IDI­DEAS ÚTI­LES. Se­cre­tos com­par­ti­dos

Mia - - SUMARIO -

Cac­tus bien ali­men­ta­dos

¿ Sa­bías que el ali­men­to que más les gus­ta a los cac­tus es la le­che? Pa­ra que crez­can me­jor y se vean bri­llan­tes, re­ga­los con ella, una vez al mes.

Toa­lla sal­va­do­ra

Un pe­que­ño tru­co pa­ra cuan­do tu pe­que­ño hi­jo o nieto in­sis­te en ir al ba­ño so­lo y atran­car la puer­ta: co­lo­cá una toa­lla en la par­te su­pe­rior. Es bueno in­cen­ti­var­lo pa­ra que sea in­de­pen­dien­te, pe­ro tam­bién ase­gu­rar­te de que no se que­de en­ce­rra­do.

Si­llas de plás­ti­co

A las si­llas de plás­ti­co que que­dan en la te­rra­za, co­lo­ca­les ca­da tan­to una toa­lla mo­ja­da. De esa ma­ne­ra, evi­ta­rás que el sol de ve­rano las agrie­te y ter­mi­ne por rom­per­las.

Pe­rri­to tra­vie­so

Es nor­mal que un ca­cho­rri­to se ha­ga pis por to­dos la­dos; cuan­do es­to su­ce­da, re­gá y fro­tá el char­qui­to con bi­car­bo­na­to. El pi­chi­cho no vol­ve­rá a ha­cer­lo en ese lu­gar y ade­más, el olor des­apa­re­ce­rá.

Ma­ni­ja lo­ca

Si no­tás que la ma­ni­ja de un ca­jón es­tá floja, sa­cá el tor­ni­llo que la su­je­ta y apli­ca­le una mano de es­mal­te. De­já pa­sar un rato has­ta que se­que y vol­ve­lo o a co­lo­car. Ve­rás que que­da más fuer­te erte y fir­me.

Lla­ves mar­ca­das

¿ Te ha­cés lío con las lla­ves? ¿ Nun­ca sa­bés cuál es cuál? Pin­ta­les el ex­tre­mo su­pe­rior con es­mal­te de uñas de dis­tin­tos co­lo­res y las dis­tin­gui­rás con más fa­ci­li­dad.

¡Afue­ra, mal sa­bor!

Si la co­mi­da te que­dó un po­co ahu­ma­da y tie­ne mal sa­bor, te da­rá muy buen re­sul­ta­do po­ner du­ran­te 10 o 15 mi­nu­tos un pla­to hon­do de vi­drio, con agua, so­bre la olla des­ta­pa­da. El mal sa­bor ha­brá des­apa­re­ci­do.

Agu­ja ve­loz

Si vas co­ser una te­la plás­ti­ca, in­ter­po­né un pe­da­zo de pa­pel pe­rió­di­co en­tre la te­la y el pie de la má­qui­na. La agu­ja se des­li­za­rá sua­ve­men­te.

Bo­lí­gra­fo con pe­re­za

Siem­pre pa­sa que un bo­lí­gra­fo to­da­vía ten­ga tin­ta pe­ro no es­cri­ba. En­ton­ces, pro­bá de hu­me­de­cer la pun­ta con vi­na­gre. Es muy pro­ba­ble que ten­gas bue­nos re­sul­ta­dos.

Car­ne de re­chu­pe­te

Cuan­do ten­gas que co­ci­nar una car­ne en sal­sa, co­lo­ca­la cuan­do el lí­qui­do es­té bien ca­lien­te. De es­ta ma­ne­ra, los po­ros de la car­ne se abri­rán y ab­sor­ve­rán mu­cho más el sa­bor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.