El que siem­pre ha­bla:

Mia - - TRABAJO -

las reunio­nes de gran­des equi­pos co­rren el ries­go de que­dar do­mi­na­das por unos po­cos que hablan mu­cho. Las ideas de otros que no se im­po­nen a la ho­ra de de­ba­tir, pue­den que­dar se­pul­ta­das por quie­nes eclip­san el diá­lo­go y, an­te la di­fi­cul­tad, el res­to ca­lla y bus­ca la ar­mo­nía de la si­tua­ción en la co­mo­di­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.