Horoscopo Ma­ya 2015/2016

Mia - - REVELACIONES -

siem­pre tie­nen un as ba­jo la manga. El año del Ma­go Pla­ne­ta­rio Blan­co no los en­con­tra­rá des­pre­ve­ni­dos. Sa­ca­rán de la ga­le­ra los re­cur­sos pa­ra sa­lir del pa­so cuan­do na­die lo es­pe­re. Eso le da cier­ta ven­ta­ja fren­te al res­to de los animalitos. El la­gar­to tie­ne sie­te vi­das, co­mo el dra­gón, re­na­ce siem­pre de sus ce­ni­zas. Es­te año se­rá la su­ma de mu­chos gran­des sue­ños cum­pli­dos.

LU­NA DEL MONO

(10 de enero al 6 de fe­bre­ro)

Batz Ki­mil, el chim­pan­cé. Co­rres­pon­den­cia: Capricornio-Acua­rio

Son­ríe pa­se lo que pa­se pa­re­ce ser el le­ma de los mo­nos. Los na­ti­vos de es­te signo ha­cen de la bue­na on­da y el pen­sa­mien­to po­si­ti­vo una vo­ca­ción. El mono tie­ne su pro­pia fi­lo­so­fía de vi­da, via­ja li­viano, sin mo­chi­las, des­dra­ma­ti­zan­do. Es un ami­go ge­nial con el que pa­sar bue­nos mo­men­tos y una pa­re­ja con la que nun­ca se abu­rri­rán.

Pre­dic­cio­nes 2015/16: en el Año del Ma­go Pla­ne­ta­rio Blan­co, el Mono po­dría prac­ti­car Cons­te­la­cio­nes Fa­mi­lia­res pa­ra en­ten­der qué lu­gar ocu­pa en el mun­do, sa­nar su his­to­ria fa­mi­liar, re­ver­tir el kar­ma del di­ne­ro, acep­tar la pros­pe­ri­dad y li­brar el ca­mino a las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes, hi­jos y nie­tos. Co­no­cer­se pa­ra ser li­bre y cre­cer, ex­pan­dir­se. To­do es­te tra­ba­jo in­terno le ayu­da­rá a re­co­dos, no­cer a los sa­bo­tea­do­res y le es­ca­pa­rá a los que in­ten­ten ro­bar­le su ale­gría. Un año lleno de ma­gia.

LU­NA DEL HAL­CON

(7 de fe­bre­ro al 6 de mar­zo) Coz, el Ser Alado. Co­rres­pon­den­cia: Acua­rio-Piscis

El hal­cón o águi­la go­bier­na las gran­des al­tu­ras, es in­te­li­gen­te, agu­do, ri­ge el uni­ver­so men­tal. Ne­ce­si­ta en­ten­der lo que pa­sa pa­ra ac­cio­nar. En el amor, tam­bién pa­sa mu­cho por la ca­be­za y, pa­ra se­du­cir­lo, hay que ga­nar­se su ad­mi­ra­ción. Tie­nen al­go de dis­tan­tes y mis­te­rio­sos que los ha­ce to­da­vía más atrac­ti­vos. Nun­ca ter­mi­na­rás de sa­ber qué pien­sa un hal­cón.

Pre­dic­cio­nes 2015/16: una bue­na opor­tu­ni­dad de asen­tar­se y ca­pi­ta­li­zar­se. La pre­mi­sa de es­te año es se­guir ge­ne­ran­do re­cur­sos y sos­te­ner­los a lo lar­go del tiem­po. Tam­bién en las re­la­cio­nes hay una bús­que­da y ne­ce­si­dad de cons­truc­ción, de con­ti­nui­dad. Lo efí­me­ro can­sa y se ago­ta en si mis­mo. Un tiem­po po­si­ti­vo que trae­rá for­tu­na y com­pro­mi­so pa­ra los años ve­ni­de­ros.

