Con­su­mo de lí­qui­do du­ran­te el em­ba­ra­zo

Mia - - CALIDAD DE VIDA -

De­bi­do a que los flui­dos cor­po­ra­les au­men­tan du­ran­te el em­ba­ra­zo, es ne­ce­sa­rio du­ran­te es­te pe­río­do be­ber más can­ti­dad de lí­qui­do. El agua es lo más sa­lu­da­ble pa­ra ele­gir, ya que los ju­gos tie­nen al­ta con­cen­tra­ción de ca­lo­rías, mien­tras que el agua no. Hay que evi­tar o li­mi­tar el con­su­mo de be­bi­das que con­ten­gan ca­feí­na, ta­les co­mo el ca­fé, el té y las ga­seo­sas.

El he­cho de hi­dra­tar­se co­rrec­ta­men­te apor­ta be­ne­fi­cios pa­ra dis­fru­tar de un em­ba­ra­zo sa­lu­da­ble, en­tre los que se in­clu­yen: evi­tar el tra­ba­jo de par­to an­tes de tiem­po, te­ner una piel más sa­lu­da­ble (lo que sig­ni­fi­ca­rá que la mis­ma se­rá más elás­ti­ca), y a su vez ayu­da a eva­dir sín­to­mas mo­les­tos pro­pios del em­ba­ra­zo ta­les co­mo: la cons­ti­pa­ción o la in­fla­ma­ción.

Ade­más, al be­ber mu­cho lí­qui­do, el or­ga­nis­mo li­be­ra toxinas y desechos per­ju­di­cia­les pa­ra la sa­lud y dis­mi­nu­ye el ries­go de pa­de­cer in­fec­cio­nes del trac­to uri­na­rio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.