¿Có­mo se usa con la die­ta?

Mia - - NUTRICIÓN -

El con­su­mo de la ha­ri­na de be­ren­je­na es muy sim­ple y de fá­cil adap­ta­ción. Se pue­de aña­dir a prác­ti­ca­men­te cual­quier ti­po de ali­men­to, co­mo, por ejem­plo, yo­gu­res, so­pas, o co­mo in­gre­dien­te en la pre­pa­ra­ción de pas­te­les y pa­nes. Lo ideal, se­gún los nu­tri­cio­nis­tas, es con­su­mir 2 cu­cha­ra­das so­pe­ras de ha­ri­na por día. Po­dés agre­gar la ha­ri­na de va­rias ma­ne­ras in­cor­po­ran­do una cu­cha­ra­da a cual­quier pre­pa­ra­ción. Va­nes­sa Lo­di re­co­mien­da: “Di­sol­ver una cu­cha­ra­da en 250 ml de agua y be­ber a la ma­ña­na, en ayu­nas. Es­to man­tie­ne la sa­cie­dad du­ran­te to­do el día. Co­mo se tra­ta de una be­bi­da un po­co vis­co­sa, si no se adap­tan, pue­den con­su­mir­la co­mo me­jor les pa­rez­ca. Lo im­por­tan­te es in­ge­rir al me­nos una cu­cha­ra­da de ha­ri­na an­tes el al­muer­zo”. La úni­ca re­co­men­da­ción adi­cio­nal es que se be­ba más agua de­bi­do a la gran can­ti­dad de fi­bras de la ha­ri­na, que ab­sor­ben agua del me­dio pa­ra ejer­cer sus fun­cio­nes en el or­ga­nis­mo. Si ese con­su­mo no ees am­plia­do, el or­ga­nis­mo­mo tien­de a su­frir es­tre­ñi­mien­to. Ade­más, tras con­su­mir la ha­ri­na,na, sse re­co­mien­da co­mer al­gal­gu­na fru­ta cí­tri­ca, bebe­ber un ju­go o ba­ti­do o dde usar al­gu­na fuen­te dde vi­ta­mi­na C de­bi­do a que el pro­duc­to es­ti­mu­la la for­ma­ción de ra­di­ca­les li­bres, que ppue­den ser neu­tra­li­zad­dos por es­ta vi­ta­mi­na. Co­Co­mo plus, vas a me­jo­ra­rrar much­mu­chí­si­mo tu piel.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.