ACE­RO

Mia - - CASA -

Có­mo ha­cer­lo: lim­piar el ace­ro dia­ria­men­te, va a lo­grar que es­te ma­te­rial man­ten­ga su bri­llo en el má­xi­mo es­plen­dor. Por lo ge­ne­ral, el cro­mo del ace­ro inoxi­da­ble reac­cio­na al oxí­geno del ai­re y for­ma una ca­pa pro­tec­to­ra que pre­vie­ne la apa­ri­ción de óxi­do y re­du­ce el ries­go de mar­cas per­ma­nen­tes. Si la su­per­fi­cie es­tá cu­bier­ta de gra­sa o su­cie­dad, esa reac­ción quí­mi­ca no se pro­du­ce y el ace­ro es más vul­ne­ra­ble a la co­rro­sión y al des­gas­te. Lim­pia­lo con mo­vi­mien­tos cir­cu­la­res y con cui­da­do pa­ra no ra­yar­lo. Te re­co­men­da­mos pro­bar el mé­to­do de lim­pie­za en una su­per­fi­cie re­du­ci­da pri­me­ro. Nun­ca de­jes de pu­lir los ele­men­tos de ace­ro inoxi­da­ble, in­clu­so los cu­bier­tos.

1- la­vá el ace­ro inoxi­da­ble con agua ca­lien­te y un tra­po o una es­pon­ja con un lim­pia­dor no co­rro­si­vo o de­ter­gen­te. 2- En­jua­gá y se­cá con un tra­po se­co.

si se tra­ta de hue­llas dac­ti­la­res o agua, ro­ciá la su­per­fi­cie con un po­co de lim­pia­vi­drios y lim­pia­la con un tra­po de mi­cro­fi­bra. Una vez que ter­mi­nes, en­jua­gá bien y sa­ca­le bri­llo a la su­per­fi­cie con un tra­po se­co o una toa­lla. Pa­ra man­chas de lí­qui­dos o ali­men­tos que ya es­tén se­cas, apli­cá un lim­pia­dor en cre­ma o un lim­pia­dor de ace­ro inoxi­da­ble so­bre la su­per­fi­cie con una es­pon­ja. Te­né a mano un ce­pi­llo de dien­tes en desuso pa­ra los lu­ga­res de di­fí­cil ac­ce­so co­mo, por ejem­plo, al­re­de­dor de ca­ni­llas u hor­na­llas.

mez­clá una cu­cha­ra­da so­pe­ra y una ín­fi­ma can­ti­dad de agua su­fi­cien­te pa­ra for­mar una pas­ta es­pe­sa. Apli­cá una ca­pa so­bre la zo­na man­cha­da y de­já que ac­túe du­ran­te 1/ 2 ho­ra. Lue­go, pa­sá un tra­po hú­me­do so­bre la su­per­fi­cie, en­jua­ga­la y de­ja­la se­car.

Pu­li­do y pro­tec­ción: com­prá ce­ra es­pe­cia­li­za­da pa­ra ace­ro inoxi­da­ble y se­guí las ins­truc­cio­nes del pro­duc­to. Des­pués de la lim­pie­za, mo­já un tra­po con vi­na­gre o ju­go de li­món y pa­sa­lo por la su­per­fi­cie.Tam­bién po­dés apli­car una so­lu­ción con­cen­tra­da con un ro­cia­dor.

Usá acei­te pa­ra be­bés o de oli­va: apli­cá una pe­que­ña can­ti­dad so­bre un tra­po se­co y re­pa­sá to­da la su­per­fi­cie si­guien­do siem­pre la di­rec­ción de las ve­tas. De­já ac­tuar unos mi­nu­tos y des­pués se­ca­lo con pa­pel de co­ci­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.