LU­NA DEL JA­GUAR

(7 de mar­zo al 3 de abril)

Ba­lam, el ga­to­par­do. Co­rres­pon­den­cia: Piscis-Aries

El ja­guar es uno de los ani­ma­les to­té­mi­cos más se­duc­to­res del ho­rós­co­po ma­ya.Tie­nen una mi­ra­da pe­ne­tran­te, ca­mi­nan sua­ve­men­te y pe­gan el sal­to pa­ra atra­par a la pre­sa. Son in­de­pen­dien­tes, no les gus­ta sen­tir­se ata­dos a tra­ba­jos ni per­so­nas. Son ins­tin­ti­vos, apa­sio­naCo­ra­zón car­na­les. Se mue­ven por pu­ro ol­fa­to y ra­ra vez se equi­vo­can. Son pa­cí­fi­cos aun­que con­vie­ne no pro­vo­car­los.

Pre­dic­cio­nes 2015/16: me­jo­ra no­ta­ble­men­te el pa­no­ra­ma en la sa­lud. Los ja­gua­res que pa­sa­ron ma­les­ta­res o desafíos en el área de la sa­lud, lo­gran re­ver­tir el cua­dro. Es un año pa­ra de­di­car­se al cuer­po, es­to in­clu­ye em­pe­zar una die­ta, rea­li­zar ejer­ci­cio, to­do lo que me­jo­re la ca­li­dad de vi­da. Los vien­tos se­rán fa­vo­ra­bles y los que ten­gan dis­ci­pli­na, ve­rán rá­pi­da­men­te los re­sul­ta­dos.

LU­NA DEL ZO­RRO

(4 de abril al 1 de ma­yo)

Fex, el hom­bre-mu­jer lobo. Co­rres­pon­den­cia: Aries-Tauro

no­ble y vo­ca­ción de ser­vi­cio son las dos ca­rac­te­rís­ti­cas que de­fi­nen a las per­so­nas na­ci­das ba­jo el signo del zo­rro. Vi­ven li­bres y sin res­pon­sa­bi­li­da­des has­ta que en­cuen­tran un amor que lo do­mes­ti­que, en­ton­ces, se con­vier­ten en un pe­rro do­més­ti­co guar­dián de su ho­gar y fa­mi­lia. Son tra­ba­ja­do­res, hon­ra­dos, pa­ra ellos la pa­la­bra va­le igual que un do­cu­men­to es­cri­to. Te­ner un alia­do zo­rro es ga­nar­se un ami­go pa­ra to­da la vi­da.

Pre­dic­cio­nes 2015/16: du­ran­te es­te nue­vo año de­ben evi­tar la iner­cia. La cos­tum­bre los lle­va­rá a ha­cer más de lo mis­mo y ter­mi­na­rán es­tan­ca­dos en va­rias áreas de la vi­da. Tam­bién las re­la-

cio­nes pa­san por un pe­río­do de abu­rri­mien­to y de­be­rán sa­cu­dir­se el pol­vo del lo­mo y co­me­ter al­gu­nas lo­cu­ras, dar un gi­ro de 180 gra­dos, pro­po­ner­se nue­vos desafíos, em­pe­zar una nue­va ca­rre­ra, en­con­trar la lla­ma del amor en su ma­tri­mo­nio. El año del Ma­go Pla­ne­ta­rio Blan­co los vie­ne a res­ca­tar de sus vi­das.

LU­NA DE LA SER­PIEN­TE

(2 de ma­yo al 29 de ma­yo)

Kan, la ser­pien­te. Co­rres­pon­den­cia: Tauro-Géminis

Es­te signo re­pre­sen­ta el uni­ver­so ma­te­rial y sus na­ti­vos vi­nie­ron a con­quis­tar ri­que­zas, lu­jos, for­tu­nas. Más allá de su con­di­ción so­cial y la cu­na en que na­cie­ron, es­ca­la­rán po­si­cio­nes has­ta lle­gar a la ci­ma. Es­tu­dia­rán, pro­gre­sa­rán, se ca­sa­rán con un hom­bre con di­ne­ro, da­rán mil vuel­tas pa­ra cum­plir con su des­tino. La ser­pien­te cam­bia la piel una vez al año, por eso, du­ran­te su vi­da los na­ti­vos del signo van mu­tan­do y trans­for­mán­do­se.

