Uso ra­cio­nal del ai­re acon­di­cio­na­do

Mia - - SOCIEDAD -

Con olas de ca­lor in­ter­mi­na­bles y pro­ble­mas de su­mi­nis­tro eléc­tri­co, aho­ra más ás que nun­ca es im­por­tan­te ha­cer un uso o ra­cio­nal del ai­re acon­di­cio­na­do. Al ad­qui­rir un n equi­po es ne­ce­sa­rio co­no­cer: las me­di­das del el am­bien­te a acon­di­cio­nar, su orien­ta­ción, la in­ci­den­cia del sol, can­ti­dad de per­so­nas que com- par­ten di­cho am­bien­te y ar­te­fac­tos eléc­tri­cos que se en­cuen­tran en él. Con es­tos da­tos, el es­pe­cia­lis­ta po­drá in­di­car cuál es la me­jor al­ter­na­ti­va pa­ra ad­qui­rir.Al mo­men­to de de­ci­dir la com­pra, es re­co­men­da­ble ele­gir equi­pos de ba­jo con­su­mo. La eti­que­ta ener­gé­ti­ca que di­ce cla­se A in­di­ca que con­su­men me­nos ener­gía que las cla­ses B o C.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.