Las pie­dras del ca­mino

Mia - - SUMARIO - El equi­po de Mia

Nos pa­sa a to­dos: tro­pe­zar siem­pre con la mis­ma pie­dra, caer inevi­ta­ble­men­te en la mis­ma ten­ta­ción, en la re­la­ción tó­xi­ca, en la in­de­ci­sión. Ha­ce­mos cam­bios, nos pro­me­te­mos que no nos vol­ve­rá a pa­sar y ahí es­tá de nue­vo el mis­mo tro­pie­zo con otra ca­ra, en otra o ci­na, en una si­tua­ción com­ple­ta­men­te di­fe­ren­te. Pa­ra la Nu­me­ro­lo­gía no se lla­man tro­pie­zos sino re­tos con los que lle­ga­mos a es­ta vi­da y de la que nos va­mos tro­pe­zan­do si no sa­be­mos có­mo in­te­grar­los a lo co­ti­diano. Vas a te­ner que ha­cer va­rios cálcu­los pe­ro te vas a sor­pren­der le­yen­do exac­ta­men­te lo que te pa­sa, lo que te in­mo­vi­li­za, lo que te ha­ce llo­rar o pa­tear de ra­bia. Pe­ro lo me­jor: aho­ra vas a en­ten­der y a po­der eli­mi­nar esas pie­dras del ca­mino. Es ve­rano, el me­jor tiem­po pa­ra de­di­car­nos a no­so­tras, a re­co­no­cer­nos pa­ra cre­cer. Y ha­ce mu­cho ca­lor, por eso te pro­po­ne­mos que prue­bes los re­fri­ge­ran­tes ejer­ci­cios de res­pi­ra­ción de yoga.Tam­bién te vas a sor­pren­der.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.