CE­LU­LAR

a sal­vo en el ve­rano

Mia - - SOCIEDAD - Fuen­te: Qual­comm

Las si­guien­tes son al­gu­nas re­co­men­da­cio­nes pa­ra man­te­ner a nues­tro me­jor ami­go tec­no­ló­gi­co pro­te­gi­do, aún en pla­yas are­no­sas o en la pi­le­ta:

Con­se­jo 1: Có­mo evi­tar que el te­lé­fono se so­bre­ca­lien­te

Es­ta­mos todo el año es­pe­ran­do el ca­lor del ve­rano, aun­que pa­ra nues­tros dis­po­si­ti­vos, no es tan bueno. La efi­cien­cia tér­mi­ca es una in­quie­tud im­por­tan­te cuan­do ha­bla­mos de ta­blets y smartp­ho­nes. Lo im­por­tan­te es man­ten­ga el dis­po­si­ti­vo mó­vil fue­ra de la luz di­rec­ta del sol. O sea, aba­jo o cu­bier­to con la toa­lla de pla­ya, por ejem­plo.

Con­se­jCon­se­jo 2: Có­mo sal­var un te­lé­fono que se ca­yó al agua

El aga­gua y la tec­no­lo­gía son una com­bi­na­ción­ción letle­tal. Si tu te­lé­fono se lle­ga­ra a caer en la pis­ci­na o en el mar es­te ve­rano, un re­me­dio rá­pi­do con­sis­te en po­ner­lo en un ta­zón de

ave­naa­ven o arroz cru­do.

Con­se­jo 3: Có­mo ha­cer más y re­car­gar me­nos

Du­ran­te las va­ca­cio­nes, ló­gi­ca­ment­te, pa­sa­mos mu­cho tiem­po fue­ra de ca­casa. Los días co­mien­zan en la pla­ya y te­ter­mi­nan con una ce­na al ai­re li­bre, sin tie­tiem­po de pa­sar por la ha­bi­ta­ción del hoho­tel o por el de­par­ta­men­to pa­ra car­ga­gar la ba­te­ría. Snap­dra­gon Bat­ter­yGu­ru, es una apli­ca­ción An­droid gra­tui­ta pa­ra los dis­po­si­ti­vos con Snap­dra­gon que uti­li­za tan­to soft­wa­re co­mo hard­wa­re pa­ra ex­ten­der la du­ra­ción de la ba­te­ría. La apli­ca­ción fun­cio­na al apren­der­se el com­por­ta­mien­to de los usua­rios y mo­di­fi­car en for­ma in­te­li­gen­te los ajus­tes del smartp­ho­ne pa­ra mi­ni­mi­zar las ac­ti­vi­da­des sin des­ha­bi­li­tar las fun­cio­nes.

Con­se­jo 4: Có­mo en­con­trar un te­lé­fono per­di­do

Per­der el te­lé­fono es una pe­sa­di­lla. Por for­tu­na, la ma­yo­ría de los sis­te­mas ope­ra­ti­vos de smartp­ho­ne ofre­cen ser­vi­cios in­te­gra­dos pa­ra ras­trear un te­lé­fono per­di­do. Lo úni­co que te­nés que ha­cer es de­di­car unos cuan­tos mi­nu­tos a con­fi­gu­rar el te­lé­fono pa­ra que pue­das en­con­trar­lo en ca­so de una emer­gen­cia. En­con­tra­rás más in­for­ma­ción so­bre el te­ma en los en­la­ces: iOS,Win­dows Pho­ne, Blac­kBerry 10, An­droid. Tam­bién po­dés pro­bar con la apli­ca­ción gra­tui­ta de Loo­kout.

Con­se­jo 5: Có­mo evi­tar que el te­lé­fono se ra­ye

Que el te­lé­fono se des­li­ce de la mano es al­go que su­ce­de a me­nu­do, y más si a eso le agre­ga­mos el pro­tec­tor so­lar, el agua y las be­bi­das; tu smartp­ho­ne es­tá des­ti­na­do a caer­se y ra­yar­se. Pe­ro es po­si­ble aña­dir una so­lu­ción de “pro­tec­ción con­tra ra­yo­nes”. Exis­ten mu­chos pro­tec­to­res de ba­jo cos­to que pue­de co­lo­car en la pan­ta­lla pa­ra pro­te­ger­lo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.