Pre­dic­cio­nes 2015/16: se aca­bó la gue­rra y co­mien­za la paz. Los años an­te­rio­res fue­ron bas­tan­te agi­ta­dos pa­ra us­te­des, es­ta­ban en con­flic­to en sus tra­ba­jos, desem­pe­ñan­do ta­reas que no les agra­da­ban, tam­bién en la pa­re­ja ha­bía ro­ces y as­pe­re­zas. To­do eso cam­bia. Em­pie­zan a erra­di­car con­tra­dic­cio­nes in­ter­nas, se ali­nean con lo que pien­san, sien­ten y desean, y es­ta es la gran cla­ve del cam­bio, por­que sus ac­cio­nes em­pie­zan a es­tar di­ri­gi­das por es­ta nue­va fuer­za.

LU­NA DE LA AR­DI­LLA

(30 de ma­yo al 26 de ju­nio)

Tzub, el Roe­dor Bus­ca­vi­das. Co­rres­pon­den­cia: Géminis-Cán­cer

Con Mer­cu­rio co­mo re­gen­te, las Ar­di­llas re­ci­ben el don de la co­mu­ni­ca­ción. Sim­pá­ti­cas, pin­to­res­cas, son las ac­tri­ces del zo­día­co. Aun­que no se de­di­quen a esa pro­fe­sión, pa­ra ellas la cá­ma­ra siem­pre es­ta­rá en­cen­di­da y son­rei­rán pa­ra el pú­bli­co. Vi­nie­ron a trans­mi­tir ale­gría y a po­ner­le hu­mor a la vi­da de los de­más. Son bus­ca­vi­das, lo que no tie­nen, lo in­ven­tan, ha­cen ma­la­ba­res con los re­cur­sos que es­tán a su dis­po­si­ción y siem­pre caen bien pa­ra­das.

Pre­dic­cio­nes 2015/16: re­vi­san la fi­gu­ra del pa­dre y la ma­dre y có­mo re­per­cu­te en su re­la­ción ac­tual de pa­re­ja, ya sea por idea­li­za­ción o por re­cha­zo. Tam­po­co quie­ren que sus hi­jos car­guen con el pe­so de la lí­nea sucesoria, he­re­dan­do el ca­rác­ter de sus an­ces­tros. El psi­coa­ná­li­sis y otras te­ra­pias los ayu­dan a li­be­rar­se de los es­que­mas pa­triar­ca­les pa­ra ser más us­te­des mis­mas. Un año de des­pe­gue emo­cio­nal, que in­fluen­cia­rá tam­bién en su rea­li­za­ción pro­fe­sio­nal. Cre­ci­mien­to y abun­dan­cia.

LU­NA DE LA TOR­TU­GA

(27 de ju­nio al 25 de ju­lio)

Aak, el ga­lá­pa­go. Co­rres­pon­den­cia: Cán­cer-Leo

La tor­tu­ga lle­va su ca­sa a cues­tas, por eso, la fa­mi­lia y el ho­gar se­rán siem­pre su prio­ri­dad. Son de esas ma­dres que siem­pre tie­nen la ca­sa lle­na de ami­gui­tos de sus hi­jos y pre­pa­ran me­rien­das mul­ti­tu­di­na­rias. Son pa­cien­tes, ha­cen­do­sas y su ma­yor pe­ca­do es mu­chas ve­ces pos­ter­gar­se en fun­ción de los de­más. De­ben apren­der a prio­ri­zar­se un po­co más a sí mis­mas y re­va­lo­ri­zar­se.

Pre­dic­cio­nes 2015/16: to­tal­men­te en­tu­sias­ma­das, es­te año se aso­cian a otras per­so­nas y con­for­man ex­ce­len­tes equi­pos de tra­ba­jo. Au­men­tan su pa­tri­mo­nio y pue­den con­cre­tar un so­ña­do via­je al ex­te­rior. Mar­zo y abril se­rán me­ses cla­ves en los que po­drían dar­se unio­nes, ca­sa­mien­tos, el co­bro de he­ren­cias o jui­cios pen­dien­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.