­tos y un ba­lan­ce enér­gé­ti­co ne­ga­ti­vo. Va­rios es­tu­dios re­por­ta­ron una re­duc­ción de la in­ges­ta de has­ta 300 kcal, des­pués de una co­mi­da al­ta en pro­teí­nas. La me­nor per­cep­ción de ham­bre vie­ne acom­pa­ña­do de un au­men­to en los ni­ve­les de la hor­mo­na PYY y una dis­mi­nu­ción en la hor­mo­na del ape­ti­to -gre­li­na-, lo que re­per­cu­te en una me­nor va­ria­ción de la glu­co­sa plas­má­ti­ca y la in­su­li­na.

Los es­tu­dios de­mues­tran que un ma­yor con­su­mo de pro­teí­nas en el desa­yuno a ba­se de hue­vos con­du­ce a me­jo­ras dia­rias en el con­trol del ape­ti­to, la sa­cie­dad, la re­la­ción mo­ti­va­ción/re­com­pen­sa y el con­su­mo de ener­gía en com­pa­ra­ción con un desa­yuno con ce­rea­les o pa­ni­fi­ca­dos. Es­tu­dios de re­so­nan­cia mag­né­ti­ca prue­ban que el desa­yuno al­to en pro­teí­nas re­du­ce la ac­ti­va­ción ce­re­bral en las re­gio­nes que con­tro­lan la mo­ti­va­ción/re­com­pen­sa, in­clu­so re­du­cien­do el "pi­co­teo" de ali­men­tos ri­cos en gra­sa no sa­lu­da­ble por la no­che. Su­mar pro­teí­nas al desa­yuno pa­re­ce me­jo­rar la re­gu­la­ción

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.