Re­loj de pa­red

Mia - - MINIMOLDE -

Si son igual que yo, que me da lás­ti­ma ti­rar los re­cor­tes de ce­rá­mi­ca o azu­le­jo cuan­do ha­go re­mo­de­la­cio­nes en ca­sa, es­te es el mo­men­to de apro­ve­char eso que guar­da­ron sin sa­ber pa­ra qué. Con muy po­cos ma­te­ria­les, fá­ci­les de con­se­guir, pue­den ha­cer es­te re­loj de pa­red adap­ta­ble a dis­tin­tos am­bien­tes de la ca­sa

Lim­piar muy bien la ce­rá­mi­ca y, con una me­cha de wi­dia de 8 mm, ha­cer­le un agu­je­ro en el cen­tro. La ma­ne­ra más prác­ti­ca de me­dir exac­ta­men­te el cen­tro, es tra­zar dos lí­neas dia­go­na­les de pun­ta a pun­ta de la ce­rá­mi­ca)

Co­lo­car la má­qui­na de re­loj por el agu­je­ro he­cho, ajus­tar­la bien y co­lo­car las agu­jas del mis­mo.

Pin­tar con mar­ca­dor in­de­le­ble los nú­me­ros de ma­de­ra (pue­den bar­ni­zar­los, si quie­ren) y, lue­go, pe­gar­los en los cua­tro pun­tos más im­por­tan­tes del re­loj (3,6, 9, y 12) o si quie­ren pue­den uti­li­zar to­dos los nú­me­ros.

Ca­si siem­pre las má­qui­nas de re­loj vie­nen con gan­cho pa­ra col­gar in­clui­do, de lo con­tra­rio, de­be­rían com­prar uno y pe­gar­lo en la par­te pos­te­rior del re­loj.

1 ce­rá­mi­ca má­qui­na y agu­jas de re­loj (se com­pran en las ca­sas ar­tís­ti­cas) nú­me­ros de ma­de­ra fi­bra in­de­le­ble pe­ga­men­to uni­ver­sal

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.