En­se­ñar so­li­da­ri­dad

Mia - - CALIDAD DE EDUCACIÓN - * del Ins­ti­tu­to Sin­cro­nía, es­pe­cia­lis­tas en Es­trés, An­sie­dad y Emo­cio­nes (www.ins­ti­tuo­sin­cro­nia.com.ar)

La ac­ción de ayu­dar a los de­más pro­vo­ca sen­sa­ción de ple­ni­tud. Se ac­ti­van cir­cui­tos ce­re­bra­les de pla­cer. Co­mo “ser so­cial” el ser hu­mano es más fe­liz cuan­do se en­cuen­tra en un am­bien­te afec­tuo­so. Cuan­do per­ci­be en los otros afec­to, bon­dad y con­fian­za.

Al ayu­dar se re­du­ce el mie­do, es­ti­mu­la la con­fian­za en uno mis­mo y se ac­ce­de a la for­ta­le­za in­te­rior y a las ca­pa­ci­da­des y re­cur­sos que po­see ca­da uno. Ade­más, se ac­ti­van emo­cio­nes cons­truc­ti­vas co­mo la ale­gría y sen­ti­mien­tos de amor que re­sul­tan be­ne­fi­cio­sas pa­ra la sa­lud. Por ejem­plo, el for­ta­le­ci­mien­to del sis­te­ma in­mu­no­ló­gi­co, que se en­car­ga de pro­te­ger al or­ga­nis­mo de en­fer­me­da­des in­fec­cio­sas. Nues­tro cuer­po es­tá cons­ti­tui­do pa­ra orien­tar­nos ha­cia emo­cio­nes cons­truc­ti­vas que nos ge­ne­ren bie­nes­tar.

Otros be­ne­fi­cios de ayu­dar a las per­so­nas, son el desa­rro­llo de la aten­ción, la em­pa­tía y sen­ti­do de uni­dad con los de­más. Se desa­rro­lla la ca­pa­ci­dad de pos­ter­gar una gra­ti­fi­ca­ción in­me­dia­ta pa­ra al­can­zar una me­ta a fu­tu­ro y de con­tro­lar las emo­cio­nes que pue­dan re­sul­tar des­truc­ti­vas. Lo­grar es­ta ha­bi­li­dad en la in­fan­cia ge­ne­ra be­ne­fi­cios a lo lar­go de su vi­da.

Hay que te­ner en cuen­ta que los pa­dres van a mo­de­lar di­cha con­duc­ta con el ejem­plo. Si sus hi­jos ven que sus pa­dres ayu­dan a los de­más, ellos lo van a co­piar. Es im­por­tan­te re­co­no­cer cuan­do el ni­ño tie­ne ga­nas de ayu­dar, fo­men­tar­lo y fe­li­ci­tar­lo por es­to. Te­ner en cuen­ta la edad del ni­ño y sus po­si­bi­li­da­des. No exi­gir­le al­go que no pue­de com­pren­der o rea­li­zar. Se pue­de co­men­zar a ayu­dar con pe­que­ñas ta­reas en la ca­sa, co­mo po­ner jun­tos la me­sa, co­ci­nar. Fo­men­tar la ayu­da en­tre her­ma­nos y ami­gos. Ha­blar so­bre ayu­dar a los de­más y por qué les pa­re­ce im­por­tan­te ha­cer­lo. Re­gis­trar cuan­do a uno lo ayu­dan y có­mo se sien­te cuan­do la re­ci­be. Fo­men­tar la em­pa­tía, po­ner­se en el lu­gar del otro. Es­tar aten­to al otro y re­gis­trar qué pue­de es­tar sin­tien­do y por qué. Ha­blar de ma­ne­ra ex­plí­ci­ta so­bre las dis­tin­tas ma­ne­ras en que uno pue­de ayu­dar, te­nien­do en cuen­ta las ca­pa­ci­da­des y ha­bi­li­da­des de ca­da uno.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.